1238. Jesús… — 19.03.2020

Jesús en el Santísimo Sacramento:

Me entristece mucho el estado de su mundo, pero confíen en Mí, en su Jesús, porque no los dejo solo. Amén.

1237. No tengan miedo, porque mi Hijo, su Jesús, está con ustedes. ¡Yo, su Jesús, los estoy guiando a través de este tiempo! — 16.03.2020

Mi hija. Mi amada hija. Yo, tu santa Madre en el Cielo, he venido a ti para decirte lo siguiente:

No tengan miedo, amados hijos, y es eso lo que son, porque Mi Hijo, su Jesús, está con ustedes.

No tengan miedo, Mis amados pequeños, porque Yo, su Jesús, escucho sus oraciones. El Padre, Mi y su Padre Celestial, detendrá [lo peor], pero deben seguir orando, Mis pequeños.

Muchos de Mis verdaderos hijos están asediando el cielo con sus oraciones. No han perdido la esperanza ni se han vuelto débiles en su fe. ¡Más, es todo lo contrario y la alegría en el cielo es grande queridos hijos, y es eso lo que son, Mis queridos pequeños! Los amo mucho. Gracias por seguir Mi llamada.

¡La oración, amados hijos, y es eso lo que son, es el arma más poderosa que tienen! ¡Así que úsenla especialmente en estos días! El Padre, Mi Padre y su Padre que tanto los ama, detendrá [lo peor] y Yo, su Jesús, estaré ahí para ustedes, ¡para cada uno de ustedes quien Me ame a Mí, su Jesús, de verdad!

Así que difundan Mi amor y den esperanza donde aún está oscuro. Ahora es el momento de encontrarme a Mí en una fe profunda e íntima.

Únanse en oración, amados hijos, y es eso lo que son, y den esperanza donde se necesita tan urgentemente. Yo, su Jesús, los estoy guiando a través de este tiempo, y todo aquel que Me dé su SÍ no se perderá.

Así que difundan Mis mensajes, amados hijos, y es eso lo que son, y den esperanza donde aún no brilla la luz. Verán cuántos hijos Me encontrarán en los momentos de mayor crisis. Les doy apoyo y confianza, esperanza y alegría.

Así que, únanse en oración en los horarios que conocen y celebren sus Santas Misas como [de la manera que] puedan.

Los amo mucho, amados hijos, y es eso lo que son. Confíen en Mí, en su Jesús, porque no los dejaré solo. Amén.

Asedien el cielo con la oración, pequeños.

Su Jesús quien Soy y siempre Seré. Amén.

 

Mi hija. Mi Hijo dice la verdad. Más y más hijos hacen uso de la oración. Asedian al Padre y usan la intercesión de los santos en Su trono. Su oración es tan importante, amados hijos, y es eso lo que son, y a través de su intensa oración experimentarán alivio.

Los amo mucho. Mantengan funcionando sus misas y únanse en oración. Ustedes conocen los horarios, Mis hijos, y tienen la posibilidad de recibir a Mi Hijo también de manera espiritual. Así que usen la oración y las Santas Misas, aunque ellas estén [transmitidas] de lejos porque en muchos lugares ya no se les permite visitarlas.

Oren, Mis hijos, oren para que las celebraciones de Pascua de Resurrección se mantengan para ustedes. Amén.

Su oración trae cambios, amados hijos, y es eso lo que son. Trae cambios y les da apoyo y confianza. Amén.

Su Madre en el Cielo.

Madre de todos los hijos de Dios y Madre de la Salvación con Jesús, Mi Hijo que tanto los ama. Amén.

1236. El azote es grande que recae sobre ustedes, sin embargo, ¡pueden derrotarlo! — 14.03.2020

Mi hija. Su mundo está al revés, y ustedes no ven por qué. No ven que no pueden estar sin Dios, el Altísimo.

Ustedes deben cambiar, Mis hijos, deben encontrarme a Mí, a su Jesús, porque YO SOY el camino al Padre y A TRAVÉS DE MÍ, a través de su Jesús, serán salvados.

Mi hija. El azote es grande que recae sobre ustedes, sin embargo, ¡pueden derrotarlo!

Deben orar, Mis hijos, deben orar. Sólo a través de la oración obtendrán el cambio, sólo a través de la oración, Mis hijos, encontrarán la plenitud y el camino hacia Mí, hacia su Jesús. La oración es importante. Es tan necesaria, especialmente en su tiempo presente.

Si no se den vuelta, Mis hijos, y encuentren a Mí, su Jesús, el mundo experimentará otros azotes. No lo ven. No lo creen, ¡pero abran sus corazones y vean dónde están!

Un azote tras otro caerá sobre su mundo, su vida, a menos que se conviertan, queridos hijos, y es eso lo que son. En la oración encuentran la fuerza, en la oración encuentran el fortalecimiento, en la oración encuentran la perseverancia y con cada oración se acercan más a Mí, su Jesús.

Al que aún no ha encontrado la plenitud en la oración a Mí, a su Jesús, que se le diga:

Sigue orando, porque Yo, tu Jesús, te escucho. Sigue orando, porque Yo, tu Jesús, estoy aquí para ti, ora y pídeme que te ayude; y él verá, sentirá y vivirá como una oración dirigida a Mí con amor, con esperanza, con fe y confianza, con devoción y gozo lo llenará.

