1276. ¡Sólo puedo protegerlos si siguen Mis instrucciones! — 20.02.2021

Mi hija. Mi querida hija. Los tiempos por los que están pasando no son bonitos para muchas, muchas personas, sin embargo, Yo alivio donde están rezando y guío y conduzco junto a Mi Santísima Madre a aquellos hijos que son fieles, entregados y obedientes a Mí.

Nunca escuchen a los advenedizos, porque los llevan por caminos falsos, ¡TODOS LOS CUALES NO LLEVAN A MÍ, A SU JESÚS, y NI AL NUEVO REINO!

Manténgase fuertes y perseveren, porque el tiempo ya ha sido acortado. Sus oraciones están siendo escuchadas, sus oraciones están siendo respondidas, pero deben seguir orando para que lo peor no se pueda implementar.

Los planes del diablo son inimaginablemente malvados, y ustedes sólo conocen una pequeña parte de lo que él pretende hacer con la humanidad. Una y otra vez decimos que un sentido común sano no es capaz de adivinar o de imaginarse tanta maldad, sin embargo, lamentablemente es cierto.

Mucho sufrimiento vendrá sobre su mundo, y hacen bien en permanecer firmes en su fe en Mí, su amado Jesús Quién los ama. La división es grande entre Mis hijos y muchos se perderán, porque no ven el peligro que viene de aquellos que les mienten y los engañan.

Escuchen Mi palabra, amados hijos, y es eso lo que son, y no sigan los advenedizos. Ellos traen desgracia sobre ustedes, y lo que es peor, hacen que ustedes pierden su camino a la eternidad conmigo.

Es un tiempo triste, pero deben enfrentar la verdad ahora: El que pretende ser de Mí, no es de Mí, y el que está por venir y que se les será presentado como el quién [en realidad] no es hará caer su alma, y Yo, su Jesús, no podré hacer nada por ustedes.

Hijos, despierten, porque el fin está tan cerca. No lo ven, no quieren verlo, siguen creyendo que todo volverá a estar bien en su mundo, pero Yo, su Jesús, les digo hoy, tal como ya lo ha hecho Mi Madre, que no será así.

¡Nunca acepten la marca del diablo, porque será su perdición!

No escuchen a sus medios de comunicación mainstream [convencionales], porque difunden las mentiras de quienes no los aman.

No escuchen a los advenedizos, porque los llevarán a la perdición, y nada más podré hacer Yo, su Jesús, por ustedes.

Escuchen Mi llamada y permanezcan fieles y entregados a Mí, su Jesús. El Padre interviene, pero sólo ÉL conoce la fecha. Amén.

Para los 3 días oscuros se les dice: ¡Quien no cierre completamente las ventanas y las puertas, invitará a los demonios a su casa! Ya saben qué hacer, así que no tengan nada abierto y mantengan todo cerrado. Sólo puedo protegerlos si siguen Mis instrucciones. Los que piensan que no necesitan hacerlo se perderán, porque no Me han escuchado.

Mis palabras pueden sonar duras, pero son para su salvación. Ustedes han olvidado lo que significa tener plena confianza en Mí, por lo que sólo me queda advertirlos encarecidamente de los peligros que los acechan. De ellos se librarán si escuchan Mi palabra: no abran las ventanas ni las puertas durante los tres días oscuros, porque si lo hacen significará su perdición.

Escuchen Mi palabra, porque es santa y bendito el que la escucha y quien Me sigue a Mí, su Jesús, fiel y entregadamente. Amén.

Santifican sus hogares y casas para que el maligno no pueda entrar.

Los amo mucho.

Su Jesús, Quien Soy. Amén.

El aviso está cerca. Oren, oren, oren y prepárense. Amén.

1275. ¡Mejoren la situación de su mundo! — 12.02.2021

La Madre de Dios está muy triste y tiene lágrimas en los ojos.

Mi hija. Mi querida hija. Los hijos no Me aman. Desdeñan Mis oraciones y no oran a Mi Hijo. Sin embargo, Mis Rosarios son tan importantes para su mundo. El rezo de Mis Santos Rosarios hace tantos milagros en sus tiempos. Por lo tanto, oren, oren, oren, amados hijos, y es eso lo que son, y no desdeñen la oración, no desdeñen Mi Rosario y no desdeñen el Santo Rostro de Mi Hijo, porque es Santo, Santo, Santo. Amén.

No se burlen de Mi Hijo, su Santísimo Jesús, porque es un pecado y su castigo será grande.

No desdeñen la oración amados hijos, y es eso lo que son, pues sólo por medio de la oración de todos ustedes mejorarán la situación del mundo, se acercarán cada vez más a Mi Hijo, su Jesús, y reconocerán, a través de la inspiración divina (intuición) la que SÓLO el Espíritu Santo puede darles, los misterios que se revelan a aquella alma que se dirige a Mí, a Jesús y al Espíritu Santo en profunda fe y oración. Amén.

Los amo mucho, queridos hijos, y es eso lo que son. No queremos ver a ninguno de ustedes perdido, así que conviértanse y empiecen a orar. La oración es el arma más poderosa que tienen en este tiempo, así que úsenla para ustedes, para fortalecerlos, en favor de la situación en su mundo.

Mi Hijo hace milagros donde se mantiene la oración. Crean firmemente en ello y oren.

