1265. ¡El diablo no ama a ninguno de ustedes! — 15.10.2020

Mi hija. Dile al mundo que oren, porque sólo a través de la oración encontrarán alivio. Sólo a través de la oración.

Los hijos de la tierra siguen durmiendo y el estado de su mundo empeora con cada día que pasa. Las mentiras son descaradas y pesan mucho sobre su vida, sin embargo, solo unos pocos quieren ver la verdad. Ustedes despertarán cuando ya sea demasiado tarde y millones y millones hayan caído en la pobreza y la hambruna. Mi Hijo ya se lo ha dicho y Yo, su Madre en el Cielo, lo repito:

¡Despertarán cuando sea demasiado tarde porque no hacen nada mientras ustedes estén bien! Pero miren con cuidado porque también ustedes llagarán a estar en necesidad y cuando eso ocurra estarían felices si HUBIESEN ACTUADOS A TIEMPO.

Así que levántense ahora, queridos hijos, y es eso lo que son, ¡y defiéndase!

¡Oren, oren, oren e imploren al Padre!

¡Vean lo que está sucediendo, y cómo poco a poco y más y más de sus semejantes se están cayendo en la mayor necesidad y la pérdida de su existencia! ¡Y ayuden!

Deben despertarse y no esperar que las cosas vayan bien para ustedes durante ojalá mucho tiempo más, porque:

¡Les va a tocar a TODOS ustedes! ¡El diablo no ama a ninguno de ustedes, y de la manera más engañosa, insidiosa e hipócritamente les miente, los engaña y «cava su tumba»! ¡No lo ven porque no miran, porque no quieren verlo!

Los amo mucho, queridos hijos, y es eso lo que son, pero son ustedes que tendrán que cargar la responsabilidad por su no acción, no rezar, no mirar y no escuchar.

Mi Hijo los ama mucho y los está esperando, pero deben rezar, convertirse y encontrarle a ÉL.

El Padre intervendrá cuando SE lo suplican, pero si siguen preocupándose sólo por sí mismos, pronto estarán perdidos.

¡Les estamos regalando estos mensajes por amor para que se puedan preparar y para que conozcan la verdad! Así que escuchen Nuestra Palabra en estos mensajes y ¡oren, oren, oren!

Con profundo amor y con dolor en Mi corazón Me despido hoy de ustedes. ¡Me duele mucho ver como están siendo divididos, y que ustedes simplemente dejan que esto suceda!

Su Madre en el Cielo.

Madre de todos los hijos de Dios y Madre de la Salvación, con Jesús, Mi Hijo que tanto los ama y Dios Padre Todopoderoso. Amén.

1264. ¡El fin de su libertad, de su existencia…! — 09.10.2020

Mi hija. Los tiempos difíciles han comenzado, pero siempre pueden estar seguros de que el Padre, Mi Padre y su Padre, los ayude. ¡EL oye sus oraciones, ve su necesidad y actúa cuando se Lo supliquen!

¡Deben orar, queridos hijos, y es eso lo que son, porque la oración es su arma más poderosa! El que reza hará el bien para sí mismo, para los suyos y para el estado del mundo, pero el que se da por vencido, que no quiere ver, al quien todo le da lo mismo, a él que se le diga:

¡Habrían podido ser felices si hubiesen empezado a rezar a tiempo, felices si sólo se hubiesen dado vuelta!

Felices, ¡si hubiesen escuchado a Mi palabra en estos y otros mensajes que les han sido dado, felices, si sólo hubiesen querido ver!

Felices, ¡si hubiesen despertado de su sueño de egoístas, felices, si hubiesen actuado a tiempo!

Felices, ¡si hubiesen salido a la calle, felices, si hubiesen apoyado a los que quieren salvarlos de todos estos males!

Pero ustedes no escuchan, no quieren ver, no rezan, y son cómodos [flojos]. Mientras aún estén bien, no moverán ni un dedo, pero déjennos decirles que lo peor está aún por venir.

El que sigue sin preocuparse pronto [reconocerá que] habrá sido feliz, ¡SI LO HUBIESE HECHO!

Sin embargo, queridos hijos, y eso lo que son, hasta que lleguen a este reconocimiento, que amenaza emerger del empeoramiento del estado del mundo, entonces será DEMASIADO TARDE, y su única esperanza estará entonces en las manos del Padre. Pero como no oran y no saben cómo orar, no les servirá de nada, porque será demasiado tarde para ustedes.

Por eso les pido, queridos hijos, y es eso lo que son: ¡oren! ¡Oren! ¡Oren! ¡Oren! ¡Levántense! ¡Reconozcan la verdad y resistan! A aquellos que siguen creyendo en los medios de comunicación, en los aparatos que los salpican y llenan de mentiras todos los días, que se le diga:

Su despertar será feo, porque se darán cuenta de lo que han OMITIDO hacer. ¡Ahora es demasiado tarde y ustedes se han puesto voluntariamente en manos de Mi adversario!

¡Así que despierten ANTES DE QUE SEA DEMASIADO TARDE PARA USTEDES! ¡Miren la verdad a la cara! ¡Únanse a los que se resisten a este estado del mundo totalitario, porque todos se convertirán en esclavos si no se despierten ahora y hacen algo! Yo, su Jesús, los llamo:

¡Despierten! ¡Defiéndanse! Porque lo que está planeado por el diablo y su élite será el fin de su libertad, el fin de su existencia, y el fin de su existencia como seres humanos creados por Dios. Amén.

Los amo mucho. ¡Despierten y oren! Amén.

Su Jesús, con Mi Santísima Madre, su Madre en el Cielo y los santos y santos ángeles reunidos aquí. 

