1358. ¡No se dejen engañar! ¡Oren por América! — 16.05.2022

Mi hija. A ustedes los esperan tiempos difíciles, sin embargo, perseveren.

Nunca pierdan, amados hijos, y es eso lo que son, su fe en Mí, en su Jesús, y nunca pierdan su coraje. Quien esté firme y verdaderamente anclado en Mí, su Jesús, quien espere en Mí, su Salvador, y quien confíe en Mí, su Jesús que tanto los ama, Quien Soy, que se lo diga:

Sabrán discernir cuando venga el que no soy Yo.

Reconocerán las mentiras que se difundirán y que se infiltrarán en Mi pueblo de Dios.

Serán fuertes y firmes y fieles a Mí, su Jesús, hasta el final.

Serán iluminados por Mi Espíritu Santo, sin embargo, oren a ÉL diariamente por claridad y protección, protección para no caer en la confusión, claridad para que puedan reconocer las mentiras y el engaño.

Yo, su Jesús, estoy con ustedes, Mis hijos, porque Yo, su Jesús, los amo y los cuido.

Confíen plenamente en Mí, entonces serán, si están verdaderamente entregados a Mí, guiados a través de este tiempo difícil y el diablo NO ejercerá su poder sobre ustedes, es decir, no obtendrá poder sobre ustedes, pues llevan la protección del Padre Quien los ama sinceramente y mantiene Su mano protectora sobre aquellos que son verdaderamente fieles y devotos y entregados a Mí.

Así que permanezcan fuertes, amados hijos, y es eso lo que son. El tiempo será duro, sin embargo, Yo, su Jesús, no los dejaré solo en ningún momento.

Oren, oren, oren. El tiempo será acortado, pero deben suplicar insistentemente al Padre por mitigación, protección y el acortamiento del tiempo.

El anticristo está preparado. Es la hora, Mis hijos, es la hora.

Estén y permanezcan preparados para que el maligno no pueda sorprenderlos.

¡Estén y permanezcan preparados para que permanezcan fuertes y vigilantes!

Estén y permanezcan preparados, porque Mi Aviso está cerca, y bienaventurado él que es entregado y fiel a Mí, su Jesús.

Mi hija, Mis hijos. Perseveren. El tiempo es duro, pero no se dejen engañar.

No crean nunca a sus medios de comunicación masivos, porque mienten como les dictan.

No crean nunca los canales de las redes sociales, porque las mentiras también están siendo difundidas allí.

Deben estar vigilantes, queridos hijos, y deben chequear [cuestionar]. Hay mucha mentira en la red, pero también hay verdad, pero sólo la conocerán cuando estén plenamente conmigo, con su Jesús.

No es necesario que lo sepan todo, queridos hijos, y es eso lo que son. ¡Su oración es lo más importante que tienen que hacer!

A través de su oración obtendrán tanto bien, y las cosas y noticias importantes se les serán dados como por casualidad. No las busquen a toda costa, pues pierden tiempo precioso de oración.

Es un tiempo de perseverancia, y es un tiempo de oración.

Sus supuestas relajaciones [del confinamiento] pronto le serán arrebatadas. Van a “tener que” hacer y aceptar cosas para todavía vivir como una persona libre, pero libres ya no lo son desde hace mucho tiempo.

El diablo tiene un firme control sobre sus políticos, y sólo unos pocos aún se atreven decir algo en contra de su dirección. Lo mismo ocurre con todos sus famosos que «atropellan» sus televisores cada día y cada noche.

Quien dice algo en contra de la dirección general [su mensaje] no será transmitido. Se le quita la palabra o su palabra será cambiada y se le saca de contexto.

Hijos, ¡despierten y enfrenten la, su realidad!

Todos ustedes están siendo guiados en una dirección a través de todos los medios de comunicación disponibles y las instituciones sociales como las escuelas, universidades y otras instituciones educativas, y esta dirección es establecida por el diablo y sus seguidores. ¡Ustedes, el pueblo, ya no tienen nada que decir, porque al que tiene una opinión diferente lo hacen ver como una oveja negra!