Ningún gozo material es más grande que el que Yo doy a un alma que realmente cree en Mí. Nada en su mundo puede darles una plenitud que permanezca.

Sólo a través de Mí experimentan el gozo eterno. Sólo a través de Mí experimentan la verdadera plenitud. Nadie es capaz de alcanzar la plenitud desde afuera. Sólo un alma que Me ama a Mí, su Jesús, es capaz de alcanzar la verdadera plenitud, una plenitud que dura eternamente tan pronto como esté completamente conmigo, con su Jesús.

Así que oren, Mis hijos, oren. El azote que recae sobre ustedes es pesado, por lo tanto, oren, oren, oren queridos hijos, y es eso lo que son. Su oración cambia, su oración ayuda y su oración, rezada con una profunda fe en Mí, en su Jesús, sana.

Así que escuchen Mi llamada y oren, queridos hijos, y es eso lo que son. Sólo a través de la conversión y la oración no se perderán. Sólo a través de la conversión y la oración, amados hijos, y es eso lo que son.

Vengan a Mí, a su Jesús, y crean en los milagros que han ocurrido desde hace toda la existencia de la humanidad. Mi Padre, Dios Altísimo, detendrá [lo peor] cuando oren, Mis hijos, cuando oren sincera y honestamente. Amén.

Los amo mucho. Me duele mucho ver tantas de Mis iglesias cerradas.

Con profundo amor.

Su Jesús quien Soy y siempre Seré.

Pídanmelo e intervendré.

Denme su SÍ, los que aún no lo han hecho, y los ayudaré. Amén.

Buenaventura: Únanse en oración en los horarios que conocen. (12:00, 15:00, 24:00, 03:00)

1235. ¡No cierren sus iglesias! ¿Dónde se quedó su fe? — 14.03.2020

Mi hija. Mi querida hija. Por favor, diles a los hijos que oren.

Sin la oración su mundo se perderá. Sin la oración no podrán esperar ayuda de Jesús, Mi Santísimo Hijo, y de Dios el Altísimo. Sin la oración queridos hijos, y es eso lo que son, experimentarán una y otra vez la mano castigadora del Padre. Sin la oración su mundo, y ustedes con él, se perderán.

Mis hijos. Mis hijos tan amados. Despierten y enfrenten a la realidad de su mundo.

¿Qué les ha aportado la globalización? ¿Qué les está trayendo sino más miseria para los pobres? ¿Qué les ha aportado la tolerancia? ¿Y qué les está trayendo hoy? Miren a su alrededor y reconozcan donde ya están parados, queridos hijos, y eso lo que son. ¡Miren a su alrededor y reconozcan!

¡Su mundo, su vida se está dirigiendo ya desde hace mucho tiempo contra las «leyes» que Dios Padre les ha dado! ÉL es un Padre amoroso, y tanto los ama a cada uno de ustedes, ¡pero miren lo que han hecho!

¡Miren cómo el mundo, y sus gobiernos en particular, «trabajan» contra la voluntad del Padre! ¡Miren qué leyes asesinas e inmorales se han aprobado y aún se siguen aprobando! Hijos, si creen que pueden entrar en el Reino de los Cielos de esta manera, entonces escuchen esto:

Aquel que no honra los mandamientos del Padre, que se opone a ellos y los considera nulos e irrelevantes, (¡) QUE NO VIVE SEGÚN ELLOS (!), no debe esperar la redención por Mi Hijo. El que cree que debiera poner su libre albedrío por encima del de Dios, también se le dice:

No esperes en Mí, a tu Jesús, porque el que no honra al Padre, a Mi Padre y a su Padre Celestial, el que asesina – ¡y el aborto también es un asesinato! –, el que vive contra la naturaleza, el que da rienda suelta a sus impulsos, y el que cree más en sí mismo que en el Padre, ¡no será salvado por Mí, por su Jesús!

¡Deben darse vuelta queridos hijos, y es eso lo que son, y reconocer, confesar y arrepentirse de sus pecados! Comiencen, de lo contrario muy pronto será demasiado tarde para ustedes, y pongan su esperanza en Mí, en su Jesús, porque cuando reconozcan y ME den su SÍ, YO Me precipitaré en su ayuda, ¡pero deben pedírmelo a MÍ en una oración profunda y sincera!

Denme su SÍ, queridos hijos, y es eso lo que son, su SÍ honesto, sincero, emitido de corazón, para que YO pueda trabajar en ustedes y salvarlos de la perdición. Pero apúrense, hijos Míos, apúrense, porque todo vendrá uno tras otro y el que no esté conmigo, con su Jesús, para él sí será difícil.

¡Los amo mucho! Regresen y vengan a Mí, a su Jesús. Amén.

Mi hija. Mi Hijo dice la palabra verdadera.

¡No deben seguir insistiendo más en sus derechos contra la naturaleza! Deben obedecer los mandamientos del Padre o estarán perdidos. Les dijimos que todo vendrá uno tras otro. Ahora miren a su alrededor, queridos hijos, y es eso lo que son.

Y usen el tiempo que les queda y oren, hijos Míos, ¡oren! ¡Oren con sus hijos y no cierren sus iglesias!

¿Dónde se quedó su fe?, queridos hijos, y es eso lo que son. ¿Dónde se quedó su fe? Miren cuán grande ya es la apostasía y miren cómo incluso la Santa Iglesia de Mi Hijo se ve afectada por ella, por la gran apostasía de su tiempo presente.