Un alma que está siempre en oración no se perderá. Mi Hijo vendrá a redimirla, pero deben orar y encontrar a ÉL, porque la oscuridad está irrumpiendo cada vez más en su mundo para desviarlos de una vez por todas cuando todo esté preparado por el confundidor. El es engañoso y malévolo. Un barón de las mentiras contra quien nadie puede, así que tengan cuidado amados hijos, y es eso lo que son, porque nada es como parece, y SÓLO MI HIJO los podrá guiar a través de todo el engaño, la confusión y la pesadez y la oscuridad.

Así que prepárense amados hijos, y es eso lo que son, porque sólo queda un corto tiempo.

Su conciencia se iluminará, pero no piensen nunca que esto les resultará fácil. El que no se haya preparado debidamente para este acontecimiento sufrirá la mayor angustia del alma. Muchos de ustedes que no están preparados no podrán soportar Su luz. No podrán soportar sus pecados que se les mostrarán con todas las consecuencias, por lo que sería bueno si hicieren su confesión de vida AHORA. Esto sólo lo pueden hacer, y repito SÓLO, con un sacerdote ordenado de Mi Hijo. Así que escuchen a su interior, prepárense y vayan a la Santa Confesión. Tendrán que hacer penitencia, y sobre todo tendrán que arrepentirse de sus pecados, pues sólo un corazón contrito será perdonado.

Presten atención a Mis palabras, amados hijos, y es eso lo que son, porque el tiempo se lo está acabando.

Sus iglesias tendrán que cerrar pronto, porque el que pretende dirigirlos a ustedes, no lo hace en el nombre de Mi Hijo. Lo está fingiendo, pero no lo está haciendo. Permanezcan atentos porque TODOS ustedes serán engañados si no reconocen las mentiras y los engaños. Hay pruebas suficientes, pero muchos de ustedes no quieren ver.

Ya fueron advertidos, así que presten atención a Mi llamada y permanezcan atentos: ¡los que pretenden ser buenos, no lo son! Los están engañando, por lo tanto, oren para que alcancen reconocimiento y claridad y encuentren plenamente a Mi Hijo, a su Jesús. Sólo a través de la oración serán fortalecidos, así que oren, oren, oren. ¡No queda tiempo para no hacer nada! Deben orar o todo se derrumbará sobre ustedes y no estarán preparados.

Una vez que el diablo tenga el mando, estarán perdidos y no habrá vuelta atrás para ustedes. Ese tiempo está cerca, Mis hijos, muy cerca. Sólo un alma fortalecida en Jesús permanecerá firme, pero todas las demás se perderán en las masas de fuego.

Muchos de ustedes no quieren creerlo, pero Yo, su Madre del Cielo, les digo hoy que así será si no se preparan AHORA. Les estamos regalando el tiempo de preparación para que estén preparados para todos estos eventos. El que que no lo aprovecha, se perderá, y Mi Hijo no podrá hacer nada por él.

Ya les hemos dicho lo que les espera, pero muchos de ustedes siguen en estado de espera. A aquellos que se les diga ahora: Quien piense que no tiene que hacer nada, Mi Hijo no podrá hacer nada por él. Lo pasarán mal, estarán perdidos, pues no pueden esperar aún más. No es suficiente con prepararse cuando el Aviso está ahí. Deben hacerlo ahora, de lo contrario será demasiado tarde para ustedes.

¡Hijos (!) no tienen idea lo que le espera a su alma (a ustedes)! Si lo supieran, TODOS ustedes estarían ya con Jesús.

Los amo mucho. Prepárense y no desdeñen Mis Rosarios, la oración, y encuentren a Jesús antes de que sea demasiado tarde para ustedes. Amén.

Manténgase fuertes y perseveren. Jesús vendrá a redimirlos a ustedes, los que son fieles y entregados a Él, SIN EMBARGO, ÉL NO HABITARÁ ENTRE USTEDES. Amén.

Manténgase fuertes y en oración.

Su Madre en el Cielo.

Madre de todos los hijos de Dios y Madre de la Salvación. Amén.

Su oración es el arma más poderosa que tienen. Escuchen Mi llamada y oren. Amén.

1274. ¡Prepárense para los acontecimientos que se avecinan! — 21.01.2021

Mi hija. Su mundo está al revés. ¡Ustedes no lo ven! ¡No lo oyen! Sin embargo, el Nuevo Reino de Mi Hijo está cerca, muy cerca. Miren a su alrededor y suman uno y otro.

Tan pronto como el Anticristo entre visiblemente en el escenario de sus asuntos mundiales, deben confiar completamente en Mi Hijo y en Dios Padre en el Cielo. Será un tiempo difícil, PERO DEBEN MANTENERSE FIRMES. No deben aceptar su marca, la marca de la bestia, ni deben debilitarse y sucumbir a sus encantos, su carisma y sus hipocresías.

Será un tiempo difícil para ustedes amados hijos, y es eso lo que son, pero al mismo tiempo será su ÚLTIMA PRUEBA antes de que el Reino de Mi Hijo les sea regalado. Por lo tanto, amados hijos, y es eso lo que son, ¡manténganse fuertes y prepárense para los acontecimientos que se avecinan!

Permanezcan altera, porque nada es lo que parece. Pronto verán las señales y las reconocerán, así que permanezcan fieles a Jesús, permanezcan en oración y nunca sigan a los advenedizos.

Así como se preparó el camino para Jesús, ahora está siendo preparado el camino de su adversario: por tanto, tengan cuidado, porque pronto se les será presentado como EL QUE NO ES. Y así muchos se arremolinarán en torno a Él, persiguiéndolo y emulándolo, exponiéndose así a la perdición eterna.