Hijos, ¿realmente no lo ven? Su mundo ha perdido TODA la moral y sólo quedan unos pocos que se dan cuenta de lo que está pasando.

Así que permanezcan plenamente en Mí y perseveren, porque el tiempo será muy difícil ahora, y bienaventurado el que confía plenamente en Mí, en su Jesús.

Su confianza será puesta a prueba, amados hijos, y es eso lo que son, y sólo sobrevivirá el que no ceda y permanezca plena y completamente entregado a Mí, su Jesús. Amén.

Mi hija. Mis hijos. Yo, su Madre en el Cielo Quien los ama, deseo advertirlos:

No crean en una mayor relajación, no crean que ahora todo se normalizará. La guerra está a su puerta y el mayor peligro acecha donde no lo creyeran.

La guerra, queridos hijos, y es eso lo que son, es una escenificación al más alto nivel. A ustedes les gustaría culpar de ella (de la escenificación, de la guerra) a una persona y a un pueblo, sin embargo, no es así. Es un montaje con vidas humanas, planeado para destruir y controlar a tantos de ustedes.

Oren, Mis hijos, oren, porque no saben lo que ocurrirá entonces [si no oren].

El oso no duerme, el dragón está activo y los hijos de Europa están en un polvorín. Ustedes son el objetivo y el campo de juego de los que quieren el control, y no es el oso el que quiere tomar el control. Mírenlo como una madre osa a la que le han arrebatado sus hijos y que ahora están siendo mutilados, por advenedizos de su/s propio país/países obsesionados con el dinero y el poder y orientados hacia el occidente. Ellos [los hijos de la madre osa] están siendo explotados, burlados, perseguidos, torturados y asesinados. Ninguna madre dejaría que esto les pasara a sus hijos sin hacer nada.

El gran enemigo se defiende.

Pero el agresor que lo planeó y dirige todo está sentado lejos y se siente seguro. Una falsa seguridad para él y sus súbditos.

Así que oren, amados hijos, y es eso lo que son, oren, porque aquel que trae tanto sufrimiento a su mundo será subyugado, pero deben orar para que su pueblo despierte y no se pierda.

Son los EE.UU. de los que hablo, amados hijos, y es eso lo que son, y ahí viven muchas personas buenas y fieles. Pero un poderoso castigo se desatará, y deben orar por los hijos de América, porque lo que una vez fue bueno y digno ha sido contaminado y empantanado por el diablo y sus seguidores, y tantos hijos perecerán porque viven en el engaño y la mentira, dando la espalda a Mi Hijo o construyendo su fe de acuerdo a SUS ideas.

Lo que una vez estaba en un buen camino ha traído inmoralidad y sufrimiento a su mundo. Lo que una vez se construyó sobre una gran esperanza se ha contaminado y podrido por dentro y se ha convertido en una esclavitud del diablo.

Hijos, oren por América, porque el castigo no excepcionará a nadie que no esté verdadera, sincera y honestamente entregado a Mi Hijo. Amén.

(Pregunto: «¿Todo el continente?» Ella responde: «Sí, Mi hija «. Se lo agradezco.)

Los amo mucho.

Mi Hijo los ama mucho.

Oren y permanezcan preparados.

Su Madre en el Cielo Quien los ama.

Madre de todos los hijos de Dios y Madre de la Salvación y de Jesús, su Salvador Quien tanto los ama. Amén.

1357. ¡Nunca deben perder de vista la Luz, que Yo Soy! — 12.05.2022

Mi hija. Gracias por venir hoy. Mi Madre, su Madre María, Mi Padre, su Padre del Cielo, y Yo, tu y su Jesús, queremos decirte a ti y a ustedes hoy lo siguiente:

Perseveren, queridos hijos, perseveren.