Los amo mucho, queridos hijos, y es eso lo que son. Usen el tiempo para la oración. Amén.

Su Madre en el Cielo. Madre de todos los hijos de Dios y Madre de la Salvación con Jesús, Mi Hijo que los ama tanto y sufre tanto. Amén.

Sólo ÉL es su salvador. Sólo a través de Él alcanzarán el Reino de los Cielos. Así que dense la vuelta y oren y oren y oren. Sólo así se podrá contener lo peor. Sólo a través de las oraciones de toso ustedes. Amén.

1234. ¡El libre albedrío! — 07.03.2020

Mi niña. Mi querida niña. Mi amada hija. Sí, es verdad. La apostasía en su tierra, en su mundo, está tomando formas cada vez más rápidas y Yo, su Jesús, estoy sufriendo mucho. Los amo tanto, queridos hijos, y es eso lo que son, ¡pero necesito su SÍ para PODER ACTUAR en ustedes y en su mundo (a su alrededor)!

Mi Padre Dios el Altísimo, que también es su Padre, les dio el libre albedrío, y este libre albedrío siempre será respetado por Mí, por el Padre y por el Espíritu Santo. Así que ustedes mismos son responsables y sin su consentimiento, QUE DEBE VENIR DESDE EL CORAZÓN, sincero, íntimo, suplicando por parte de muchos de ustedes, no los puedo preparar. Un alma no preparada se perderá, amados hijos, y eso lo que son, porque ella NO Me ha elegido a Mí, su Jesús. ¡Con mucho gusto la salvaría, pero para eso necesito su SÍ!

¡Un SÍ, dicho sinceramente es suficiente y me apresuro a ayudarlos!

Un SÍ, dirigido a Mí, su Jesús, con amor es suficiente, Mis hijos.

Un SÍ, dicho con esperanza, con confianza a Mí, su Jesús, es suficiente para actuar en y alrededor de ustedes, Mis hijos.

Un SÍ, dicho de manera suplicante, LLAMADO a Mí, a su Jesús, ¡es suficiente para que pueda salvarlos en la mayor angustia del alma, en la mayor confusión y aberración!

Así que denme su SÍ y luego, cuando me lo hayan dado con amor y sinceridad, déjense caer, Mis hijos. ¡Déjense caer en Mí, en Mis Santos Brazos, y entréguenme TODO a Mí, su Jesús!

Yo los cuido, pero ustedes deben dejarse llevar, Mis hijos, y confiar en Mí, su Jesús. Entréguense a Mí por completo porque un alma, una persona que vive en perfecta devoción a Mí, hacia Mí, no le faltará nada. Pero nunca esperen riquezas terrenales porque Yo, su Jesús, les doy más de lo que las riquezas terrenales pueden darles. Yo, su Jesús, les regalo más de lo que los bienes terrenales pueden darles. Yo, su Jesús, actúo en ustedes y les doy riquezas de la eternidad porque Mis riquezas no son de este mundo, sino más grandes, más bellas y gloriosas que todo lo que este mundo les puede dar.

Así que regresen, queridos hijos, y denme a Mí, su Jesús, su SÍ. Los escucharé y estaré ahí para ustedes y su vida aquí en la tierra estará acompañada por Mí, su Jesús.

Así que regresen, amados hijos, y es eso lo que son, y denme su SÍ. Sólo así los llevaré a la eternidad, una eternidad llena de alegría y riquezas que sólo un corazón, un alma abierta y amorosa pueden alcanzar. Amén.

Vengan a Mí, Mis amados hijos, y es eso lo que son, a su Jesús que los ama tanto y los espera. Vengan a Mí antes de que sea demasiado tarde. Amén.

Un SÍ es suficiente para cambiar su vida. Un SÍ a ser obsequiados por Mí, por su Jesús. Amén.

Su Jesús, quien Soy y siempre Seré. Con el Espíritu Santo y Dios el Altísimo. Amén.

1233. Un SÍ es suficiente… — 14.02.2020

Mi hija. Mi amada hija. Yo, tu Jesús, sufro mucho. La apostasía en su mundo es grande, y Mis hijos se pierden cada vez más. Los amo mucho, pero se alejan mucho de Mí. Ellos no Me conocen y buscan auto-realizarse, lo que los aleja cada vez más de Mí, de su Jesús.

Nadie tiene la capacidad [por sí solo] de encontrar la verdadera plenitud. Solo a través de Mí, su Jesús, un alma puede experimentar la verdadera plenitud. Sin Mí, Mis amados hijos, caminan por senderos de los desatinos. Deben encontrarme a Mí, su Jesús, de lo contrario nunca experimentarán la felicidad verdadera y eterna, y la gloria que solo Mi Padre puede darles permanecerá oculta para ustedes por siempre.

La auto-realización nunca ha acercado nadie a Mí. Solo llegan a Mí a través de la conversión. Solo a través de su SÍ a Mí puedo ayudarles a encontrarme a Mí, su Jesús. Este SÍ puede ser apoyado con mucha oración.

Así que oren, Mis amados hijos, por aquellos que aún no me conocen. Oren, hijos Míos, por aquellos que aún no Me han encontrado a Mí, su Jesús. Oren, hijos Míos, por aquellos que caminan en desatinos. Y oren, hijos Míos, por su mundo para que la luz de aquellos que realmente Me conocen pueda brillar sobre toda su tierra y cada vez más [personas] encuentran a Mí, su Jesús. Solo él que Me encuentre a Mí, su Jesús, no se perderá. Solo él que realmente Me ame no tendrá nada que temer. Su alma la protejo y él entrará en Mi Reino tan pronto como llegue el momento.

