1249. ¡Este tiempo demostrará quién es verdaderamente fiel a Mí! — 18.07.2020

Mi hija. Mi hija, tan amada por Mí. La aflicción y los sufrimientos queridos y planeados por el maligno, es grande en esta tierra.

Mi hija. España está infestada e invadida por el mismo diablo que, a través de sus secuaces, hace que todo sea aún peor y más insoportable para Nuestros queridos hijos. Tú ya sabes lo que está pasando con Europa, aunque los detalles no se te hayan dado a conocer a ti ni a otros. Está escrito, y [todo] viene como está escrito, pero no temen porque sus oraciones serán respondidas.

Dios Padre, el Altísimo, está a la espera [para ayudarles], es decir: cuanto más oren, cuanto más íntimamente, más profundamente, con más confianza y con una profunda fe dicen y dirigen sus oraciones a ÉL, el Todopoderoso, ÉL más permite que la carga se alivie para ustedes, así que mientras más oren más fuerte se hace la resistencia que ustedes y otros ofrecen y esto significa que se hace más fácil para ustedes y podrán jarrear nueva esperanza porque SABEN que el Padre nunca los dejará solos (abandonados) y ÉL intervendrá ANTES de que los peores males vengan para que se salven y encuentren la entrada a Mi Nuevo Reino.

Yo, su Jesús, ya estoy a la espera [para ayudarles]. ¡Yo, su Jesús, distribuyo la Santa Comunión a los que son verdaderamente fieles a Mí y que NO TIENEN LA POSIBILIDAD DE COMULGAR EN LA BOCA!

Así que tengan plena seguridad de que Yo, su Jesús, estoy aquí espiritualmente, porque no pueden verme (la mayoría de ustedes). Pero les digo hoy: desde el comienzo de esta pandemia, escenificada y «mantenida» por el diablo y sus secuaces Yo, su Jesús, he venido a ustedes y no Me aparto de su lado porque Mi promesa es santa, como Mi Palabra, y lo que Yo prometí y loa que prometo, lo que digo y dije, esto será.

Los amo mucho. Seguiré protegiendo a TODOS los hijos de Mi ejército remanente. ¡Sigan siendo fieles a Mí, porque los tiempos aún no se mejorarán! Permanezcan fuertes y en la fe, porque [la situación] se pondrá aún peor, pero sepan (sean conscientes) que su oración les permite ligereza a cada uno de ustedes y sepan que Yo, su Jesús, siempre estoy a su lado, cerca de ustedes, con ustedes y allí para ustedes.

Así que pueden estar seguros de que este tiempo terminará y pueden estar seguros de que Mi Nuevo Reino está cerca. Con cada día que pase están más cerca de él, pero el mundo DEBE aún convertirse antes de que Mi Padre dé la señal.

No tengan miedo, muchos hijos todavía encontrarán a Mí, pero muchos caerán en la red del diablo. Lo hacen por su propia voluntad y este tiempo demostrará quién es verdaderamente fiel y entregado a Mí. Amén.

Así que lleven la esperanza en sus corazones porque el Padre intervendrá. Cuando todo parece estar perdido no se desesperen, porque su oración traerá mitigación y cambio.

Los amo mucho.

Su Jesús, Quien Soy, con Dios Padre, el Altísimo. Amén.

Madre de Dios: «Oren, Mis hijos, oren, porque sólo a través de la oración obtendrán alivio, mitigación e la intervención del Padre para acortar el tiempo, para ayuda y guía. Amén.»

1248. ¡El anticristo está listo para salir! — 28.05.2020

Mi hija. Por favor, diles a los hijos lo siguiente: Despierten, queridos hijos, y es eso lo que son, porque los días están contados y quien no se despierte perecerá en el pantano de mentiras, de las intrigas y de la falsedad de aquellos que conjuran su perdición y que hacen todo lo posible para separarlos, de alejarlos de Mí, de su Jesús, y ellos no tienen ninguna piedad, ni siquiera de Mi santa novia, la iglesia, la que desfiguran y deshonran hasta esté completamente irreconocible.

Les pregunto queridos hijos, y es eso lo que son, ¿qué valen sus misas, si ya no creen en Mi presencia real en la Sagrada Hostia? ¿Qué?, Mis amados hijos, y es eso o que son. Les estoy preguntando y ¡miren profundamente en sus corazones antes de responder!

¡Quién no cree en Mí se ha desviado del camino y perecerá! ¡Quien se burla de Mí y puso su voluntad por encima de la voluntad del Padre se perderá! ¡Quien siga a quienes lo mantienen alejado de la verdad también se perderá!