Si no haces nada, están pecando porque han omitido AYUDAR, en actuar y en prevenir el mal. Amén.

Mi hija. Divulga también esto. Nuestros hijos deben despertar antes de que sea demasiado tarde para ellos. Mi hijo los ama mucho, queridos hijos, y es eso lo que son, pero deben orar para que no ocurran cosas aún peores. Amén.

Con profundo amor.

Su Madre en el Cielo.

Madre de todos los hijos de Dios y Madre de la Salvación. Amén.

 

Prepárense, porque el que no esté preparado lo encontrará verdaderamente difícil. Amén. 

Yo, su Jesús, estoy listo, pero será Mi adversario el que habite entre ustedes y quien sepa fingir ser Yo. Manténganse alerta porque no falta mucho.

Oren y rueguen por la intervención del Padre y por la mitigación, porque sin SU intervención pronto perecerán.

Los advierto por amor, por el más profundo, puro y misericordioso amor: despiértense y oren. Amén.

Ninguno de Mis hijos debe perderse y el pecado más grande lo perdono, pero deben ahora encontrarme, convertirse, darse vuelta [arrepentirse] y prepararse.

Aquel que no esté conmigo, con su Jesús, tendrá tiempos realmente difíciles.

Si solo supieran todos los planes malvados, ya estarías conmigo.

Así que escuchen Mi palabra, porque es santa, y oren. Amén.

Mi hija. Todo está dicho. No importa lo que digan los hijos: deben levantarse y actuar. La oración es su arma más grande. Úsenla. Amén.

Tu y su Jesús. Amén.

1263. ¡Quien sigue el juego malvado estará perdido! — 08.10.2020

La Madre de Dios está muy triste:

«Mis hijos no Me creen, no creen en Mi palabra.

Le duele mucho a Mi corazón maternal al ver lo perdido que están. Ustedes creen más en los hombres que en Mi Hijo y creen más en la palabra de los hombres que en la Mía. ¡Hijos, despierten! ¡Esto no es el camino correcto! Deben despertar y deben ser fieles y entregados a Jesús, Mi Hijo, y seguirle a Él, su Redentor, y no a los advenedizos y a los que piensan que lo saben TODO mejor.

Mis hijos. Yo, su Santa Madre en el Cielo, los llamo: ¡Despierten! ¡Levántense y resistan la secularización de la Iglesia! No duden de Mi Palabra, sino que permanezcan alertos porque muchas mentiras están siendo difundidas y Mis hijos están divididos en su mundo y en la Santa Iglesia de Mi Hijo.

¡Así que confíen en Jesús completamente! ¡Manténganse fieles a ÉL y síganlo! Hay tanto insidia en el mundo y se está dudando de Nuestra palabra. Me entristece ver que creen y siguen a los hombres más que a Mi Hijo y más que a Nuestra Palabra en estos y otros mensajes que les hemos dado para este tiempo que están viviendo actualmente.

Conviértanse y encuentren completamente a Mi Hijo, hijos queridos, y es eso lo que son. ¡Comprendan el juego malvado y permanezcan fieles y entregados a Mi Hijo! ¡No sigan a los advenedizos y manténganse en alerta! No se aferren a los labios de [no escuchen a] los que se creen importantes y los que difunden mentiras en el nombre de Mi Hijo. ¡Esto no es el camino [correcto]! ¡Escuchen a su corazón! ¡Oren! ¡Y permanezcan fieles a Jesús! Quien sigue el juego malvado estará perdido y Mi Hijo no podrá hacer nada por él, por lo tanto, permanezcan alertos y prepárense porque el tiempo que les queda es corto y todo ya está pasando de golpe.

No pongan esperanza en sus políticos, porque la mayoría de ellos son comprados. Si vieran los enredos quedarían en shock y se desmayarían, porque un alma pura no puede captar tanta «miseria» (nota: suciedad, mugre, escoria). Es una miseria producida por el diablo, y todo aquel que le sigue el juego muy difícil que encuentre la salida, y en su mayor parte no la encontrarán porque los enredos se extienden a todas las áreas, y quien se ha involucrado con el diablo y con los suyos tendrá poca esperanza [oportunidad] de salir.

Así que permanezcan alertos, queridos hijos, y es eso lo que son, porque el pantano es grande y se puede encontrar en todas las áreas de su vida, es decir el diablo se ha infiltrado sigilosa e insidiosamente en todas las áreas de la vida, a través de sus secuaces y cómplices, y sólo unos pocos todavía están luchando en contra.

Oren por aquellos que lo hacen, porque es su única oportunidad de mitigar el final. Si no fuese por esas personas, su mundo se vería diferente hoy, y las restricciones que ya viven hoy en día no son nada comparado con lo que ya sería si estas personas no existiesen. Así que oren por ellos y rueguen al Padre en el Cielo por su intervención. Nosotros estamos trabajando en la mitigación, pero necesitamos su oración.

Es con un profundo amor y con un corazón doloroso que Me despido hoy de ustedes. Escuchen Mi palabra y prepárense. Amén.

Su Madre en el Cielo.

Madre de todos los hijos de Dios y Madre de la Salvación. Amén.»

1262. ¡Lleven el Sello! — 02.10.2020

«¡Diles a los hijos que deben llevar el sello! Por favor, diles de Mi parte, de su Jesús, Quien los amo tanto. Amén.»

(Nota: Se refiere al Sello del Dios vivo)

1261. ¡No dejen a su país y a su gente solos! ¡Defiendan a sus hijos! — 23.09.2020

Oh, Mi hija. Me duele ver cuánto se están abusando de todos ustedes a través de la mentira de Corona y de otras mentiras.