Entonces, oren por la conversión de todos los hijos para que Me encuentren y Me den su SÍ. Un SÍ es suficiente para que Yo pueda comenzar a trabajar, pero este SÍ siempre debe repetirse. Cuanto más a menudo un alma, una persona dice SÍ a Mí, más rápido ella, el alma, la persona, Me encontrará. Mientras más se ore por esta alma, más grande serán los milagros que Yo pueda realizar en ella, el alma.

Así que oren por aquellos que aún no están conmigo para que Me den su SÍ para [ayudarles] estar preparados para Mi regreso. Amén.

Los amo y les doy las gracias,

Su Jesús,

Hijo del Padre Todopoderoso. Redentor de todos los hijos de Dios y redentor del mundo. Amén.

1232. La luz de Jesús — 05.02.2020

La Luz de Jesús

 

La Luz de Jesús es lo que necesitan,

para traer la paz al mundo,

solazarse en su alegría,

sentir la felicidad del cielo,

para no despertar más la envidia y el odio,

porque créanme, hijitos Míos,

no le importa al diablo,

verlos en dolor y sufrimiento,

a él no le duele en absoluto.

Y peor, queridos hijos,

él se deleita en eso, y muy rápidamente

gana a ustedes a través de la envidia y el odio,

que atiza donde la noche oscura

vive en sus corazones, hijos,

y luego se atraparán muy rápidamente

en la trampa del diablo,

y permanecerán allí por mucho tiempo

pero no se darán cuenta, hijos,

porque el diablo es astuto y rápidamente como el viento

los usa y ustedes no lo ven,

y mucho se alejan de la luz

del Cielo y de Jesucristo,

y su alma está cada vez más perdida.

 

Así que sean leal al Señor,

porque solo ÉL es su estrella,

que brilla en la bóveda celeste,

que les da paz y la mayor alegría.

Así que manténganse fieles, queridos hijos,

que no se pierdan en el viento

del maligno quien quiere atraparlos,

para que él, en secreto y muy silenciosamente,

los pueda manipular y robar,

y luego estarán muy mal, hijos Míos.

 

Alégrense, querida gente,

porque el Señor los ama, y ​​lleno de alegría

ÉL se reconcilia con cada niño,

quien Le traiga sus pecados a ÉL.

Hagan penitencia y sean buenos de corazón,

así es como alivian el dolor del Señor,

por éste, su mundo vuelto malvado,

que tristemente desplaza a nuestro Señor,

donde el pecado, el poder y mucho dinero

ustedes prefieren antes que el amor del Señor,

y por eso que están lejos del Cielo.

 

Entonces, dense vuelta, querida gente,

porque solo así experimentarán todas las alegrías,

que el Señor le da a cada uno,

quien viene a ÉL y no se preocupa del dinero,

del poder, del prestigio y cada vez más,

que muchos quieren y tanto lo quieren

y que caen ciegamente en la trampa

y que luego se arrancarán el pelo,

por envidia, ira y tristeza,

porque solo la alegría celestial los hace feliz,

la que no conocen, no sienten,

porque siguen a quien les traiga desagracia,

y así es como se alejan más y más,

y de repente se quedan ahí con las manos vacías,

luego no saben que hacer,

porque han construido todo sobre arena,

su tiempo dieron por lo perecible,

y Jesús ahora es extraño para ustedes,

porque nada hicieron por EL, Mi gente,

y ahora ni siquiera haya tiempo para que se arrepientan.

 

Así que no esperen hasta que sea demasiado tarde.

Hagan penitencia y arrepiéntanse y oren mucho,

porque eso es lo que su mundo necesita tanto,

no es el poder, no es la apariencia, porque todo eso es humo

y sonido en el Reino de Jesucristo,

Quien es tan benevolente con ustedes,

sin embargo, ustedes LO pisotean,

TODOS ustedes solo quieren disfrutar de su vida,

pero niños, despierten rápidamente,

porque todo eso pasa y pronto, como el viento.

 

Así que encuentren al Señor, su Jesucristo,

porque pronto, para aquello demasiado tarde será,

y cuando entonces se pierdan,

entonces ya será realmente demasiado tarde.

 

Los estoy advirtiendo, querida gente,

porque todavía no escuchan el gran campaneo,

que anuncia el fin de los tiempos,

así que mejor prepárense todos,

porque cuando llegue el momento, hijitos,

tienes que ser puros y leales al Señor,

devotos, piadosos y puros de corazón,

porque de lo contrario, hijos Míos, experimentarán grandes dolores,

y muchos de Nuestros hijos se perderán,

porque no cambian y descaradamente

blasfeman y deshonran al Señor,

insisten en su propio bienestar y se burlan de ÉL

y LO declaran como insignificante,

oh hijos, si ÉL se defendiera,

como ustedes lo desean como testimonio de fuerza y ​​poder,

entonces la obra de salvación se habría llevado a cabo en vano.

 

Ustedes no entienden el misterio de Jesús,

No saben lo que significa ser un cristiano verdadero.