El final está muy cerca y todo llegará como ha sido (pre)dicho por Mí, por su Jesús que tanto los ama, por Mi Madre que también es su Madre y por el Padre en el Cielo, su Padre y Creador que tanto los ama.

Los santos hablaron y están hablando la palabra verdadera. Es la hora, Mis hijos, es la hora. El fin ha comenzado y pronto ya verán cambios. No (se desesperen) duden nunca, no vacilen. Es y será como Yo, tu y su Jesús, y Nosotros, todos sus santos y ángeles, Mi Santísima Madre y Dios Padre lo hemos dicho.

Vendrá una época muy oscura, pero sepan que también pasará. Mi Reino está preparado. Permanezcan plenamente conmigo y oculto en Mí. ¡Perseveren esta época oscura! Es como lo dijimos, y tal cual se cumplirán todas las cosas. Permanezcan preparados, porque el tiempo y el reinado del maligno (anticristo) NO durará mucho. ¡Cuanto más oren, MÁS CORTO SERÁ!

Así que oren, crean y lleven la esperanza en su corazón: el tiempo ya ha sido acortado, pero viene un tiempo muy oscuro (e injusto). Luego vendré Yo. Su redención está cerca. También en lo terrenal, pero deben atravesar esta oscuridad y nunca deben perder de vista la Luz, que Yo Soy.

Los amo mucho. Estoy con ustedes en todo momento. Díselo también a los hijos del mundo. Permanezcan fuertes y perseveren, porque la confusión está creciendo, Mi Misericordia está siendo abusada y torcida, y quien esté fuerte y tenga verdadera fe resistirá este tiempo.

Con profundo amor,

Su Jesús.

Vendré a redimirlos, pero deben ser muy fuertes ahora.

Mi Espíritu Santo está con ustedes. ¡Pídanle a diario por claridad!

Oren, oren, oren. Quien está confundido espiritualmente tendrá un tiempo difícil, es por ello que su oración al Espíritu Santo es indispensable. Amén.

1356. ¡…para que no reconozcan y acepten este regalo tan maravilloso como tal! — 29.04.2022

Mi hija. Mi querida hija. Yo, tu Madre en el Cielo quien te ama, he venido a decirte a ti y a los hijos de la tierra lo que ahora sigue:

¡Prepárense! ¡Prepárense! Estén preparados en todo momento.

Muchos de nuestros hijos tan queridos están en la duda. Temen que Nuestra Palabra puede que no sea cierta. Tienen miedo, pero también esperanza, no obstante, están confundidos. Permítanme, su Madre en el Cielo Quien los ama, decirles los siguiente:

El confundidor está entre medio de ustedes y sus velos están puestos firmemente sobre su mundo. Ustedes están «envueltos» en estos velos de niebla y tantos de ustedes no ven con claridad. Deben orar siempre al Espíritu Santo del Padre y de Mi Hijo, su Jesús, por claridad y reconocimiento pues sólo ÉL puede levantar estos velos, ¡y sólo ÉL puede sacarlos de la niebla de la confusión que siempre lleva a la aberración, es decir, a los caminos equivocados, y así liberarlos de las dudas y de los temores (resultantes)!

Deben orar, Mi amado rebaño de hijos, porque sin su oración están perdidos.

El tiempo es difícil y muy confuso y es imperativo y de suma importancia que se mantengan fieles y entregados a Jesús, Mi Hijo Quien tanto los ama, Quien es SU REDENTOR.

Un tiempo muy difícil de confusión, de desorientación los sobrevendrá ahora. Así que estén advertidos, pero no teman. Quien hace caso a Nuestra Palabra, la pone en práctica y la vive, no tendrá nada que temer. Se mantendrá firme y claro [con vista clara]. Reconocerá.

Sin embargo, este es un tiempo de discordia, de división y Jesús, Mi Hijo, está apenado y triste al ver a su amado rebaño de hijos tan dividido.