¡Están caminando sobre hielo muy delgado si piensan que PUDIERAN CAMBIAR ALGO en Mi Santa Iglesia y Misa! No están autorizados a cambiar MI palabra, ¡QUÉ ES SANTO! Tienen que mostrarme respeto y honrarme y «tratarme» con reverencia, es decir quien Me toque a Mí, su Santo Jesús, en la forma de su Santa Hostia con guantes de plástico, quien Me guarde en estantes o Me envía empaquetado [por correo], quien Me pone en platos como si estuviera una simple comida o Me pase de mano a mano, a él se le debe decir: ustedes no son dignos de recibirme y ustedes (sacerdotes) no es dignos de repartirme! ¡Mis sacerdotes consagrados Me infligen el mayor sufrimiento al YA NO CREER EN MÍ!

¡Hijos, despierten! Ya se ha dicho todo, pero se lo diré de nuevo: ¡despierten antes de que sea demasiado tarde para ustedes! ¡Despierten y enfrenten la verdad! ¡El juego más malvado ya se están jugando con ustedes, y los horrores planeados son cruelísimo! Ustedes no lo ven, meten la cabeza en la arena, no quieren admitirlo, pero la verdad los alcanzará, pero si eso sucede, ¡será demasiado tarde para muchos de ustedes!

¡Así que despierten, enfrenta la verdad y HAGAN ALGO! ¡Yo, su Jesús, estoy con ustedes!

No dejaré solo a ninguno de Mis amados hijos, pero a aquellos que piensan que fueran creyentes, pero siguen a la «corriente del tiempo», se les debe decir: El Anticristo está listo para salir y no podrán distinguirlo de Mí si continúan durmiendo y persiguiendo a aquellos que desean su condenación.

Déjense decir, amados hijos, y es eso lo que son, quien no Me defiende a Mí, su Jesús, quien no Me ama, no cree en Mi presencia real [en la Hostia], quien Me profana, Me deshonra y Me funesta, a él se le debe decir: ¡sus pecados pesan mucho, y los arrastrarán al infierno! No habrá despertar para ustedes a menos que se conviertan instantáneamente y Me rindan homenaje a Mí, su Jesús. Solo Yo Soy el camino a la vida eterna y el tiempo que les queda es corto. Las atrocidades más terribles ya están planificadas y ya están ejecutándose, muchas veces de manera oculta. Para cambiar esto, deben orar. Deben darse la vuelta y encontrarme a Mí, su Jesús. ¡Deben vivir y honrar los mandamientos de Mi Padre! Ustedes ridiculizan todo lo que es verdadero y santo, y eso, Mis hijos, será su perdición.

Los amo mucho, pero ya no les queda mucho tiempo.

Así que dense la vuelta y encuéntrame a Mí, su Jesús. ¡Con la oración será más fácil para ustedes, con la oración se acercarán a Mí!

Busquen la verdad, amados hijos, y es eso lo que son, y oren al Espíritu Santo por claridad y por la preservación en la fe, en la devoción a Mí, a su Jesús, y por la protección contra desorientación y confusión. Amén.

Su Jesús, Quien Soy. Para la eternidad. Con el Padre, Dios Altísimo. Amén.

1247. ¡Vean qué engaño están viviendo! — 28.03.2020

Jesús en el Santísimo Sacramento del altar:

Mi hija. Mi hija tan amada por Mí. Diles a Mis hijos fieles que estoy con ellos. Diles que no los dejaré solos y diles a aquellos que aún no Me han encontrado a Mí, su Jesús, que si quieren regresen para que Me encuentren, porque solo a través de Mí no se perderán, solo a través de Mí, a través de su Jesús, encontrarán la salvación y a través de Mí, su Jesús, alcanzarán la Vida Eterna en el Reino Celestial del Padre, Dios Altísimo. Ellos deben volver, Mi amada hija y tú lo eres, de lo contrario TODOS se perderán. Por favor, díselos de Mi parte, de su Jesús.