Así que permanezcan alerta y escuchen lo que Yo, su Madre del Cielo Quien tanto los ama, les sigo diciendo: Mi Hijo vendrá, sin embargo, EL no habitará entre ustedes. De ahí pueden reconocerlo (al anticristo).

Los amo mucho. Permanezcan alerta, porque las apariencias en su mundo son engañosas. Se han construido muchas mentiras, estructuras de mentiras, durante décadas y ¡ay de aquel que crea a los medios de comunicación, ay de aquel que siga a la corriente principal [mainstream] y ay de aquel que escuche a los advenedizos, los siga y sea o se convierta en servil de ellos!

Cuídense bien y manténganse alerta y usen la oración amados hijos, y es eso lo que son. Los que permanecen en la fe profunda sabrán discernir, pero deben orar, orar, orar y pedir al Espíritu Santo del Padre y del Hijo, de Mi Hijo, su Salvador Jesús, diariamente que les guarde de la confusión y del extravío y que les regale siempre claridad y reconocimiento.

Oren por la paz en los corazones de todos los pueblos, pues donde habita la paz el malvado no puede sembrar su cizaña, y permanezcan siempre en el amor de Jesús, pues contra este amor el maligno no puede competir.

Oren, oren, oren, porque la oración es su arma más poderosa.

Recen Mis Rosarios, y recen en las intenciones de Jesús.

Los amo mucho. Permanezcan alerta y vean dónde se encuentran ya.

Con profundo y sincero amor.

Su Madre en el Cielo.

Madre de todos los hijos de Dios y Madre de la Redención.

1273. ¡La red maligna del diablo! — 18.01.2021

Mi hija. Mi querida hija. Los tiempos son pesados y traicioneros. Hay mucha corrupción en su mundo. La red maligna del diablo se está expandiendo cada vez más y más y más, pero ésta será desgarrada como la telaraña de una araña que cree que nada le pueda pasar, acechando a su presa, arrullándola una vez que la ha atrapado en su red y que ella se haya enredado, sólo para eventualmente «comérsela».

Imaginen al diablo de esa misma forma, queridos hijos, y es eso lo que son: el extiende sus redes, y muchos hijos se enredan. Tal vez no lo quieran, pero cuanto más patalean [luchan], más se les enreda. No reconocieron el peligro a tiempo, y ahora ya no pueden liberarse por su propia fuerza. Sin embargo, queridos hijos, y es eso lo que son, ¡Dios, su Padre celestial, puede LIBERARLOS DE CUALQUIER SITUACIÓN, no importa cuán desesperados, no importa cuán desconsolador sea! ¡Por eso es tan importante su conversión! ¡Deben convertirse y confiar en Jesús! ¡No hay otra manera de liberarse de las garras del maligno! ¡Deben convertirse [arrepentirse] y admitir su culpa, sus faltas! No tienen otra elección: la condenación eterna o la misericordia de Mi Hijo, que perdona todo lo que han hecho y/u omitido hacer, si lo confiesan, hacen penitencia y se arrepienten sinceramente.

¡Hijos, solo les queda poco tiempo! ¡Despierten y no permitan que el maligno les tenga bajo su hechizo! ¿Qué tienen que perder? ¿Su prestigio? ¿Su vida de lujos? ¿El brillo y el glamour con el que el diablo los está cegando y que pronto, muy pronto, ya no estará? No lo creen, pero será como Yo, su Madre en el Cielo, les digo hoy:

¡Los días del maligno están contados, y bendito el que se confía a Mi Hijo a tiempo, y SE HA APARTADO DEL MALIGNO! ¡No pueden servir a dos amos! ¡Así que decídanse! Jesús, Mi santísimo Hijo ES el amor mismo, pero el diablo atiza el odio y la envidia, y trae la fornicación y la perdición, porque: ¡no conoce el amor!

Así que decídanse, queridos hijo, y es eso lo que son. El gran aviso está a la mano, y quien elija al maligno estará perdido para siempre. Pero el que se convierte, el que da y siempre repite su SÍ a Jesús, que se le diga: El Nuevo Reino de Mi Hijo será su herencia, y su corazón y su alma se regocijarán. Será libre y será feliz, y nunca más le ocurrirá algún mal, porque SU reino durará 1000 años, y la paz estará en él y en los corazones de sus habitantes. Será un tiempo de felicidad, y cada uno se llenará del amor divino de Mi Hijo. Nada le faltará, y estará feliz, en paz y contento. Es un tiempo de absoluta felicidad divina, y no pueden ni adivinar hoy cuán plenos y felices serán. Pero deben mantenerse firmes, queridos hijos, y es eso lo que son, y NO DEBEN ACEPTAR LA MARCA DE LA BESTIA. Quien lo haga cerrará las puertas del Nuevo Reino y se perderá al diablo.

Quien no crea en el infierno, o quien piense que el infierno ya está aquí en la tierra, que también a él se le diga: ¡Perecerán y se perderán en su incredulidad! ¡Estarán expuestos al diablo y sus demonios por una eternidad, y ellos los atormentarán y se complacerán en ello! Tendrán que soportar el sufrimiento, el tormento y la agonía, y además sabrán -y esto les traerá el mayor tormento del alma- ¡que deberían haberme escuchado! Verán todo lo que hicieron y pensaron y decidieron mal CONSCIENTEMENTE «ANTES DE SUS OJOS», y éste será su mayor tormento. Se añaden las más terribles angustias que el diablo les causará, es por esto que Yo, su Madre en el Cielo Quien los ama, les ruego que se conviertan y encuentren a Mi Hijo ANTES DE QUE SEA DEMASIADO TARDE PARA USTEDES. ¡No es el momento de agrandarse a sí mismo! Amén.