¡Deben permanecer con un corazón cálido y siempre en el amor, pase lo que pase, conozcan a quien conozcan, por mucho que “se” burlen de ustedes y quieran desviarlos del camino! Manténganse fuertes y fieles a Jesús, ¡eso es importante!

No juzguen, no intenten imponer o encasquetar su opinión a las personas. Es un tiempo de preparación para lo que viene, y el Aviso los purificará a ustedes y a los demás y los llevará aún más cerca de Mi Hijo.

Oren por ello, por ustedes mismos y por el mundo, ya que el Aviso es un regalo que nunca antes se había dado de esta manera.

Muchos, muchos hijos se convertirán, así que oren, oren, oren para que sean aún más [los que se convierten] y para que incluso los mayores pecadores se vuelvan a Jesús.

El diablo no duerme. El tratará de ENGAÑARLOS A TODOS para que no reconozcan y acepten este regalo tan maravilloso como tal, pero guarden Mis palabras en su corazón y en su espíritu, porque a través del Aviso ustedes y muchos se encontrarán por completo con Mi Hijo, y con por completo me refiero a una cercanía y unión tan especial que sólo un alma preparada y creyente puede experimentar, va a experimentar en toda su pureza y belleza.

Mis hijos. No se dejen engañar y prepárense y estén preparados, porque quien esté preparado para este acontecimiento tan maravilloso tendrá, sentirá, la mayor alegría. Cuanto más íntimamente se han hayan preparado, mayor será esta alegría, que no se puede comparar con ninguna, y repito NINGUNA alegría terrenal, es tan grande, tan dichosa que no se puede describir con palabras terrenales.

Tengan en cuenta que muchas almas no preparadas sufrirán. Ya les hemos señalados las razones de esto.

Y tengan por seguro que el adversario y sus secuaces harán todo lo posible para que este acontecimiento sea declarado de nula importancia. Harán todo lo posible por sumergir a Nuestros queridos hijos en la duda y la confusión, ¡pero ustedes no deben permitir esto!

¡Disfruten de este acontecimiento y examínense si están debidamente preparado para ello! ¡Que no pase ni un día sin su purificación! Oren, oren, oren para que se mantengan claros [con vista clara] y firmes. ¡Supliquen al Espíritu Santo! ¡Supliquen al Padre en el Cielo!

Nunca crean a los advenedizos y permanezcan siempre fieles a Mi Hijo, su Jesús.

El tiempo que les queda es corto. Aprovéchenlo y oren, oren, oren.

Con profundo amor,

Su Madre en el Cielo.

Madre de todos los hijos de Dios y Madre de la Salvación con Jesús, Dios Padre y los Santos y Santos Ángeles del Señor aquí reunidos. Amén.

1355. ¡Por su ignorancia están dando el pase al maligno! — 25.04.2022

Oh, Mi hija. Estoy sufriendo mucho. Si solo se dieran cuenta amados hijos, y es eso lo que son, estarían en ferviente oración a Mí, al Padre y a Mi Espíritu Santo. ¡Pero ustedes no reconocen y no dudan y no ven dónde se encuentran!

El tiempo se agota y su conversión debería ya haberse consumada [estar completa], sin embargo, tantos hijos continúan desviándose en lo mundano-transitorio y cada vez más de ustedes vacilan y dudan. Hijos, ¿realmente no han aprendido nada?

Viven como si todo siguiera eternamente y no ven los peligros que acechan a ustedes – ¡su alma!

¡Están felices por las relajaciones [del confinamiento] y no ven lo que el diablo ya ha planeado y preparado! Por un poco de «normalidad» aceptan casi cualquier cosa para seguir viviendo cómoda y confortablemente en su mundo de apariencias.

Planifican viajes y no ven cuales peligros se están acercando a ustedes – ¡y a su mundo!