La situación en su mundo es difícil, pero el Padre intervendrá. Para aquello se necesita mucha oración. Así que dile eso a los hijos, porque deben orarle al Padre por mitigación y que intervenga. Cuando se reconoce la verdad, la mentira no puede sostenerse. Se le arrancará «el piso» y todos ustedes podrán respirar un suspiro de alivio.

Así que oren, amados hijos, y es eso lo que son, porque sólo a través de la oración de TODOS ustedes obtendrán la ayuda e intervención del Padre. Amén.

Su Buenaventura

La mentira se está expandiendo en España, y ya no tiene ni relación con la mentira original. ¡No sigan aguantando esto, queridos hijos de España, porque cada vez más están siendo restringidos! ¡Levántense y defiéndase! ¡Hagan movimientos como los que tienen en Alemania y únanse! ¡Salgan a la calle y dense a conocer! Levanten su voz y Me dirijo especialmente a los médicos, virólogos, biólogos y técnicos de laboratorio: ¡Levántense y defiendan la verdad!

Pero también Me dirijo a los juristas, los abogados, los que han estudiado derecho: ¡Levántense! ¡Defiendan la verdad y no dejen a su país y a su gente solos!

¡Deben levantarse, de lo contrario les quitarán TODOS sus derechos!

¡Y defiendan a sus hijos! ¡Abran los ojos a las personas para que todos puedan ver que les están mintiendo y a dónde les llevará el camino!

A todos ustedes que reconocen la verdad, pero que siguen callados: Levántense y háganse oír, porque España está sufriendo, el pueblo español sufre bajo la gran mentira del sistema sanitario y las maquinaciones de las más altas esferas, de la política, de la ciencia y de los medios de comunicación. Amén.

Mi madre ya los ha llamado, ahora Yo también los llamo: ¡Levántense y den a conocer la verdad! Amén.

Los quiero mucho, hijos de España. Despierten y muévanse, porque su país está siendo destruido, su sociedad está siendo dividida cada vez más y más, y ustedes simplemente dejan que esto suceda.

Levántense en paz y oren. Amén.

Su Jesús, Quien Estoy con ustedes cuando Me lo pidan.

El pueblo español debe levantarse. Deben unirse y defender la verdad y Mis hijos deben orar, por España, por la Verdad y al Padre por mitigación y por Su intervención. Amén.

Jesús en la cruz: estoy sufriendo mucho. Mis hijos ya no Me aman. (ÉL me muestra que no es Jesús, sino que son placeres de todo tipo los que vienen primero).

1260. ¡Su infidelidad los hará caer! — 15.09.2020

«Mi sufrimiento es grande en este tiempo actual de infidelidad. Díselo a los hijos. Amén.

Y diles que los amo mucho, sin embargo, su infidelidad los hará caer a menos que se den vuelta y tomen el camino honesto y único y verdadero hacia Mí, hacia su Jesús.

Quien aún no haya encontrado el camino hacia Mí, les digo: ¡todavía no es demasiado tarde para ustedes! ¡Conviértanse y encuentren su camino hacia Mí, hacia su Jesús, porque sólo Yo Soy el camino al Reino de los Cielos! Sólo Yo, su Jesús, puedo llevarlos a casa. Sólo Yo, su Jesús, puedo llevarlos al Padre.

Conviértanse, pues sólo Yo, sólo Yo Soy el camino, que les da la redención y les permite alcanzar la gloria del Padre. Sólo Yo, Mis hijos, su Jesús. Amén.

Así que conviértanse ahora, ¡porque el tiempo que les queda es corto y tan pronto como Mi Misericordia debe dar paso a la justicia, ya no tendrán ninguna posibilidad de convertirse!

Escuchen Mi palabra porque es santa y encuéntrame a Mí, a su Jesús. Amén.

Y a todos los infieles, déjenme decirles: ¡estarán perdidos a menos que se conviertan y vuelven a encontrar al buen camino!

El que se aleje de Mí tendrá un destino doblemente duro porque: ¡Me conocían y luego Me rechazaron! Sus sufrimientos serán grandes y no puedan esperar misericordia porque en el día de la decisión no podré hacer nada por ustedes si no se den vuelta y vuelvan a entregarse completa, honesta y sinceramente a Mí, su Jesús.

Así que escuchen lo que les digo porque es su única oportunidad: Devuélvanse y conviértanse para que el mal no se apodere de ustedes (su alma) y no se pierdan para la eternidad. Amén.

Su Jesús de la Santa Cruz. Amén.»

1259. ¡Advierta a los sacerdotes! ¡Mantengan funcionando Mis Santas Misas y no las cambien! — 08.09.2020

Santo Cristo de Limpias

Mi sufrimiento queridos hijos, y es eso lo que son, es grande. Los amo tanto y Mi Misericordia les abre el camino a la salvación si se convierten y se encuentran completamente a Mí, a su Jesús Quien los ama tanto y sufre por ustedes, que murió por ustedes, para su redención y para el perdón de sus pecados.

Mi hija. Mi hija tan amada por Mí. Por favor diles a los hijos del mundo que el camino que [actualmente] siguen ¡llevará sus almas a la perdición! Por favor diles que la hora de Mi Misericordia pronto terminará. ¡Y diles que sólo un alma que Me haya reconocido a Mí, su Jesús, ante todos no se perderá al adversario!

¡Pídeles que se conviertan y que se abstengan de la fornicación y el pecado, porque no les trae nada más que el sufrimiento eterno! Pídeselo y diles que un alma consagrada a Mí puede esperar todos los beneficios de «auxilio celestial», pero un alma que no se consagró a Mí, también puede esperar siempre en Mí [esperar Mi ayuda], porque el que se ha vuelto hacia Mí, que se entrega a Mí y confía en Mí completamente, no se perderá!