El tiempo que están viviendo, amados hijos y ustedes lo son, es el tiempo del arrepentimiento, de la penitencia, de la nueva determinación de su vida que debe centrarse completamente en Mí, en su Jesús, para poder alcanzar la Vida Eterna y para hacer que este, su mundo sea un mundo mejor, agradable y digno de ser vivido, ya que para muchos de ustedes lo que viven no es más que superficialidad, no tiene ningún valor y, lo  peor aún, es que los aleja cada vez más de Mí, su Jesús. Esto los separa de Mí, de su Redentor, y derribará su alma. ¿No lo creen?, Mis amados hijos y ustedes lo son. Entonces, dejen que les diga lo siguiente:

Están ciegos a la verdad, ciegos a lo que realmente importa, ciegos, engañados y perdidos, viven en un tiempo que solo puede ser mitigado mediante la conversión y la oración insistente y profunda a Mí, al Padre y al Espíritu Santo. Ya han caído en la trampa del maligno, aunque lo negarán, ¡pero miren a su alrededor y comiencen a reconocer! ¡El tiempo en que están viviendo ha hecho que lo que es importante no sea importante, y lo que es absolutamente irrelevante ahora les parece importante! ¿De qué les sirve ser bien vistos frente a la gente cuando su alma está manchada de negro? ¿De qué les sirve el dinero y la riqueza terrenal si su alma se ha convertido en una piedra mientras acumulan más y más [riquezas terrenales]? ¿De qué les sirve su gran trabajo, su hermoso automóvil y otros bienes terrenales cuando su alma está atrofiándose? ¿Qué, hijos Míos? ¿Qué? Les pregunto y les pido que se auto-examinen honestamente:

¿Están preparados para Mí, para su Redentor? ¿Están preparados para presentarse ante el Padre? ¿Lo están? ¿Están preparados para Mi regreso? ¿Lo están? ¿Están preparados para presentarse ante Mí, su Redentor y juez al mismo tiempo? ¿Lo están? ¿Están preparados, Mis hijos? ¿Están preparados o están apegados a sus bienes terrenales, su reputación, su posición, su dinero? Dejen que les diga: ¡A quien le sea más importante su reputación que Yo, su Redentor, aún está lejos de Mí! A quien el dinero le sea más importante que su prójimo, también todavía está muy lejos de Mí, su Jesús. ¡Quien prefiera las riquezas terrenales en vez de Mí, su Jesús, no está Conmigo, y quien acumula riqueza y todavía quiere más tampoco está Conmigo!

Hijos, despierten y vean qué engaño están viviendo. Nada de lo que les parece importante en la tierra -y me refiero a lo que se ha dicho arriba- los lleva a Mí, a su Jesús. Solo a través de la conversión y la realineación de su vida hacia Mí, su Redentor, harán que su mundo vuelva a ser (más) amable y digno para vivir y se acercarán a Mí, su Jesús.

Así que aprovechen este tiempo y arrepiéntanse de todo lo que hicieron mal. Hagan penitencia, arrepiéntanse y expíen, hijos Míos, expíen. ¡Ofrezcan sacrificios y oren! Su oración es tan necesaria para ustedes mismos y para su mundo. Amén.

Los amo mucho. Soy un Redentor misericordioso, pero apareceré (también) como juez, y para este día deberían estar preparados, prepárense para esa hora, porque un alma que no se ha limpiado no va a (poder) entrar en Mi Nuevo Reino. Se perderá y experimentará el mayor sufrimiento.

Entonces, dense vuelta, amados hijos, y estén siempre preparados para Mí, para su Jesús. Amén.

Te amo y los amo mucho.

Tu Jesús, el Jesús de ustedes, El que Soy, el Misericordioso, lleno de amor por cada uno de ustedes y Redentor suyo y del mundo. Amén.

1246. ¡Permanezcan en oración! — 26.03.2020

Jesús, en el Santísimo Sacramento del altar:

Mi hija. Por favor, diles a los hijos de la Tierra que permanezcan en oración. Nosotros estamos con ellos cuando Nos piden esto. Por favor, díselo.

Tu y su Jesús con María, la Reina del Cielo y Dios Padre, el Todopoderoso.

Amén.

1245. ¡Solo Yo puedo guiarlos a través de estos tiempos! — 25.03.2020

Mi hija. Por favor, diles a los hijos de la Tierra lo siguiente:

Aprovechen este tiempo amados hijos, y es eso lo que son, y sigan acercarse a Mí, su Jesús. En oración amados hijos, en penitencia amados hijos, en profundo arrepentimiento y expiación. Los amo mucho. Aprovechen el tiempo amados hijos, Aprovechen este tiempo. Amén.