¡Viven en las alegrías del lujo -de cualquier tipo- y no comprenden lo que el diablo está haciendo con ustedes!

¡Están cegados y no han comprendido lo importante que es prepararse -su alma- para los acontecimientos que se les están avecinando!

Viven como si nada de lo que les decimos fuera cierto. Son impacientes, incrédulos, codiciosos y cómodos.

Quien no aprovecha este tiempo para su preparación, que se lo diga:

Como un ladrón que llega en la noche se encontrarán ante los hechos consumados.

No tendrán más tiempo y no sabrán.

Serán presa fácil para Mi adversario y no reconocerán los acontecimientos, los engaños y las intrigas.

No podrán resistir las mentiras, ni las maquinaciones que se les impondrán. Ya no los reconocen ahora -muchos de ustedes- y vendrá un tiempo que será aún peor, aún más poderoso, aún más confuso que éste.

No reconocen lo que está sucediendo y por su ignorancia están dando el pase al [le juegan en favor del] maligno.

No se han convertido y no se han preparado, y su tiempo se está acabando.

Así que aprovechen este tiempo para su preparación, porque todo vendrá uno tras otro y ay de aquel que no Nos ha escuchado, ay de aquel que ha expulsado de su vida a Mí, su Jesús, y no ha encontrado su camino de vuelta a Mí, ay de aquel que no acepta y no pone en práctica la Santa Palabra de Mi Madre, que también es su Madre, ay de aquel que vive lejos del Padre, Dios Todopoderoso, porque su despertar vendrá, pero entonces será demasiado tarde para ustedes.

Así que manténganse fuertes y manténganse firmes y no duden.

Nuestra Palabra es santa y fue y está siendo dada a ustedes para su salvación. El que rechaza este regalo pronto espera haberlo aceptado, pero esta comprensión será entonces demasiado tarde.

Prepárense y permanezcan fieles a Mí, su Jesús, y oren mucho y con fervor.

Supliquen por claridad, perspicacia y comprensión al Espíritu Santo y supliquen al Padre que EL mitigue.

Yo, su Jesús, estoy preparado, pero Mi adversario no duerme y bienaventurado es el que permanezca fiel a Mí hasta el final. Amén.

Su Jesús, Redentor de todos los hijos de Dios y Redentor del mundo. Amén.

1354. ¡La ACEPTACIÓN de la verdad los liberará! — 22.04.2022

Mi hija. Mucho está velado en su mundo de la desgracia, pero cada vez más [cosas] se están abriendo y saliendo a la luz. La verdad de lo que ha ocurrido y que se supone que va a ocurrir no puede seguir siendo ocultada, y sin embargo tantos de Nuestros hijos niegan esta verdad.

Deben orar, Mis hijos, porque muchos de ustedes se encuentran en caminos equivocados.

Tantos se dejan engañar por el propio maestro del engaño, y tantos simplemente cierran sus ojos, sus mentes y sus oídos para no tener presente la cruel verdad, en lugar de reconocerla y ¡HACER ALGO AL RESPECTO!

Hijos, el que se cierre a la verdad:

¡Los espera un despertar brusco, muy brusco, y sufrirán por lo que han hecho y LO QUE HAN OMITIDO HACER!

Ustedes están allanando el camino para el diablo y su élite, ¡y simplemente dejan que suceda!

¡Deben arrepentirse, y deben afrontar la verdad y actuar!

No acepten sin dudar todo lo que les dicten.

¡Oren y supliquen al Padre en el Cielo! ¡Sus oraciones son el arma más potente que tienen!

¡El mirar y la ACEPTACIÓN de la verdad los liberará de este miedo que el diablo, a través de sus secuaces, ha puesto sobre ustedes y su mundo!

El miedo siempre viene del diablo y deben combatirlo. ¡Sólo pueden hacerlo si no sigan cerrándose a la verdad, si se convierten y encuentran a Jesús!