Advierte a los sacerdotes Mi querida hija, y es eso lo que eres, ¡porque muchos de ellos están en el mayor pecado! Su(s) castigo(s) por el pecado será(n) especialmente fuerte(s) y doloroso(s) porque: se han consagrado a Mí y luego se han vuelto a lo mundano. ¡Sabiendo muy bien que este no puede ser el camino correcto, están llevando a Mi rebaño por los caminos aberrados, abusan a Mis hijos, les roban lo Sagrado de Mis Santos Sacramentos y banalizan Mi Santa Iglesia! Yo, su Jesús, les digo:

¡Están entristeciendo a Mi corazón y avergonzando a Mi Iglesia! En la hora de su muerte no estaré con ustedes. ¡Han cometido pecado contra Mí y Mi Santa Iglesia y por su culpa tantos de Mis hijos no podían salvar su alma!

¡Deberían sentir vergüenza, ya que son justo ustedes que deberían saberlo mejor [ser preparados para no caer en la trampa del maligno]! Ustedes han preferido al adversario a Mí, su Jesús Quien los amo tanto y Quien sufrí y sigo sufriendo por ustedes y su castigo será grande en la eternidad del demonio. No tienen esperanza de redención porque han cometido el peor de los pecados: ¡La traición a Mí, a su Jesús!

¡Así que vean lo que le pasó a Judas y vean lo que les pasará a ustedes también si no se den vuelta queridos sacerdotes, y es eso lo que son, y Me supliquen a Mí, su Jesús, por perdón y si no se arrepientan de sus pecados y expíen en penitencia, abnegación y humildad! ¡Perderán su prestigio, pero su alma no se perderá! Yo, su Jesús, estaré con ustedes y lucharé por su alma en el día de la última hora.

Sólo la conversión es su salvación, queridos sacerdotes que se han extraviado. Sólo a través de la conversión [arrepentimiento] podrán salvar su alma, pero la penitencia que deben hacer será grande. Es la única manera de encontrar el camino de regreso a Mí, a su Jesús. Amén.

Mi hija. Su santa Iglesia está siendo dirigida por aquel que no es enviado por Mí y muchos sacerdotes lo siguen. Así que oren por la conversión de estos sacerdotes, para que puedan reconocer y encontrar su camino de regreso a Mí, a su Jesús.

Los amo mucho a ellos, pero Mi sufrimiento es grande porque sus pecados son los que más Me hieren y traspasan Mi Sagrado Corazón. Me conocen a Mí, su Jesús, y aún así van por el camino aberrado. Me duele mucho el corazón que sufre para ellos al ver que no reconocen, al ver a dónde llevan a Mi rebaño.

Queridos sacerdotes, y es eso lo que son: también ustedes deben orar a Mí, a su Jesús, y a Mi Espíritu Santo que los ilumina y que puede salvarlos de las aberraciones y la confusión que son demasiado grandes en Mi Santa Iglesia y que se están extendiendo constantemente y traen división.

¡Así que oren al Espíritu Santo y rueguen por protección contra la aberración y la confusión y por claridad y reconocimiento! ¡Vean lo que está sucediendo en Mi Santa Iglesia y MANTÉNGANSE LEALES A MÍ, SU JESÚS! ¡Mantengan funcionando Mis Santas Misas Y NO LAS CAMBIEN! 

El diablo está causando estragos y se ha infiltrado en Mi Santa Iglesia católica, así que reconózcanlo y trabajen en contra. ¡Sólo un alma sacerdotal fiel a Mí no se perderá!

No pueden servir a dos amos, sino sólo a Mí, su Jesús. ¡Así que vean lo que está sucediendo y permanezcan fieles a Mí!

La comunión en la boca es deseada por Mí, por su Jesús, ¡así que vean lo que Mi adversario ya ha traído entre ustedes! ¡Están entregando Mi Santo Cuerpo en manos no consagradas! ¿Cómo pueden hacer esto?

Permanezcan fieles a Mí queridos sacerdotes, y es eso lo que son, ¡porque en la hora de la decisión DEBEN ESTAR CONMIGO, CON SU JESÚS! No se vuelvan tibios en lo que hacen, ¡sino luchen! ¡Deben defenderme y mantener la verdadera Santa Misa y la Eucaristía!

Vean qué juego maligno se está jugando, y luchen en contra también y PARTICULARMENTE ustedes. Ustedes son almas consagradas a Mí, así que no pequen, porque su castigo será mayor que el de aquellos que no me conocieron.

Ustedes son Mis sacerdotes aquí en la tierra, así que sírvanme a Mí y no al maligno. ¡Quien se entrega a lo mundano no es un sirviente Mío y debe contar con el mayor castigo!

Así que estén completamente conmigo y no pequen. Amén.

Mi hija. Es de suma importancia que Mis hijos se conviertan ahora. Estoy sufriendo mucho y veo a muchos que no se salvarán porque no se arrepienten.

La fornicación es grande en su mundo, el satanismo pronto dominará mayores partes de su tierra y la infiltración de satanistas en su sociedad está corrompiendo más y más la moral de Mis hijos.

¡Deben cumplir las leyes de Mi Padre, que también es su Padre, porque sólo así tendrán guía y orientación!

Lo que está escrito es sagrado, así que guarden los mandamientos que el Padre les ha dado con el mayor amor y cuidado.

Dense vuelta, queridos hijos, antes de que sea demasiado tarde, porque Mi Hijo está sufriendo mucho. Él está en la más grande agonía y Yo, su Padre en el Cielo, no miraré por mucho tiempo más sin actuar mientras continúan profanándolo y golpeándolo y pisoteándolo.