Los amo mucho, queridos hijos, y es esto lo que son, y ni un solo hijo queremos Nosotros, Mi Hijo, el Padre en el Cielo y Yo, su Madre en el Cielo quien los ama, verse perdido, ¡pero estén advertidos, porque no les queda mucho tiempo! El que sigue siendo un terco, el que cree y piensa en, el que vive para el prestigio, el poder, la avaricia, el lujo, el queriendo ser “cool”, etc. -la lista es larga-, también a él que se le diga:

¡Pronto habrá llegado su hora y miren a dónde se lo ha llevado! El que no aproveche la advertencia como el último acto de la misericordia de Mi Hijo y se convierta se perderá, y Mi Hijo no podrá hacer nada más por él. El que no se prepare debidamente para este evento, que también se le diga:

¡Sufrirán, sufrirán, sufrirán, si no han preparado sus corazones! Sufrirán por sus pecados, sufrirán por no haberse dado vuelta [no haberse convertido] a tiempo, sufrirán por no habernos escuchado en estos y otros mensajes, y sufrirán por haber seguido al maligno, por haberse permanecido como tercos en su verdad, que nada tiene que ver con la verdad de Mi Hijo, y sufrirán por haber sido tibios.

Muchos de ustedes no sobrevivirán a este evento. No sobrevivirán porque no han querido convertirse y prepararse. Pero el mayor sufrimiento de todos será la ausencia de Dios. Experimentarán -y esta palabra no es lo suficientemente fuerte-, vivirán cómo es estar sin Dios Padre, sin Jesús, una existencia sin Dios es el vacío total, y les causará la mayor angustia. Suplicarán, clamarán, estarán de rodillas suplicando al Cielo, que vuelva Dios Padre, que vuelva Jesús, y suplicarán que ELLOS no los abandonen nunca más, esta será su conversión, ¡este abandono convertirá a muchos de ustedes!

Sin embargo, no todos lo harán, y habrán quienes permitan que más odio entre en sus corazones y lo volverán contra Dios. Es decir, ustedes necesitarán tiempo para «orientarse» debido a este acontecimiento que hará que su mundo se detenga, ya que todos lo experimentarán al mismo tiempo. La división será grande, porque a partir de ahí habrán lo y los bueno/s y lo y los malo/s. Pero el maligno no duerme:

Su anticristo se les presentará como salvador. Su reinado será el peor de todos los tiempos, pero, amados hijos, y es eso lo que son, no se dejen engañar por él y permanezcan fieles a Jesús. MI HIJO NO HABITARÁ ENTRE USTEDES, sin embargo, ÉL vendrá y ÉL librará Sus hijos fieles de la tiranía de su adversario hipócrita y mentiroso y carismáticamente difícil de resistir.

Serán levantados, amados hijos, y es eso lo que son, y el reinado del anticristo encontrará su fin por la intervención del Padre. Cuándo sucederá esto, ¡sólo el Padre mismo lo sabe! ¿Cuánto tiempo durará [la intervención]? Eso, también, sólo lo sabe el Padre en el Cielo. Pero, amados hijos, y es eso lo que son, el tiempo del fin será mitigado y acortado por las oraciones de todos ustedes.

Por lo tanto, ¡oren, oren, oren! Oren mucho y oren con fervor. Supliquen al Padre en el Cielo por mitigación y que acorte el tiempo. Supliquen a Jesús que ÉL provea por ustedes. ¡Sus oraciones hacen tanto bien! ¡Su oración es tan poderosa! Los mantiene en la fe, les da perseverancia, ¡y trae cambios! ¡Los acerca más y más a Jesús! Es el arma más poderosa que poseen, porque el diablo no puede contra la oración.

Así que oren y confíen en Jesús, Mi Hijo Quien tanto los ama. Oren al Espíritu Santo que EL les dé claridad y los proteja contra la confusión y el extravío. Háganlo diariamente. El diablo es un confundidor, pero si oran, si permanecen en oración, permanecerán protegidos.

Confíen en Mi Hijo, en su Jesús, y supliquen al Padre del Cielo. Reconozcan las mentiras que se les están siendo presentadas cada vez más, y aléjense de la información de los medios de comunicación masivas [mainstream]. Los están mintiendo y engañando, así que manténganse alerta y encuentren completamente a Jesús en la oración.

Los amo mucho. Pronto, muy pronto ya Jesús los redimirá, pero el tiempo que queda, ¡DEBEN PERMANECER FUERTES Y ALERTA!

No acepten nada de lo que les ofrece el diablo, y permanezcan siempre en oración. Tengan coraje, amados hijos, y es eso lo que son. Pronto se verán los primeros signos. Amén.

Con profundo amor, y con Jesús y Dios Padre, las santas huestes angelicales y muchos santos aquí presentes, Me despido hoy con la petición de permanecer SIEMPRE fiel a Mi Hijo.

Su Madre en el Cielo.

Madre de todos los hijos de Dios y Madre de la Salvación. Amén.

«¡No pequen, amados hijos, y es eso lo que son, vacunando [inculcando] el «mal» a otros que confían en ustedes! ¡Tendrán que responder por sus acciones! Así que, manténganse alerta y no acepten ni transmitan nada del maligno. Amén».