Solo a través de la conversión, la oración y la penitencia

aún puedan encontrar el camino para descansar,

cuando haya llegado el momento en el Reino del Señor,

en amor y alegría y nada está lejos,

 de lo que el alma desea y anhela,

así que dense la vuelta y tengan el coraje,

para decir: ¡no! Voy a cambiar ahora,

porque quiero ser como el Señor pretendía.

Quiero ser amor puro y alegría en el Señor,

liberado del pecado y siempre puro,

para complacer al Señor y ser feliz,

aquí en la tierra y luego en la eternidad.

 

Entonces, dense vuelta, Mis queridos hijos,

porque el Señor los espera y les da regalos en abundancia,

cuando se vuelvan los Suyos, pacíficos y puros,

entonces los envía la mayor alegría

en el corazón, en la vida y pase lo que pase,

Él está a su lado y los está guiando,

y cuando luego su vida termine,

será EL que los lleve al Cielo y su alma se solaza,

con gozo y dicha,

y vivirán con Él por la eternidad.

 

Los amo, queridos niños,

escuchen Mis palabras porque más rápido que el viento,

su tiempo terrenal habrá terminado,

así que piensen bien dónde entonces quieran estar.

 

Me voy ahora. Hasta pronto y adiós.

Su Bonaventura, Hasta otra.

1231. ¡Un juego que les costará la eternidad! — 31.01.2020

Mi hija. Los tiempos se oscurecen, pero ustedes no lo ven. Creen que todo continuara, pero no es así. Ustedes estás cegados por la falsa información, por las bagatelizaciones y por dejarse despistar, pero tampoco se dan cuenta de esto. Ustedes dejan que sucedan las cosas y piensan que todo seguirá su curso, pero este curso es una carrera contra el tiempo, porque el diablo y sus secuaces hacen todo lo posible para engañarlos. Atizan el odio y provocan la miseria, mienten y engañan, pretenden hacer el bien y ser buenos, pero miren detrás de la escena queridos hijos, y es eso lo que son, ¡porque todo esto es solo un juego que costará a ustedes, si lo juegan, la eternidad en la casa con el Padre!

Esto se lo que es importante para el maligno y a él le da lo mismo lo que tiene que hacer para lograr aquello, y desafortunadamente incluso es fácil para él porque muchos de los hijos de la tierra lo siguen, se dejan atrapar en su red, por sus tentáculos o simplemente se preocupan solo por sí mismos y su bienestar con lo que volvieron a atraparse por la red del diablo.

¡Hijos, despierten! ¿Realmente no pueden verlo? ¡El juego malvado que el diablo está jugando con ustedes desde hace mucho ha alcanzado dimensiones irreparables si no se den vuelta, rueguen por perdón y SE CAMBIEN! 

«Deben encontrarse con Jesús, MI Hijo, porque solo ÉL es EL CAMINO hacia MÍ, hacia su Padre en la eternidad, solo ÉL los conduce a la gloria eterna, y solo con ÉL y a través de ÉL alcanzarán el Reino de los Cielos.

Así que escuchen MI llamada de conversión antes de que sea demasiado tarde. YO, su Padre Celestial, los amo tanto, y Yo les perdono si toman el camino de la conversión.

YO los amo, MIS amados hijos, y es eso lo que son. MI Hijo, su Jesús, es el ÚNICO CAMINO hacia MÍ. Amén.» Habló Dios Padre el Todopoderoso.

Madre de Dios: Mi hija. Escribe. Fue Dios Padre quien te habló.

Mis hijos. Mis hijos tan amados por Mí. YO, su Jesús, SOY EL CAMINO hacia el Padre. Así que dense vuelta antes de que sea demasiado tarde.

El engaño y las mentiras de los que siguen a Satanás son cada vez más, se hacen cada vez más grandes y pronto, muy pronto, todo su mundo estará contaminado con aquello.

Aún hay personas que se contraponen, y grandes partes de su tierra [aún] se salvan. Sin embargo, son demasiado pocos que realmente creen en Mí, su Jesús, y menos aún los que Me siguen. Por eso es tan importante que se conviertan y oren, hijos Míos. Oren por aquellos a quienes Yo, su Jesús, he elegido para iluminar grandes partes del mundo. Hay muchas almas elegidas que diligentemente hacen su trabajo para Mí, para su Jesús, pero ustedes deben orar por ellas y retransmitir la luz que Yo dejo brillar a través de ellas en muchas partes de su mundo. De esa manera se extiende por todo su planeta y cada vez más hijos pueden y van a encontrarme Mí.

Los amo mucho. Vayan al mundo y hablen de Mí, de su Jesús, para que aún muchos se conviertan y Me encuentren a Mí. Amén.

Los amo mucho.

Su Jesús Quien Soy, con Dios Padre el Altísimo y María, su Madre en el Cielo. Amén.

Son muchos Mis hijos a quienes he elegido para que el mundo y la fe no se pierdan. Amén.

 

im Originalwortlaut:

Ein Spiel, das euch die Ewigkeit kostet!

Mein Kind. Die Zeiten verdunkeln sich, doch seht ihr es nicht. Ihr denkt, alles würde so weitergehen, doch tut es das nicht. Ihr seid geblendet von falschen Informationen, von Schönreden und euch in die Irre führen, doch merkt ihr auch das nicht. Ihr lasst geschehen und meint, alles nähme seinen Lauf, doch ist dieser Lauf ein Lauf gegen die Zeit, denn der Teufel und seine Handlanger tuen alles dafür, euch hinters Licht zu führen. Sie schüren Hass und provozieren Elend, sie lügen und betrügen, sie geben vor, Gutes zu tun und gut zu sein, doch schaut hinter die Kulissen, geliebte Kinder, die ihr seid, denn es ist alles nur ein Spiel, das euch, wenn ihr es mitspielt, die Ewigkeit zu Hause beim Vater kostet!