Mi mano descenderá sobre ustedes y los advierto de este día: bendito el que obedezca fielmente Mis mandamientos, porque se salvará de Mi ira bravía. A todos los demás, déjenme decirles: ¡experimentarán sufrimiento y su horror será grande! Ustedes serán arrancados cuando las tierras se abran, arrastradas por aguas torrenciales y la mayor purificación vendrá sobre su tierra.

Yo, su Padre en el Cielo, los advierto: El que no se convierta, el que no se de vuelta, perecerá en el tormento y el dolor y el horror, y Mi Hijo no podrá hacer nada por él.

Así que conviértanse ahora, porque el tiempo que les queda es corto y la hora de la misericordia casi ha terminado.

Los amo mucho. Mi hijo los ama mucho. Sean y permanezcan fieles a Él, porque sólo así podrán escapar de Mi ira y estar a salvo de la miseria que Mi ira traerá sobre ustedes. Amén. (Me muestran los mayores desastres naturales donde los hombres son simplemente arrancados y tragados cuando la tierra tiembla, se abre y aguas como ríos furiosos se llevan todo -la mayor miseria y horror que de un momento al otro, sin previo aviso -excepto el de los mensajes- vendrá sobre la humanidad).

Hijos, permanezcan fieles a Mí, porque cuando llegue la última hora de Mi misericordia, bendito el que se haya convertido a Mi, su Jesús. Amén.

Los amo mucho, pero Mi sufrimiento es grande y la Mano furioso de Mi Padre traerá «desgracia» a su tierra si no se den vuelta. Le mostramos a María cómo las fuerzas de la naturaleza se desatan sin que ustedes lo hubiesen esperado. Sólo a través de la conversión, la confesión, la penitencia, la contrición y la expiación aplacarán al Padre, porque cuanto mayor sea Mi sufrimiento, más fuerte serán golpeado ustedes y la ira del Padre es grande y su mano golpeará bravíamente si no se arrepientan y expíen. Amén.

Con un profundo amor,

Su Santo Jesús de Limpias, con Dios el Altísimo, ¡que los advierte que se conviertan y no perezcan! Amén.

 

Mi hija. Mis hijos. La palabra de Mi Hijo es sagrada. Así que dense la vuelta y encuéntralo a Él. Y a todos los sacerdotes consagrados de Mi Hijo les pido: ¡defiendan a Jesús y permanezcan fieles a Él!

Oren al Espíritu Santo por claridad y comprensión, por protección de la confusión y la aberración, porque esa es grande en su Santa Iglesia y la división entre Sus hijos está aumentando cada vez más, Y ESO NO PUEDE SER.

No pequen, porque ustedes son los guardianes de Su rebaño y tienen la obligación de llevarlos a Él, a su Jesús. Amén.

¡No den la Sagrada Comunión, el Santo Cuerpo de Mi Hijo, en manos no consagradas! ¡Se le puede permitir un paño de lino, pero deben [también] mantener ofreciendo la comunión en la boca!

¡No acepten, queridos hijos, el Santo Cuerpo de Mi Hijo en sus manos! Estarían pecando, tal cual como el sacerdote que hace esto.

Tienen el permiso en tiempos difíciles como los que están pasando actualmente de recibir a Mi Hijo en un paño de lino o algodón, pero deben, como lo hacen los sacerdotes, sacudir cuidadosamente el paño sobre un recipiente de agua para que ni siquiera la más pequeña miga (nota: partícula) se pierda, se disuelva en el agua y ustedes lo beben. Así que tengan cuidado con eso, porque es el Cuerpo de Mi Hijo el que reciben en este paño, y no se debe permitir que ninguna partícula caiga al suelo o se pierda. Amén.

Con un profundo amor,

Su Madre en el Cielo.

Madre de todos los hijos de Dios y Madre de la Salvación. Amén.

Escuchen a Mi Hijo, porque sólo ÉL puede darles la salvación. Amén.

1258. ¿No tienen ningún respeto? — 07.09.2020

Garabandal

Mi hija. Mi querida hija. Por favor escribe, porque Mi palabra debe ser escuchada. Mi palabra que Yo, su Madre de Garabandal quien los ama, les anuncio hoy es importante para Mis queridos y fieles hijos.

Mis hijos. Mis hijos tan amados por Mí. Es hora de convertirse porque el tiempo del fin está siendo acortado por la oración de Mis hijos verdaderamente fieles.

Mi hijo, su Jesús, está listo. Su 2da venida será, pero tengan cuidado porque también Su adversario entrará en escena y no lo sabrán distinguir de Mi Hijo si no se convierten, abandonen su avaricia y codicia, si continúan en la fornicación y las diversiones y creen en lo que dice el diablo y sus secuaces -¡y ellos están en todas las áreas y posiciones de su tan deshonesto mundo!- a través de los medios de comunicación y la prensa mentirosa, si corren tras ellos y juegan a favor de ellos, dado que ustedes no escuchan Mi Palabra, no escuchan la Palabra de Mi Hijo y no escuchan la Palabra del Padre en el Cielo, Dios Altísimo! Ustedes están encarcelados en su cómodo mundo de mentiras donde [para ustedes] las apariencias y el prestigio y las cosas transitorias son más importantes que Yo, su Madre en el Cielo que Mi Hijo, su Santísimo Jesús, ¡y más importante que Dios Padre, su Creador! ¿Cómo puede ser esto, les pregunto? ¿Cómo pueden volverse contra el Padre de esta manera? ¿No han aprendido nada durante su existencia? ¿Han olvidado Quién los creó y les dio la vida?