Yo, su Jesús, los amo mucho. Denme a Mí, su Jesús, su SÍ y entréguense completamente a Mí, su Jesús. Solo Yo puedo guiarlos a través de estos tiempos amados hijos, y es eso lo que son, para que no se pierdan y puedan alcanzar la vida en la eternidad en el Reino Celestial de Mi Padre, quien también es su Padre. Amén

Así que dense vuelta y entréguense completamente a Mí, su Jesús, porque Yo Soy el camino al Padre y solo a través de Mí pueden alcanzar la Vida Eterna en el Reino de los Cielos. Amén.

Su Jesús, quien Soy y siempre Seré.

Salvador suyo y Salvador del mundo.

Mi madre, Mi Santísima Madre en el Cielo, que también es su madre, siempre está a su lado cuando se la piden. Amén. Ella es corredentora y a través de ELLA ustedes vienen a Mí cuando se lo pidan. Amén.

Buenaventura: recen el Rosario amados hijos, y es eso lo que son, y pidan a la Madre que intervenga. Amén.

1244. ¡Este tiempo es precioso si lo usan aprovechadamente! — 24.03.2020

Mi hija. Mi querido hija. Por favor, diles a los hijos de la tierra que los amo mucho. Deben orar, Mi hija, mucho e íntimamente y encontrarse por completo con Mi Hijo, su Jesús, porque solo así serán fortalecidos, solo así Mi hija, y no se perderán si se conviertan y regalen a Mi Santo Hijo su SÍ y si hagan mucha penitencia, arrepentimiento y expiación.

Este tiempo, Mis hijos, es un regalo para ustedes si lo saben usar como tal. Mi Hijo pide penitencia y arrepentimiento profundo de sus pecados. Incluso si no se les permite salir de la casa en muchos lugares y no pueden confesar sus pecados en el confesionario con un sacerdote consagrado por Mi Hijo, aún pueden reconocer sus pecados y confesarlos ante Mi Hijo, pedirle a ÉL perdón y lamentar profundamente lo que han hecho mal. La confesión con un sacerdote consagrado de Mi Hijo la recuperarán -y deben hacer esto, amados hijos, y es eso lo que son,- tan pronto como se les permita visitar sus iglesias nuevamente.

Así que, aprovechen este tiempo de «silencio» que les ha sido impuesto y hagan penitencia, Mis hijos, hagan penitencia. Arrepiéntanse de sus pecados y oren, Mis hijos, oren. Denle a Mi hijo su SÍ, aquellos de ustedes que aún no lo han hecho. Mi hijo es misericordioso y lleno de amor por ustedes. Así que traigan sus pecados ante Él -siempre a través de sus sacerdotes consagrados tan pronto como se pueda nuevamente- y pidan y supliquen perdón.

Los amo mucho. Pídanmelo a Mí, su Madre en el Cielo, y los llevaré a Mi Hijo. Aprovechen este tiempo para arrepentimiento, penitencia y expiación. Sacrifiquen [sus dolores] y permanezcan siempre en oración. Mi Hijo les perdonará si sinceramente y con arrepentimiento en su corazón confiesen sus pecados y hagan penitencia.

Este tiempo es precioso si lo usan aprovechadamente. Amén

Los amo mucho.

Su Madre en el Cielo.

Madre de todos los hijos de Dios y Madre de la Salvación. Amén.

Vengan todos a Mí, a su Santa Madre en el Cielo, porque les pondré Mi manto protector si Me lo piden, y a Jesús, Mi Hijo, su Redentor los guiaré, pero deben orar y pedírselo y darle a ÉL, su Jesús, su SÍ. Amén.

1243. ¡La toma de posesión de sus asuntos mundiales! — 23.03.2020

El Jesusito [niño Jesús] de Praga:

Deben convertirse y orar, hijos Míos, de lo contrario la condición de su mundo no mejorará.

Muchas abominaciones están aún planeadas y sólo a través de la conversión y la oración profunda e íntima a Mí, a su Jesús y al Padre en el Cielo que los ama tanto, experimentarán alivio.

No lo saben, no lo ven, pero Yo les digo: su mundo se encuentra en la última batalla, es decir, la toma de posesión de sus asuntos mundiales del quien se ha apostatado de Mí, quien se ha apostado de Mi Padre en el Cielo, está más que nunca en proceso de realización. Es decir, a ustedes los están haciendo más fácil de manipular que nunca, siendo controlados y sin posibilidad de tener una opinión propia.

La mentira les está siendo vendida a ustedes como la verdad, los llamados medios mainstream no es otra cosa que un plan malvado del y de los malignos para hacer cumplir sus objetivos – (¡)con el acuerdo de ustedes(!) – es decir, ustedes literalmente claman por aquello, porque su opinión está tan influenciada, ustedes son tan manipulados y tantos de ustedes no lo ven!