Darum geht es dem Bösen, und es ist ihm egal, was er dafür tun muss und leider auch ein Leichtes, weil so viele der Erdenkinder ihm folgen, ihm ins Netz, in seine Fangarme gehen oder sich einfach nur um sich selbst und ihr Wohlergehen kümmern, womit sie wieder dem Teufel ins Netz gegangen sind.

Kinder, wacht auf! Seht ihr es denn nicht? Das böse Spiel, das der Teufel mit euch treibt, hat längst Ausmaße angenommen, die irreparabel sind, wenn ihr nicht umkehrt, um Verzeihung fleht und EUCH ÄNDERT!

«Ihr müsst zu Jesus finden, MEINEM Sohn, denn nur ER ist DER WEG zu MIR, zu eurem Vater in Ewigkeit, nur ER führt euch in die ewige Herrlichkeit, und nur mit IHM und durch IHN werdet ihr das Himmelreich erlangen.

So hört auf MEINEN Ruf der Umkehr, bevor es zu spät ist. ICH, euer Vater im Himmel, liebe euch so sehr, doch verletzt ihr Mich sehr, und ICH verzeihe euch, wenn ihr den Weg der Umkehr geht.

ICH liebe euch, MEINE geliebten Kinder, die ihr seid. MEIN Sohn, euer Jesus, ist DER EINZIGE WEG zu MIR. Amen.» Gott Vater, der Allmächtige sprach.

Muttergottes: Mein Kind. Schreibe. Es ist Gott Vater gewesen, der zu dir sprach.

Meine Kinder. Meine so von Mir geliebten Kinder. ICH, euer Jesus, BIN DER WEG zum Vater. So kehrt um, bevor es zu spät ist.

Der Betrug und die Lügen derer, die dem Satan folgen, werden immer mehr, immer grösser, und bald, schon sehr bald, ist eure gesamte Welt damit verseucht.

Noch gibt es Menschen, die dagegenhalten, und große Teile eurer Erde bleiben verschont. Doch sind es zu wenig, die wirklich an Mich, an ihren Jesus, glauben, und noch weniger, die Mir folgen. Deshalb ist es so wichtig, dass ihr umkehrt und betet, Meine Kinder. Betet für die, die Ich, euer Jesus, auserwählt habe, große Erdteile zu erleuchten. Es gibt viele auserwählte Seelen, die fleißig ihre Arbeit für Mich, für ihren und euren Jesus, verrichten, doch müsst ihr für sie beten, und das Licht, das Ich durch sie in vielen Teilen eurer Welt leuchten lasse, weitertragen. So breitet es sich aus über euren ganzen Planeten, und immer mehr Kinder können und werden zu Mir finden.

Ich liebe euch sehr. Geht in die Welt und redet von Mir, von eurem Jesus, damit noch viele umkehren und zu Mir finden. Amen.

Ich liebe euch sehr.

Euer Jesus, der Ich Bin, mit Gott Vater, dem Allerhöchsten, und Maria, eurer Mutter im Himmel. Amen.

Viele sind Meine Kinder, die Ich auserwählt habe, damit die Welt und der Glaube nicht verlorengehen. Amen.

 

1230. … sobre grandes partes también de Europa! — 18.01.2020

Mi hija. Tiempos difíciles están a punto de suceder. Muchas veces se le han pedido que oren, no obstante, debemos aún reforzar este llamado:

Deben orar por la paz en sus países, por la comunidad en la que viven, porque el diablo hace todo lo posible para difundir el odio y la pelea, y todos los medios son adecuados para él.

Deben orar para que el Padre Celestial, Dios Todopoderoso, restrinja y suavice Su mano disciplinaria, porque si no siguen Mi llamado, si no oran, no se convierten, no tienen amor ni humildad en sus corazones, si solo persiguen las apariencias y el dinero, las diversiones y el poder, el prestigio, entonces no pasará mucho tiempo y la mano disciplinaria del Padre se extenderá sobre grandes partes también de Europa.

Así que, deténganse queridos hijos, y es eso lo que son, y hagan lo que les hemos pedido en estos mensajes. ¡La oración es su arma más poderosa en la lucha contra el mal, la fornicación, el aborto, el mal camino y la confusión!

Les hemos dado tantas cosas a la mano, pero tienen que usarlas, porque los tiempos serán difíciles, muy difíciles.

¡Ustedes ven las dimensiones [del desastre] en su mundo, pero no quieren saber la razón verdadera! ¡Ustedes permiten que les mienten y adoptan las opiniones preformadas de QUIENES LES MIENTEN, y nuevamente no quieren ver la razón verdadera!

Se lo hacen muy fácil queridos hijos, y es eso lo que son, pero si no se dan vuelta y reconocen la verdad, entonces rápidamente se acercarán a la perdición y ya no podrán detener su esclavización, el control absoluto sobre cada uno de ustedes, el envenenamiento y la destrucción de su habitad.

Oren, hijos Míos, oren, ¡porque a través de la oración ustedes logran los cambios! ¡A través de la oración alivian! ¡A través de la oración se acercan todos los días un poco más al Padre y a Jesús, su Jesús!