1272. ¡Resistan! — 10.01.2021

Mi hija. Sólo les queda poco tiempo. Pueden estar seguros de que Jesús, su Salvador y Redentor, Quien los ama tanto, está con ustedes EN TODO MOMENTO. Ninguno de Nuestros hijos fieles dejaremos solos, así que crean y confíen y permanezcan en oración profunda, porque su oración es necesaria, su oración es agente de cambio, y su oración los mantiene a salvo por y escondido en Jesús, Mi Hijo que los ama y sufre tanto.

Todo ya casi está consumado, queridos hijos, y es eso lo que son, pero el final será duro, difícil. El Anticristo extiende su poder en todas partes donde haya hijos que se hayan desviado y no estén firmemente anclados en la fe. El no se detendrá y dejará que lo celebren como el mayor héroe, benefactor y mago sin precedentes, este último sólo en «círculos cercanos», y el mundo lo amará, lo celebrará y se someterá a él. Él está listo, queridos hijos, y es eso lo que son, para su gran entrada a la escena, la que llegará muy pronto. Simplemente aguanten, queridos hijos, y es eso lo que son, y no se dejen engañar nunca: Mi Hijo, su Jesús, no VIVIRÁ ENTRE USTEDES, es aquí como lo podrán reconocer.

A quien piensa que no se encuentra en el final de los tiempos, que continúa siguiendo ciegamente y a los advenedizos, a él se le diga: sus días están contados, queridos hijos, y es eso lo que son. Deben estar alerta y fieles a Jesús, y deben dejar de seguir a los advenedizos, porque ellos los llevarán a una trampa y los llevarán a la perdición de la que no hay escapatoria. Así que manténgase alerta y permanezca fieles a Jesús.

Oren y supliquen al Espíritu Santo, porque sólo el Espíritu Santo puede protegerlos de la confusión. Supliquen por claridad y pidan coraje. Las cosas no se pondrán más fáciles, pero DEBEN MANTENERSE FIRMES y confiar en Jesús, porque sólo ÉL les dará la salvación y los llevará al Nuevo Reino, sólo ÉL, su Jesús, que los ama tanto.

¡No deben aceptar la marca de la bestia! No importa lo que no estuviesen permitidos hacer entonces: ¡Manténganse fuertes! Queda solo poco tiempo, y el Nuevo Reino está listo, así que manténganse firmes, ¡y no se dejen engañar! Ya no habrá más «vida normal», aunque todos lo están esperando. Deben permanecer fuertes y no correr tras las masas, ni tras los medios de comunicación, ni tras los advenedizos, ni tras el adversario de Mi Hijo, porque eso significará su caída. La «vida normal» que les ofrecen sólo es posible si aceptan la marca de la bestia. (¡)Resistan(!), queridos hijos, y es eso lo que son, porque el que lleva la marca de la bestia no heredará el Nuevo Reino. Se perderá, porque pronto, muy pronto, el brillo y el glamour con el que el diablo los atrae y seduce se derrumbará, y lo que queda es la perdición.

Dios Padre intervendrá. Ese tiempo está cerca, pero deben permanecer fieles a Jesús para que serán salvados y levantados. A él que cede, que se debilita, que cae en la tentación por la razón que sea, e él que se le diga: sólo los hijos fieles podrán salvarse cuando la mano del Padre golpee, sólo los hijos fieles se salvarán de la ira del Padre. Ellos perdurarán en sus casas, y quien haya perdido su casa encontrará refugio en otra casa o albergue (nota: se me muestran amigos, la familia, comunidades religiosas). El lo encerrará todo y tendrá a la mano velas consagradas. El orará, orará, orará. Esto lo hará durante 3 días. Y afuera habrá una tormenta y la tierra temblará y las inundaciones de fuego engullirán grandes partes de la tierra, [estas partes de la tierra] desaparecerán dentro la tierra misma, en las inundaciones de fuego. Y la tierra se limpiará y será renovada. Dios, el Señor y Padre, lo renovará para todos los hijos fieles que se han mantenido firmes en la fe.

¡Pero no deben «ponerse débiles», ceder, ni rendirse! Deben, así como en estos días, mantenerse firmes y anclados firmemente en la fe en Jesucristo hasta el final. El que vacila se perderá, porque la confusión ahora será cada vez mayor. La división dentro de la iglesia, así como fuera de ella, se aumentará y la gente estará en desacuerdo entre sí. Todo el mundo piensa saberlo mejor que el otro, pero sólo Dios Padre sabe dónde están parados. Reténgase de las declaraciones y especulaciones, porque sólo ÉL, el Padre en el Cielo, sabe la fecha. Hay muchos que proclama saberlo, pero sólo Dios Padre sabe cuándo llegue el momento.

Por lo tanto, estén preparados queridos hijos, y es eso lo que son, estén alerta y permanezcan fieles a Jesús. Eso es todo lo que les puedo y debo decirles hoy.

Escuchen Mi llamado en estos mensajes y permanezcan fieles a Jesús.

Oren, oren, oren porque su oración es tan necesaria. Amén. 

Con profundo amor,

Su Madre en el Cielo.

Madre de todos los hijos de Dios y Madre de la Salvación. Con Jesús y Dios Padre que están presentes, y con los santos y las santas huestes angelicales reunidos aquí. Amén.

1271. ¡Ya casi es la hora! — 18.12. 2020

¡Ya casi es la hora!