¡Hijos, están corriendo a los brazos del diablo y su élite, llenos de alegría y alivio siguen esperando una y otra vez más la «ayuda del maligno» sin darse cuenta de ello y están entrando en el control y poder totalitario sobre cada uno de ustedes!

¡Hijos, despierten! ¡Crean en lo que Nosotros les hemos dicho y vivan según ello! Lo próximo que vendrá, si no se resisten, es la vacunación obligatoria contra virus criados, ¡que ustedes no reconocen como tales!

Hijos, despierten, porque quien se vacune pronto se perderá. Ya los hemos advertido, y los volvemos a advertir, ¡porque ustedes se mueven esperanzados y aliviados y SIGUIENDO EL MAINSTREAM, porque ya no poden pensar con claridad por toda la manipulación de los que hacen todo para esclavizarlos, erradicarlos y controlarlos(!), a las garras del maligno sin darse cuenta de aquello!

Hijos, despierten, Yo, su Santo Jesusito de Praga, he venido a ustedes a través de Mi amada hija para advertirlos y pedirlos lo siguiente:

Dense vuelta, queridos hijos, y es eso lo que son, y entren en una profunda e íntima oración, porque sólo a través de su oración obtendrán claridad, sólo a través de la oración experimentarán el cambio, sólo a través de su profunda y ferviente oración Mi y su Padre en el Cielo, Dios Todopoderoso, detendrá [lo peor] / mitigará los acontecimientos.

Sólo a través de su oración, queridos hijos, y es eso lo que son, sólo a través de la oración de todos ustedes. Amén.

No se perderá nadie que verdaderamente crea en Mí, en su Jesús, lo prometo. Amén.

Mi hija. Mi querida hija. Por favor, diles a los hijos que sólo a través de la oración pueden evitar lo peor. Gracias. Amén.

Tu y su Jesusito de Praga.

1242. ¡No se desesperen! — 23.03.2020

Jesús en el Santísimo Sacramento del altar:

Yo, su Jesús, estoy con ustedes. No se desesperen porque Mi y su Padre en el Cielo detendrá [lo peor], pero deben rezarle a ÉL, queridos hijos, y es eso lo que son.

Los amo mucho.

Su Jesús, quien Soy y siempre Seré.

Salvador suyo y del mundo.

Oren a Mí y al Padre en el Cielo. Su oración es tan importante para ustedes, para el estado de su mundo. Amén.

1241. ¡Nunca abandonen la esperanza o la fe! — 22.03.2020

Mi hija. Los tiempos son difíciles, pero nunca abandonen la esperanza o la fe. Nunca, hijos Míos, porque Mi Hijo está con todos los hijos que lo aman de verdad. Amén.

Su Madre en el Cielo.

Madre de todos los hijos de Dios y Madre de la Salvación. Amén.

1240. ¡Oren por el acortamiento del tiempo del fin! ¡Supliquen al Padre en Mi nombre! — 21.03.2020

Mi hija. No los dejaremos solos. Cree y crean, hijos amados, y es eso lo que son, porque sus oraciones están siendo escuchadas y el Padre en el Cielo, su Padre que tanto los ama, intervendrá.

Oren por el acortamiento del tiempo del fin para que Mi Nuevo Reino se les regalará a ustedes antes de [que sucedan] las abominaciones aún planeadas que ahora se están poniendo cada vez peor como ya se les ha dicho en muchos de Nuestros mensajes.

Ningún hijo que confíe en Mí, en su Jesús, se perderá.

Así que oren y pidan, Mis queridos hijos, y es eso lo que son, porque el fin está cerca, sin embargo, DEBEN ORAR PARA QUE SE ACORTE a su Padre del Cielo que tanto espera su oración y conversión, de aquellos que aún no están con Él, conmigo. Amén.

Te amo y los amo mucho. Oren para el acortamiento del tiempo, porque las abominaciones que están por venir serán graves, terribles. Así que supliquen al Padre en Mi nombre para que se evite lo más terrible y se les conceda el acortamiento del tiempo del fin.

Los amo mucho, queridos hijos, y es eso lo que son. Vengan a Mí, a su Jesús y confíen en Mí. Sólo a través de su oración el Padre intervendrá y se detendrá [lo peor], sólo a través de las oraciones de todos ustedes.

Por lo tanto, oren, hijos Míos, oren. Yo, su Jesús, estoy aquí para ustedes. Pídanme y así será. Amén.

Su Jesús. Amén.