Encuentran fuerza en la oración, ganan perseverancia. ¡Vuelven a ver claramente, y TODO ESTO POR SU SIMPLE ORACIÓN, hijos Míos!

Así que usen la oración y manténgase alejados de las opiniones preformadas. Solo el Espíritu Santo puede darles claridad, y Él los salvará de la aberración y la confusión cuando Le recen.

Yo, su Madre en el Cielo, los llamo a que oren insistentemente, porque solo a través de la oración el Padre regalará alivio, solo a través de la oración de todos ustedes, amados hijos, y es eso lo que son.

¡Así que sigan Mi llamado y oren!

Con profundo amor.

Su Madre en el Cielo.
Madre de todos los hijos de Dios y Madre de la Salvación. Amén.

 

Divulga esto, Mi hija. Ya va siendo hora de que Nuestros hijos vuelvan a rezar. Amén.

Jesús en la cruz: Mi sufrimiento es grande en su tiempo de hoy. Dile esto a los hijos, por favor. Amén.

 

im Originalwortlaut:

… über grosse Teile auch Europas!

Mein Kind. Schwere Zeiten sind im Begriff sich umzusetzen. Es wurde euch bereits viele Male gesagt, ihr möget beten, doch müssen Wir diesen Aufruf verstärken:

Ihr müsst beten für den Frieden in euren Ländern, für die Gemeinschaft, in der ihr lebt, denn der Teufel setzt alles daran Hass und Streit zu verbreiten, und jedes Mittel ist ihm recht dazu.

Ihr müsst beten, dass der Vater im Himmel, Gott, der Allmächtige, Seine züchtigende Hand zurückhält und mildert, denn wenn ihr Meinem Ruf nicht folgt, wenn ihr nicht betet, nicht umkehrt, nicht Liebe und Demut in euren Herzen tragt, nur dem Schein und dem Geld, den Vergnügungen und der Macht, dem Ansehen, hinterherlauft, dann wird nicht mehr viel Zeit verstreichen, und die züchtigende Hand des Vaters sich ausbreiten über grosse Teile auch Europas.

So haltet ein, geliebte Kinder, die ihr seid, und setzt um, worum wir euch in diesen Botschaften gebeten haben. Das Gebet ist eure stärkste Waffe im Kampf gegen das Böse, die Unzucht, Abtreibung und Irrlauf und Verwirrung!

Wir haben euch so viele Dinge an die Hand gegeben, doch müsst ihr sie nutzen, denn die Zeiten werden schwer, sehr schwer.

Ihr seht die Ausmaße in eurer Welt, doch den wahren Grund wollt ihr nicht erkennen! Ihr lasst euch belügen und übernehmt vorgeformte Meinungen derer, DIE EUCH BELÜGEN, und wollt wieder nicht den wahren Grund erkennen!

Ihr macht es euch so einfach, geliebte Kinder, die ihr seid, doch wenn ihr nicht umkehrt und die Wahrheit erkennt, dann werdet ihr dem Untergang in schnellen Schritten entgegenschreiten, und die Versklavung eurer, die absolute Kontrolle über einen jeden von euch, die Vergiftung und Vernichtung eures Lebensraums werdet ihr nicht mehr aufhalten können.

Betet, Meine Kinder, betet, denn durch das Gebet verändert ihr! Durch das Gebet lindert ihr! Durch das Gebet kommt ihr dem Vater und Jesus, eurem Jesus, jeden Tag ein bisschen näher!

Ihr findet Kraft im Gebet, ihr erlangt Durchhaltevermögen. Ihr seht wieder klar, und ALLES DURCH EUER EINFACHES GEBET, Meine Kinder!

So nutzt das Gebet, und haltet euch fern von vorgeformten Meinungen. Nur der Heilige Geist kann euch Klarheit schenken, und ER wird euch bewahren vor Verirrung und Verwirrung, wenn ihr zu Ihm betet.

Ich, eure Mutter im Himmel, rufe euch auf zum inständigen Gebet, denn nur durch das Gebet wird der Vater Milderung schenken, nur durch euer aller Gebet, geliebte Kinder, die ihr seid.

So folgt Meinem Ruf und betet!

In tiefer Liebe,

Eure Mutter im Himmel.

Mutter aller Kinder Gottes und Mutter der Erlösung. Amen

Mache dies bekannt, Mein Kind. Es ist höchste Zeit, dass Unsere Kinder wieder beten. Amen.

Jesus am Kreuz: Mein Leiden ist gross in eurer heutigen Zeit. Sage es den Kindern bitte. Amen.

1229. Mensaje en forma de poema —17.01.2020

¡Deténganse, hijos Míos, y dejen que entre el silencio en su vida! 

El silencio es un bien que les han quitado,
en este tiempo de agitación y pelea,
del egoísmo, del sufrimiento,
sin embargo hijos, les hará bien,
encontrar el silencio, por eso traten de hacer todo los posible,
para llevar la paz en sus corazones,
para exultarse en el amor del Señor,
y luego salgan a su mundo,
fortalecidos, pacificados y sin mucho dinero,
porque el Señor se preocupa por ustedes,
en tiempos de alegría, sufrimiento, en gran necesidad,
pero es el silencio [descanso] lo que necesitan,
en el mundo de hoy que construyen,
donde habitan el brillo y la mica,
las apariencias los ciegan y la burla,
del diablo se ríe desde todos los rincones,
oh hijos, lo habrían pensado,
que con todo el estropajo material,
el diablo se hizo cargo de ustedes.