En Jesús encontrarán apoyo y capacidad de resistencia que a tantos de ustedes les falta. Encontrarás fuerza, encontrarán esperanza, confianza y el único amor verdadero y eterno.

¡En ÉL y a través de ÉL encontrarán el perdón! Todo lo mal que hayan hecho en algún momento, tráiganlo a la Santa Confesión. Quien se arrepienta, a él Mi Hijo le perdonará.

No se atormenten por los pecados cometidos, sino entréguenlos a ÉL en la Santa Confesión. ÉL que sufrió por ustedes, regala el perdón, ¡y el perdón se da a todo pecador, siempre y cuando tenga un corazón arrepentido que confíe en Jesús!

No se atormenten a sí mismos guardando para ustedes los pecados que han cometido, sino que CONFIÉSENLOS. La Santa Confesión es un regalo tan precioso para ustedes, amados hijos, ¡así que úsenla!

¡Confiésense, hagan penitencia y arrepiéntanse! Quien lo haga será perdonado por Mi Hijo, su Jesús. Amén.

Ábranse, amados hijos, ábranse a la verdad. Luego oren y supliquen y lleven todos los pensamientos y sentimientos «desagradables» a la Santa Confesión. «Soportar» la verdad es difícil para tantos de ustedes, sin embargo, mírenla y luego vayan a donde Mi Hijo. ÉL, que los ama tanto que fue a la cruz por ustedes, está esperando a ustedes, a que se dirigen a ÉL, a sus oraciones. ÉL está preparado para ayudarles, amado rebaño de niños, ¡y ÉL desea tan ansiosamente que se dirijan a ÉL en TODO!

No importa lo que es que tengan que soportar, no importa lo que hayan hecho, no importa cuántas veces hayan pecado, SU misericordia es inagotable y se le regala a cada uno de ustedes que se dirige a ÉL, su Salvador, con un corazón humilde, buscador, sincero, puro, dolorido, alegre, sensible – la lista es larga, hijos Míos.

No importa si son felices o tristes, pecaminosos o «purificados», ¡Jesús los está esperando! ¡A cada uno de ustedes! ÉL espera su conversión, que se dirijan a ÉL, su entrega a ÉL, amado rebaño de niños.

Así que confíen en ÉL, en su Jesús, y límpiense de sus pecados en la Santa Confesión, a través de la penitencia y muestren remordimiento. ¡Sin remordimiento no serán liberados (=no perdonados) de sus pecados!

Así que preparen sus corazones y ábranse completamente. Sólo así los endurecimientos que muchos, muchos, muchos de ustedes llevan dentro se aflojarán, se abrirán y podrán ser sanados a través del perdón.

Queridos hijos, y es esto lo que son, Yo, su Madre del Cielo, los amo mucho. Mi Hijo, su Jesús, los ama mucho. Aún les queda un poco de tiempo. Así que aprovéchenlo para venir, poder venir ante Mi Hijo puros y preparados, y prepárense y estén preparados.

¡La élite no duerme! Nunca crean esto. Ellos continuarán hasta que hayan puesto en marcha sus malvados, crueles y viles planes y sólo la oración de ustedes, su (¡)DESPERTAR(!) puede oponerse a ello!

¡Supliquen al Padre! Deben suplicar por claridad al Espíritu Santo, pues la confusión es grande y astutamente el maligno los engaña a todos.

Permanezcan fieles a Jesús y oren mucho y con fervor. Sólo el Espíritu Santo podrá salvarlos de la confusión y la aberración, ¡sólo a través de Jesús se mantendrán fuertes!

¡Utilicen la oración diaria y perseveren!

¡Manténganse fuertes y fieles a Jesús en todo momento!

A través de la confusión y la aberración muchos de ustedes correrán detrás de los falsos, por lo tanto, oren y supliquen por claridad al Espíritu Santo, porque la confusión ahora será aún mayor, ¡y el confundidor se ríe de quien cae en su trampa!