¡Hijos, despierten! ¡Su mundo está al revés! ¡Están procreando «artificialmente» – por medios artificiales – hijos! En lugar de rezar y pedir a Dios, su Padre, «inseminan» artificialmente y lo implantan en el útero.

Hijos, ¿qué están haciendo ahí? ¿No tienen ningún respeto por su Creador? ¡Tienen madres sustitutas que engendran a los niños -bebés- para ustedes! ¿Por qué no rezan y Le piden a Dios Padre por esta gracia?

¡Ustedes dan hijos [en adopción] a familias que no tienen madre o padre! (Nota: Se me muestran parejas del mismo sexo). ¿Cómo puede permitirse esto, les pregunto?

¡Tienen sexo por placer e ignoran completamente la creación! ¡Es vergonzoso lo que están haciendo y hay tantos que lo hacen!

¡Hijos, dense la vuelta y conviértanse, porque de lo contrario lo que les espera será cruel y doloroso y tortuoso! ¡Experimentarán el mayor dolor y su alma estará perdida! ¡Deben darse vuelta y alejarse de todos estos actos vergonzosos que el diablo y sus secuaces les venden como si fuese «normal» y deben aprender a distinguir!

!No está bien lo que les están haciendo a sus hijos, ni la forma artificial de inseminación, ni las cada vez más frecuentes separaciones entre parejas con hijos, ni las actitudes e inclinaciones que demuestran a sus hijos!

¡Tantos niños son abortados por la banalización del sexo! ¡Tantos! ¡Y las madres que cometen este pecado mortal! Su alma sufrirá, sufrirá, sufrirá si no se arrepienten. ¡Y también ustedes los hombres que son los padres de estos niños asesinados, no se salvarán! Incitar al pecado -y lo cometen incluso dos veces- causa sufrimiento para todos, ¡y así también para ustedes mismos! ¿Qué se les ocurre queridos hijos, y es eso lo que son, vivir sólo por instinto y placer? 

¡El matrimonio es sagrado y la unión entre hombre y mujer es fructífera! Aquellos que no pueden tener hijos deben preguntarse porqué podría ser esto. ¡Deberían orar y vivir en humildad, porque el Padre responde a los que LE suplican!

Están haciendo tantas cosas equivocadas queridos hijos, y es eso lo que son, ¡y a través del sexo y la codicia, el orgullo y el prestigio el diablo tiene un juego demasiado fácil con ustedes!

¡Los Santos Sacramentos de la Santa Iglesia Católica de Mi Hijo SON SANTOS! NO deben ser cambiados y quien vive en pecado NO DEBE RECIBIR A JESÚS. Eso no quiere decir, que Mi hijo le da la espalda. Sin embargo, la persona (el alma) que recibe la Santa Comunión ¡debe estar LIBRE DE PECADO!

Así que ¡conviértanse, confiésense, hagan penitencia y arrepiéntanse! No importa lo que los falsos sacerdotes de Mi Hijo les dirán, reconozcan que quien cambie o quiera cambiar incluso la más mínima cosa en la celebración de la Sagrada Eucaristía, ¡NO VIENE DE MI HIJO!

Tantos lobos vestidos de oveja se han mezclado entre sus religiosos, y se les escucha y los aclaman en los círculos más altos y no tan altos. La gente y las autoridades díscolas dan la bienvenida y celebran la apertura (cambio) de la Santa Iglesia Católica. ¡Pregúntense por qué será!

¡Despierten, amados hijos, y eso lo que son, porque están muy cerca del abismo! No lo ven, pero es como Yo, su Madre de Garabandal, se lo digo hoy:

¡El que no se de vuelta, el que no se convierta, el que no se confiese, expíe y se arrepienta, el que no ore y el que prefiera hacer «desaparecer» y «abolir» a Mi Hijo, el que Lo pisotea y profana su Santa Iglesia, se perderá para la eternidad y nada podrá hacer contra eso. Su sufrimiento irá acompañado del mayor dolor, y languidecerá en agonía, (¡)sin fin(!), sin esperanza, sin redención, eternamente!

Así que escojan bien y abran los ojos: el que viene no es Mi Hijo, aunque pretenda serlo y sea introducido como tal. ¡El que ya está aquí tampoco es enviado por Mi Hijo, sino por Su adversario que aspira, y está a punto de lograrlo, de apoderarse no sólo de sus religiones sino de la dominación del mundo entero!

Así que ¡despierten, queridos hijos, y es eso lo que son, y únanse al Ejército Remanente de Mi Hijo! No esperen más, porque el final está cerca. Tan pronto como el Aviso haya sucedido como último acto de misericordia de Mi Hijo, habrá una discordia de la peor clase en su tierra. Los días se oscurecen y el mal será visiblemente entre ustedes.

¡Así que conviértanse ahora y luchen por el bien! El Padre mitigará, pero el grado de su sufrimiento en este tiempo depende de su oración. Cuanto más recen, (¡)cuanto más personas recen(!), más fácil será para ustedes y para los hijos del Señor. Amén.

Los amo mucho. Escuchen Mi llamada y dense la vuelta.

¡Oren, Mis hijos, oren para que el Padre mitigue y así su mano enfadada no pase sobre ustedes!

¡Jesús está sufriendo, ÉL está sufriendo por ustedes! Con cada pecado que cometen, violan su Sagrado Corazón.

¡Así que dense la vuelta! ¡Conviértanse! ¡Oren! ¡Y denle su SÍ a Jesús! ¡Ningún pecado es demasiado grande para que Mi Hijo no lo pueda perdonar!

Confiésense, hagan penitencia, arrepiéntanse y acérquense a Jesús. Amén.