Así que devuélvanse y encuentren el camino de regreso,
porque solo el Señor es la luz verdadera,
que los guiará a casa, al Padre,
porque en algún momento se acaba todo y estarán muertos,
y a donde quieren ir, Mis hijitos,
si no están ya en la tierra [la vida terrenal] completamente puros?
Entonces teman la gran necesidad,
que su alma experimentará después de su muerte,
si dicen NO al Señor Cristo,
si no se preocupan, no se limpian, si no LO extrañan.
Devuélvanse, Mis queridos hijos,
de lo contrario, pronto podría ser demasiado tarde para ustedes. 

Sin embargo, gran esplendor y maravillosa alegría,
alcanzan quienes den su compañía al Señor,
quienes LO honran, LO aman, son leales a ÉL,
estos son todos los hijos que ganan el Reino de los Cielos,
porque aman y honran al Señor ya aquí,
así que devuélvanse, ustedes los necios,
porque el diablo solo juego con ustedes,
y deberían saber esto, de lo contrario estarán perplejos,
cuando el infierno se abre y cuando ven las llamas,
entonces, Mis queridos hijos, todo es demasiado tarde. 

Así que usen el tiempo que aún les queda,
renuncien a la alegría terrenal y acepten todo sufrimiento,
que Le da honor y alivio al Señor,
y ÉL se lo paga, porque es Dios Quien recompensa,
a todos los hijos que hacen el bien,
Lo honran y Lo aman y descansan en paz,
pero esto es difícil, queridos hijos, en su mundo,
donde solo el brillo y el esplendor cuentan, y mucho dinero.
Nada de esto es para la eternidad,
sin embargo, el amor del Señor permanece eternamente. 

Así que devuélvanse antes de que sea demasiado tarde para ustedes,
y ahora digo adiós y hasta pronto, querida gente.
Permanezcan puros y eternamente leales al Señor,
porque solo así serán verdaderamente el amigo del Señor. 

Los amo y debo irme ahora,
Su Buenaventura. Adiós.

 

im Originalwortlaut:

 

Haltet ein, Meine Kinder, und lasst Ruhe in euer Leben einkehren!

 

Sie ist ein Gut, das euch genomm’n,

in dieser Zeit der Hektik und Streit,

der Eigennützigkeit, dem Leid,

doch Kinder, ihr tut gut daran,

in Ruh’ zu komm’n, deshalb setzt alles d’ran,

den Frieden in euren Herzen zu tragen,

euch an der Liebe des Herrn zu erlaben,

und dann geht raus in eure Welt,

gestärkt, gestillt und ohne viel Geld,

denn der Herre für euch sorgen tut,

in Freud’, in Leid, in grösster Not,

doch Ruhe ist es, was ihr braucht,

in der Welt von heute, die ihr baut,

wo Glanz und Glimmer wohnen tun,

der Schein euch blendet und der Hohn

des Teufels aus allen Ecken lacht,

oh Kinder, hättet ihr’s gedacht,

dass mit all dem materiellen Kram,

der Teufel bei euch die Überhand nahm.

 

So kehret um und findet zurück,

denn der Herr allein ist das wahre Licht,

das nach Hause zum Vater euch führen tut,

denn irgendwann ist’s vorbei, und ihr seid dann tot,

und wo wollt ihr hin, Meine Kindelein,

wenn ihr nicht schon auf Erden seid ganz rein.

So fürchtet euch vor der grossen Not,

die eure Seele erlebt nach eurem Tod,

wenn ihr saget NEIN zum Herre Christ,

euch nicht kümmert, nicht reinigt, IHN nicht vermisst.

Kehret um, Meine lieben Kindelein,

denn sonst könnt’ es bald zu spät für euch sein.

 

Doch grosser Glanz und herrliche Freud’,

die ereilt, die dem Herrn geben ihr Geleit,

die IHN ehren, IHN lieben, IHM treu ergeben sind,

dies sind die Kinder, die alle das Himmelreich gewinnt,

denn sie lieben und ehren den Herre schon hier,

also kehret um, ihr Törichten, ihr,

denn der Teufel euch nur als Spielball benutzt,

und das solltet ihr wissen, sonst seid ihr verstutzt,

wenn die Hölle aufgeht und ihr die Flammen seht,

dann, Meine lieben Kinder, ist alles zu spät.

 

So nutzt die Zeit, die euch noch verbleibt,

entsagt irdischer Freud’ und nehmt an alles Leid,

das dem Herre Ehre und Linderung schenkt,

und ER lohnt es euch, denn Gott, ER vergelt’s

allen Kindelein, die Gutes tun,

IHN ehren und lieben und im Frieden ruh’n,

doch ist es schwer, liebe Kind’, in eurer Welt,

wo nur Glitzer und Glanz zählen und viel Geld.

Nichts davon ist für die Ewigkeit,

doch die Liebe des Herrn, sie ewig bleibt.

 

Also kehret um, bevor’s zu spät ist für euch,

und nun sag’ Ich Adieu, und bis bald, liebe Leut’.

Bleibet rein und ewig dem Herre treu,

denn nur so seid ihr wahrlich des Herren Freud’.

 

Ich liebe euch und muss jetzt geh’n,

Euer Bonaventura. Auf Wiederseh’n.