Los días, oscuros ya los son,

pero no desesperen, querida gente,

porque Jesús, el Señor, pronto vendrá,

así que alégrense, hijos, porque ÉL los salva a todos,

aquellos que son fieles y entregados a ÉL,

así que mejor que se preparen todos ustedes,

para cuando llegue el momento, Mis hijos,

deberán de manera purificada y limpia como el viento,

venir ante el Señor Jesucristo,

arrodillarse ante ÉL y orarle,

suplicarle por el perdón de sus pecados,

y confiarse a ÉL, hijos Míos,

porque sólo él que realmente ama al Señor,

Lo honra, Le ora y no lo hace como un ladrón

arrastrándose con el pecado y la vergüenza agobiante,

para engañarlo, que se le diga:

el Señor lo ve todo, y ningún ladrón

Lo engañará jamás, pero ÉL perdona,

quien se arrepienta sinceramente de sus pecados,

y viene a Él, Mi gente penitente

Así que no intenten engañar a Aquel Quien los ama,

porque sólo ÉL perdona sus pecados.

 

Conviértanse y vuelvan a ser buenos niños,

eso es todo lo que importa al final.

Así que conviértanse, y vuelvan ser gente piadosa,

Porque pronto, muy pronto oirán las campanas sonando

Desde la altura del Cielo, ahí viene

y se escucha en todas partes, y más

de lo que pueden imaginarse, hijos Míos,

pero sí vendrá, y rápidamente.

Y las señales en el Cielo todos ustedes escucharán y verán,

de cerca y de lejos será posible escuchar y verlos.

No lo creen, niños pequeños,

pero así será, así que háganse puros

con penitencia, arrepiéntanse y confiesen sus pecados,

porque pronto, muy pronto, vendrá el niño Jesús,

que perdonará a todos los que se arrepientan,

y de eso todos pueden regocijarse.

 

Los amo mucho y oro mucho,

Somos muchos, Nosotros en el Cielo que suplicamos al Señor por ustedes

la gracia, la clemencia, la contemplación,

que han perdido, querida gente.

Están atrapados en el trabajo, en el esfuerzo, en el estrés,

viven a un ritmo agitado y en la inquietud y se están destruyendo,

y no encuentran la paz y no encuentran al Señor,

por el contrario, se están alejando cada vez más

de Aquel que los creó y los ama a todos,

Quien los está esperando, que se arrepientan y Quien los perdona,

de ÉL, hijos Míos, se están alejando cada vez más.

y se están ahogando en la vida cotidiana, y ustedes se sienten vacíos,

sin poder, sin fuerza, con fatiga, y se sienten pesados

porque todos ustedes no están con el Señor.

 

Si estuvieran con ÉL en todo momento,

estarían, queridos hijos, realmente preparados para ÉL,

serían los niños más felices del mundo,

aunque este mismo en este momento está en muy mal estado,

pero un alma que está verdaderamente con el Señor,

no echa de menos absolutamente nada en ese mundo.

Está feliz y contenta en el Señor,

y el mundo ahí afuera no lo necesita

para estar alegre y feliz en el Señor,

para confiar sólo en Jesús.

 

Aunque ella también debe caminar los pasos en este mundo,

pero ella camina con Jesús y no está apegada al dinero,

ni al lujo, ni al poder, ni al reconocimiento, Mis hijos,

ustedes por sí solos son suficientes para Jesús, así que no estén ciegos,

y salgan del glamour y el brillo,

y encuentren al Señor, porque ÉL ES el amor, ÉL solo.

 

Así que no temen, Mis queridos hijos,

porque pronto, muy pronto, se desenvolverá todo rápidamente,

y el Señor se pondrá de pie ante ustedes,

así que prepárense, porque aún no es demasiado tarde.

 

Los amo y les doy las gracias,

que Me escuchan, Mi querida gente.

Escuchen la llamada de la Madre y conviértanse,

porque Su hijo, su Jesús, está preparado

para ustedes, hijos Míos, así que estén preparados ustedes,

elijan bien, porque la hora está cerca.

 

Los amo y les digo adiós,

Su Buenaventura.

1270. ¡No teman! – ¡EL PODER DE SU ORACIÓN! — 12.12.2020

Mi hija. Mi querida hija. Escuchen lo que Yo, su Madre en el Cielo, hoy tengo que decirte a ti y a los hijos:

No teman, porque el tiempo que les queda es corto. No teman, porque el que está completamente con el Señor no tendrá nada que temer. ¡No teman, queridos hijos, ustedes que son fieles y entregados a Jesús, porque el Señor NO LOS DEJA SOLOS!

Mis hijos. Mis hijos tan amados por Mí. Yo, su Madre en el Cielo, estoy con ustedes. Oren mucho y oren con fervor y no dejen de orar, porque su oración alivia, su oración mitiga, su oración suaviza el corazón del Padre. ¡Su mano castigadora aún está contenido POR EL PODER DE LA ORACIÓN DE USTEDES! ¡ÉL mitiga! ¡Él provee! Él acorta el tiempo que queda, porque si no lo hiciera, su mundo ya estaría en ruinas, ¡y ustedes sufrirían, sufrirían, sufrirían! 

No hay lugar en su mundo donde encuentren seguridad, ¡sólo en el Señor la encontrarán! ¡No hay rincón en su mundo que no esté controlado por el diablo a través de sus secuaces, sin embargo, su oración frena los malos propósitos, y es arduo, difícil y lento llevar a cabo estos malos propósitos gracias a las oraciones de todos ustedes, que son como obstáculos pesados en el camino de los planes de la élite!