Es con un profundo y sincero amor de Mi corazón que hoy Me despido de ustedes.

Su Madre en el Cielo.

Madre de todos los hijos de Dios. Madre de la Salvación y de Garabandal. Amén.

Divulga esto, Mi hija. Es de suma importancia. Amén.

El Santo Arcángel Miguel: «¡Derrotaré al Diablo con Mi hueste celestial!»

1257. ¡Ésta es la batalla final que debe ser! ¡No cierran sus iglesias porque Mi Iglesia es santa! — 06.09.2020

Monasterio Santo Toribio de Liébana

Reliquia de la Santa Cruz de Jesús

 

Calor irradia desde la cruz hasta mi corazón. Un calor calmante, tan agradable y Jesús está ahí. Estoy de pie ante la puerta cerrada y Jesús dice: «Así es como ustedes estarán separados de Mí (se refiere al final de los tiempos), pero algunos podrán llegar a Mí, mientras otros no. Se quedarán frente la puerta cerrada (ÉL se refiere aquí a los pecadores que se darán cuenta demasiado tarde y que no se hayan convertido a tiempo. Estoy viendo cuántos quieren venir a ÉL, pero no pueden porque ya es demasiado tarde).

Mi hija. Mi pequeña alma tan amada por Mí, y es eso lo que eres. Sí, es verdad. Mi calor de corazón lo doy a los que Me aman de verdad, honesta y sinceramente, que me ponen por encima de toda transitoriedad, que son fieles a Mí, que son entregados a Mí y que viven en obediencia a Mí, a su Jesús. Amén.

Mi hija. El fin de los tiempos ha comenzado, ustedes ya lo saben, pero demasiados hijos se alejan de este conocimiento y buscan seguridad y estabilidad en su pequeño mundo, ¡QUE YA NO EXISTE! (en cuanto a la seguridad y la estabilidad).

Están aterrorizados y se aferran a cada paja [como un salvavidas] que se les presenta, pero créanme, queridos hijos, y es eso lo que son, esas pajas se romperán y los dejarán caer al abismo, porque primero el diablo los ha asustado deliberadamente a través de sus secuaces y ahora les ofrece generosa pero engañosamente -y ustedes no lo ven y (¡)NO QUIEREN VERLO(!)- pajas de primer auxilio, que los llevan a una perfecta dependencia y les costarán la muerte, porque:

¡La vida eterna sólo alcanzará él que se vuelve a Mí! ¡La vida eterna ustedes alcanzarán únicamente dando su confianza a Mí, su Jesús! La vida eterna ustedes sólo alcanzarán a través de Mí, su Jesús, por lo tanto ¡conviértanse, confíen en Mí y crean!

Yo les doy esperanza y confianza, pero deben creer en Mí y confiar plenamente en Mí, su Jesús, (¡)QUIEN SOY SU REDENTOR(!) ¡Sólo Yo puedo guiarlos y los guiaré a través de este tiempo del fin! Ésta es la batalla final que debe ser peleada antes de que se abran las puertas de Mi Nuevo Reino.

¡Hijos! ¡Sólo aquellos que estén verdaderamente conmigo serán admitidos! A todos los demás, déjenme decirles: ¡ustedes han preferido las cosas mundanas a Mí, su Jesús! ¡Han preferido el prestigio, el poder el dinero antes que Mi amor! ¡Sus comportamientos fueron comodidad y egoísmo, falta de respeto y negación hacia Mí y su prójimo!

Deben convertirse, porque la decisión se tomará ya pronto: ¡Su libre albedrío les permite elegir, pero sólo estamos Yo y Mi adversario! ¡No pueden elegir las dos cosas: a veces el bien y a veces el mal, así como les de las ganas! Deben decidirse por Mí, sólo por Mí y el camino hacia el Reino de los Cielos del Padre, porque todo lo demás, TODOS LOS DEMÁS, ¡los llevará a la perdición!

Déjenme decirles que la decisión se tomará pronto, y entonces estará bien [a salvo] aquel que se haya convertido a Mí. No pueden elegir ambos caminos, porque sólo Yo puedo llevarlos al Padre. Pero quien piensa que puede seguir viviendo como si fuera el único dueño de su vida, a él pronto el horror se apoderará de él, porque ustedes TODOS RECONOCERÁN [la verdad], ¡pero entonces será demasiado tarde para ustedes!

Él que elige el camino a la condenación sea conscientemente porque rinde homenaje al diablo, por comodidad o por negación de Mí y del infierno, no importa cuál sea su motivo: ¡Ninguno de ustedes alcanzará la vida eterna a Mi lado, ninguno que no sea fiel y entregado a Mí!

Así que conviértanse ahora, porque el tiempo se le está acabando.

Todo vendrá como Nosotros, el Cielo unido a través de Mí, su Jesús, a través de Mi Santísima Madre María, su Madre en el Cielo, a través de Mis santos y Dios Padre, el Altísimo mismo, ¡lo estamos diciendo en estos mensajes! No hay misericordia para los que no se convierten y la condenación será su eternidad.

Así que decidan bien, porque sólo Yo Soy el Camino a la gloria, mientras Mi adversario trae sufrimiento y fornicación, avaricia y odio a Mis hijos, y estarán perdidos si no se apartan de esto y si no se vuelven a Mí, porque si no se convierten a Mí, no podré hacer nada por ustedes.

Mi amor por ustedes es grande, es infinito, pero cuando la misericordia debe dar paso a la justicia, y este día está cerca, estarán perdidos para siempre los que no Me hayan encontrado y que no Me quisieron a Mí, su Jesús.