Hijos, despierten y oren, oren, oren, porque es sólo por las oraciones de todos ustedes que se retiene lo peor. A aquellos que piensan que no necesitan convertirse para salir de este lío, déjenme decirles:

Sus días están contados, queridos hijos, y es eso lo que son, y el diablo, en la forma del Anticristo, está listo para salir.

Cuando llegue el Aviso, úsenlo como el acto de misericordia que es, y ¡ENCUENTREN A SU SEÑOR! 

¡La confusión aumentará, los acontecimientos se desbordarán!

Ustedes aún tienen la esperanza de que se alivie [la situación] y de volver a una vida normal, pero Yo, su Madre en el Cielo, les digo hoy que no será así.

¡Se les están mintiendo! ¡Están siendo engañados! Se les están fingiendo, y las palabras bonitas no les dejan ver la verdad, ¡PORQUE USTEDES NO LA QUIEREN VER!

Su única oportunidad es Mi Hijo, su Jesús, y quien no LO reconoce perecerá y se perderá en el pantano, en la miseria, en la mentira del maligno, aunque ése les va a presentar «su mundo» lleno de brillo y esplendor. ¡Quien pique [ese anzuelo] se perderá, como tantos otros que ya están en sus garras!

Pero aún, queridos hijos, y es eso lo que son, ¡no es demasiado tarde para ustedes! Tienen una opción de elegir. Así que escojan bien entre: ¡el cautiverio del engaño y la pretensión, que los llevará a la perdición, o la redención por Mi Hijo, su Jesús!

Usé deliberadamente el término: cautiverio, porque están cautivos sin importar cuánto dinero ganen, cuántos lujos tengan y en cuánto lujo vivan, porque el mundo ilusorio del diablo no es más que ilusión, y todo el glamur y el brillo y el resplandor pronto serán su perdición.

Nada es lo que parece en este mundo ilusorio apetecible para tantos de ustedes, y su despertar será feo. El verdadero mundo del diablo consiste únicamente en el tormento, la angustia y el sufrimiento. No hay amor, ni alegría, ni felicidad. Lo que llaman plenitud en este camino no es plenitud sino vacío. Quieren cada vez más y más, NECESITAN más y más, ¡y nunca podrán descansar!

¡La única plenitud está en Mi Hijo! ¡Así que confíen en ÉL! ¡Conviértanse y encuéntrenlo a ÉL! No queda mucho tiempo, y la confusión será cada vez mayor. Por lo tanto, será difícil para aquellos de ustedes que no se vuelvan a Mi Hijo, pero todavía tienen la opción para elegir.

Así que úsenla bien, y miren entre bastidores lo que el maligno les ofrece: Su mundo es engaño y mentira, y les traerá la perdición. Mi Hijo ES el amor, la felicidad, la alegría y la plenitud.

Elijan bien, queridos hijos, y es eso lo que son, porque tienen una opción para elegir: la perdición, o la verdadera y eterna plenitud a través de Mi Hijo Jesucristo. Amén.

Los amo mucho. Escuchen Mi llamada y dense vuelta. Aún no es demasiado tarde, pero el tiempo que les queda se está acabando. Amén.

Su Madre en el Cielo.

Madre de todos los hijos de Dios y Madre de la Salvación, con Jesús, los santos y las huestes angelicales reunidos aquí y Dios Padre, el Altísimo. Amén.

1269. ¡Están jugando con su eternidad si continúan pretendiendo que todo fuese normal! — 04.11.2020

Mi hija. Dile a los hijos que DEBEN rezar. Se necesita tanta oración, y tantos siguen viviendo COMO SI NADA HUBIERA PASADO.

Mi hija. Mi querida hija. Dile a los hijos lo lejos que ya han llegado y que el fin está cerca. Diles que deben prepararse AHORA ya, porque las mentiras son grandes, los eventos están sucediendo uno tras otro y Nuestras Santas Iglesias están siendo cada vez más atacadas, profanadas y abusadas para propósitos satánicos.

El diablo y sus secuaces no tienen respeto de NADA, y están profanando cada vez más sus Santuarios, sus Santos Lugares y sus Santas Iglesias, la IGLESIA DE MI HIJO, su Redentor. Quien no LO encuentre a ÉL ahora, tendrá tiempos difíciles, porque llegará un tiempo en el que ya no podrán más visitar las iglesias. Ese tiempo está cerca, Mis hijos.

Así que escuchen Mi Palabra y prepárense porque si la «santidad» les es robada, sus Santas Misas, la profanación de los santuarios (iglesias, lugares, etc.) y la Sagrada Eucaristía les es arrebatada, entonces Mis hijos amados, y es eso lo que son, deberían estar con Jesús.

Así que encuentren a ÉL ahora porque los tiempos se están oscureciendo y todo lo que es sagrado planifican de quitárselo. La Religión Única Mundial les será impuesto y ay del quien se oponga a ella, porque los secuaces del diablo lo perseguirán y por miedo muchos de ustedes se plegarán como una flor y caerán y seguirán al falso. (¡)NO HAGAN ESO(!), ¡porque será su perdición!

Encuentren a Jesús ahora, estén preparados para ÉL y permanezcan fieles a ÉL. ¡El los guiará a través de este tiempo, y bendito el que ya se haya preparado! ¡Bendito el que ya está con Jesús! Y bendito el que sigue a Jesús leal y entregadamente, porque el que no se ha afirmado EN MI HIJO vivirá días [tiempos] malos.

Los amo mucho. Crean en Nuestra palabra en estos mensajes, porque sirven de preparación para todos ustedes, y bendito el que los escuche, los ponga en práctica y esté preparado para su Redentor y se haya afirmado en Él. Amén.

Los amo mucho.

Su Madre en el Cielo.

Madre de todos los hijos de Dios y Madre de la Salvación.

Escuchen Mi llamada, queridos hijos, y es eso lo que son, y prepárense. El fin está tan cerca y ustedes están jugando con su eternidad si continúan pretendiendo que todo fuese normal. Amén.

1266 A. / 1052. ¡Su verdadera identidad los dejará en shock! — 01.11.2020 / 01.09.2015

Lourdes 

En una noche de oración del 31.10 al 01.11.2020 Dios Padre, Jesús y la Madre de Dios me mostraron espiritualmente este mensaje, y que ahora era el momento de publicarlo.

El 01.11.2020 en un peregrinaje de rosario se repitió esta llamada:

Madre de Dios: «Mi hija. Mi querida hija. Dé a conocer el mensaje 1052. Es importante que los hijos vuelven a estar (más) atentos. Amén.»

Dios Padre: «Mi hija. Dé a conocer el mensaje 1052 ahora. Es importante que Mis hijos se despierten. «Amén». 

 

1052. ¡Su verdadera identidad los dejará en shock! — 01.09.2015

Mi hija. Mi querida hija. Escucha y escribe lo que Yo, tu Madre de Lourdes, hoy tengo que decir a los hijos de la tierra:

No escuchen lo que les dice el advenedizo, porque no proclama la palabra de Mi Hijo, ¡SÓLO SE HACE COMO LO HICIERA!

Lo que escuchan y lo que ven es sólo superficial para no revelar su verdadera identidad, lo que los sorprenderá, queridos hijos, tan pronto como su verdadero rostro salga a la luz.

¡Hijos, el que habla como la cabeza de lo que Mi Hijo les ha dejado no es el quien está fingiendo ser!

Hijos, estén advertidos porque el Cuerpo Santo de Mi Hijo (la Iglesia) está siendo destruido por dentro y aquel que finge ser bueno, a quien muchos ya alaban como santo, ¡NO LO ES!

Así que estén advertidos y no crean en el advenedizo, porque no los lleva a Jesús, sino al diablo.

Así que estén advertidos y fortalézcanse en Mi Hijo para que no perezcan y se les pueda dar la salvación en la eternidad del Señor. Amén.

Los amo, queridos hijos del Ejército de Remanente. Son ustedes los que mantienen la verdadera fe viva y «sobre» ustedes Jesús construirá Su Nueva Iglesia. Amén.

Vete ahora, Mi hija, pero vuelve. Amén.

Oren, queridos hijos, y perseveren.

Con profundo amor,

Su Madre en el Cielo.

Madre de todos los hijos de Dios y Madre de la Salvación. Amén.

1268. ¡Están más cerca del fin de lo que se atreven a esperar! — 31.10.2020

Oh, Mi hija. Mis hijos sufrirán, pero ese tiempo será corto. Así que no temen, porque Mis Santos Ángeles están preparados y Jesús está siempre y en cada momento con ustedes y los guía, a los que Le son fieles, a través de los últimos tiempos. Amén.

Oren mucho, porque sus oraciones hacen tanto bien. Piden a la Santísima Virgen María por todas intenciones porque ella intercede ante Mí y ante Mi Hijo y Mi Hijo no Le puede rechazar ninguna petición. Así que oren el Santo Rosario porque es el arma más poderosa que tienen.

Todo pasará y el Nuevo Reino está cerca. Por lo tanto, manténganse fuertes y siempre fieles a Jesús, porque el tiempo que les queda es corto y sólo el que es fiel a Jesús obtendrá el Nuevo Reino.

Prepárense hijos amados, y es eso lo que son, porque cuando no están preparados todas las cosas vendrán sobre ustedes, y perecerán por el dominio de los acontecimientos que vendrán sobre ustedes uno tras otro y cada vez más.

Fortalézcanse en la oración. Fortalézcanse en Jesús, porque están más cerca del fin de lo que se atreven a esperar.

Queridos hijos, y eso lo que son: sólo queda un corto tiempo antes de que el adversario de Mi Hijo «estará de pie ante ustedes» = será dado a conocer. El que tenga oídos, que escuche, porque Mi palabra es santa y santo es Mi Hijo. Así que corran a ÉL antes de que sea demasiado tarde, porque la peor abominación aún no ha comenzado. Amén.

Los amo mucho. Permanezcan fuertes en la fe y firmemente arraigados en Jesús. Entonces pasarán el último tiempo y su recompensa será el Nuevo Reino de Mi Hijo.

Los amo mucho. Los esperan 1000 años de paz si se mantienen fuertes, fieles y entregados a Jesús y si no se caen y corren detrás de las personas falsas por miedo.

La confusión es grande. Se volverá aún más grande. Así que estén preparados, porque el fin está cerca y sólo el que cree firmemente en Jesús, confía en ÉL y LE sigue no se perderá al adversario.

El cisma es grande en Su Santa Iglesia, así que estén advertidos y permanezcan alertos.

Los amo mucho.

Su Padre en el Cielo,

con María, la Santísima Virgen y Madre de Dios, con Jesús y los santos aquí reunidos y con las santas huestes de ángeles de Mi y de Mi Hijo.

El Santo Arcángel Miguel está listo [preparado] con sus huestes. No falta mucho, queridos hijos, y es eso lo que son, no falta mucho.