¡Así que conviértanse ahora! Dense la vuelta para que Yo también pueda darles Mi amor a ustedes.

Mi anhelo es grande y ningún pecado es demasiado grave para que Yo, su Jesús, no lo pueda perdonar. Así que pídanme perdón. Confiésense, hagan penitencia y arrepiéntanse, porque así se acercarán a Mí. Amén.

Conviértanse, queridos hijos, y es eso lo que son. El tiempo que les queda es corto y los días se oscurecerán.

Yo soy la luz que su alma necesita y busca, así que vengan a Mí, denme su Sí y Me apresuraré a llegar a ustedes y su alma resucitará, como se reza en el Credo por Mis hijos fieles y que Me aman.

Crean en Mí, en su Jesús, porque sólo Yo puedo llevarlos a la salvación. Amén.

Los amo mucho. Visiten Mis lugares sagrados porque les dan fuerza y confianza. Amén.

No cierran sus iglesias, amados sacerdotes, obispos y líderes de la iglesia, porque Mi Iglesia es santa y da fuerza y esperanza a todos los que Me aman. ¡Cuando cierran sus iglesias, entonces cierran el camino hacia Mí para los hijos! Por supuesto que continuarán rezando y sintiendo Mi cercanía, ¡pero ustedes los están privando de la santidad que sólo pueden recibir en Mi Santa Iglesia y celebración de la Eucaristía!

Así que abran sus iglesias y celebren la Sagrada Eucaristía porque es Mi Sangre que fue derramada por ustedes y es Mi Cuerpo que fue dado por ustedes y es Mi reliquia de la cruz que ustedes veneran aquí en el Santuario y que se guarda y muestra para Mis hijos creyentes para que les de fuerza y amor. Amén.

Los amo mucho.

Su Jesús desde las montañas de Cantabria. Quién sufrió, fue crucificado y murió por ustedes. Como expiación por todos sus pecados. Por lo tanto, conviértanse, porque el sacrificio por sus pecados Soy Yo, su Jesús, así como Soy su camino y su Redentor. Amén.

A través de Mí verán brillando la luz del cielo y a través de Mí entrarán al Reino de los Cielos. Así que conviértanse antes de que sea demasiado tarde. Yo, su Jesús de la Santa Cruz, los estoy esperando. Amén.

1256. ¿Cómo pueden creer que una vacuna los salvará? — 05.09.2020

Santo Cristo de Limpias

Mi hija. Mi querida hija. Gracias por haber venido hoy de nuevo a Mí, su Santo Jesús en Limpias.

Grande es Mi sufrimiento porque veo la desorientación [aberración] de Mis hijos que cada vez se agranda más.

Yo, su Jesús de Limpias, veo cómo están creando división por el miedo y Mi Corazón sufre, queridos hijos, y es eso lo que son, Mi Sagradísimo Corazón sufre a favor de ustedes, por ustedes y por el estado de su mundo ¡que está a punto de ser dominado completamente por el demonio SI NO RESISTEN!

¡Hijos, despierten antes de que sea demasiado tarde para ustedes! ¡Vean cómo les mienten y los engañan! ¡Vean cómo están siendo CONTROLADOS, y vean cómo reciben con los brazos abiertos a los QUE QUIEREN SU PERDICIÓN!

¿Cómo pueden creer que una vacuna los salvará?

¡Sólo yo, su Jesús, puedo darles la salvación y la bendición! ¡Sólo Yo, su santísimo Jesús, puedo darles la salvación!

¿De qué tienen miedo?

¡Si creen en Mí, en su Jesús, no tienen nada que temer! (¡)SIEMPRE(!) estaré a su lado y estaré con aquellos que Me aman de verdad y que están a Mi lado!

Den testimonio, Mis queridos hijos, den testimonio de Mí. ¡Yo, su Jesús, los estoy guiando todo el camino! ¡Ningún alma que Me encuentre a Mí se perderá! ¡NINGUNA!

¡Así que conviértanse, queridos hijos, y es eso lo que son, y oren! La oración es su arma en este tiempo de mentiras y engaños.

¡Y levanten su voz! ¡Su voz se les ha sido dada PARA QUE LA USEN! ¿De qué tienen miedo?

¡Ustedes creen más a la gente que en Mí, su Jesús! ¡Están confiando en sus medios de comunicación y no ven cómo su confianza está siendo [ab]usada!

¡El diablo, a través de sus secuaces, está implementando los objetivos más malvados! Si no se levantan, oran y luchan, ¡estarán todos perdidos!

¡Se promulgarán leyes que los PRIVARÁN de cualquier grado de libertad!

¡Vean lo que ya está sucediendo! ¡Vean qué leyes ya han sido cambiadas y promulgadas!

¡Vean dónde está su libertad de expresión! Si hoy en día dicen algo EN CONTRA de la «verdad» de los medios de comunicación generalmente aceptada, serán etiquetados y ridiculizados. ¡Los apuntan con el dedo y les ponen etiquetas!

A menudo están siendo enfrentados con agresión, y esto por parte de sus prójimos «normales», que creen ciega y fielmente todo lo que se les presenta.

¡Hijos, despierten! Yo, su Santísimo Jesús de Limpias, ¡pido a todos los hijos de Dios que oren! Únanse a los que dicen la VERDAD y no corran tras aquellos que les mienten.

Los amo mucho. Escuchen Mi palabra porque es sagrada.

Con un profundo amor,

Su Santo Jesús de Limpias, con Mi Padre, Dios Altísimo. Amén.

Me están mostrando cómo Dios Padre toma a Jesús sufriendo en sus brazos, profundamente consternado por el sufrimiento de Su Hijo, que es tan indeciblemente grande, aún hoy en día.