¡No dejen que el confundidor los seduzca!

Manténganse fuertes y no confundan a Jesús con el que ahora vendrá.

Todavía les queda un poco de tiempo. ¡Aprovéchenlo para su preparación y permanezcan fieles a Jesús! Amén.

Con profundo amor.

Su Madre en el Cielo.

Madre de todos los hijos de Dios y Madre de la Salvación. Amén.

1353. ¡…que el mundo entero no yazca en fragmentos! — 06.04.2022

Mi hija. Las revelaciones se están haciendo realidad. Sus oraciones están ayudando a que el mundo entero no yazca en fragmentos, no se destroce. Muchas abominaciones son contenidas, impedidas, retenidas y ¡NO SUCEDERÁN! Otros [ahora solamente] son regionales y no globales.

El Padre está reteniendo su mano iracunda y ¡mitiga! ¡ÉL regala aligeramiento para que ustedes logren aguantar! ÉL ama a Sus hijos y tiene un corazón tan amoroso, lleno de amor y misericordia, y la esperanza que aún muchos más hijos se conviertan y encuentren su camino de regreso a ÉL. ÉL los ama con todo corazón y con todo Su ser, ¡Su existencia! Desde este amor ÉL los creó. Es por ello que, ¡ÉL ESCUCHA sus oraciones, amado rebaño de niños!

Si supieran dónde estaría hoy su mundo sin Su retención, ¡estarían perdidos! Así que denle gracias a ÉL amados hijos, y es eso lo que son, porque Mi y su Padre en el Cielo escucha sus oraciones y retiene cuando se lo piden, mitiga, aligera y acorta, pero deben seguir rezando, amado rebaño de niños, porque es a través de las oraciones de todos ustedes que se les da la ayuda del Padre para que logren aguantar hasta el fin. Amén.

Su oración es muy importante y el Padre está reteniendo mucho, pero deben seguir suplicando, porque tan pronto como el anticristo entre públicamente en el escenario mundial, todo pasará muy rápidamente, y ¡bienaventurado el que no se pierda a él! Bienaventurado el que permanece fiel a Mí, su Jesús. Amén.

Su Jesús. Amén.

1352. ¡…sólo pueden ser EVITADOS por el Padre! — 04.04.2022

Mi hija. Por favor, dile a los hijos de la tierra que estén preparados, porque las abominaciones contra los hijos de los hombres son cada vez peores, y el sufrimiento y la miseria que amenazan con sobrepasar su mundo entero sólo pueden ser detenidos y EVITADOS por el Padre, Dios Todopoderoso.

Tengan la certeza amados hijos, y es eso lo que son, de que sus oraciones dirigidas al Padre serán escuchadas. Tengan la certeza de que ÉL, que es todopoderoso, intervendrá.

Sin embargo, amados hijos, y es eso lo que son, deben pedir y suplicar, porque SÓLO LA ORACIÓN DE TODOS USTEDES puede todavía frenar los peores vilezas y horrores, sólo mediante la oración de todos ustedes el Padre acortará el tiempo, sólo mediante sus oraciones obtendrán mitigación, sólo mediante su oración serán salvados de lo peor.

Por eso, Yo, su Madre en el Cielo que tanto los ama y llora, los llamo a orar para que Mis lágrimas que derramo por ustedes y por su condición del mundo se sequen, para que el dolor -que también es Mi dolor- de Mi Hijo que tanto los ama se alivie, y para que a través de la oración de todos ustedes puedan sobrevivir, perseverar y aguantar este tiempo que se avecina.

Permanezcan en oración, amados hijos, y es eso lo que son, porque las atrocidades se están desatando, y bienaventurado el que sepa evaluarlas y que confíe en Jesús, su Salvador que tanto lo ama y sufre por él.

Un alma consagrada a Dios no se perderá, por eso que les pido amados hijos del Ejército Remanente:

Conságrense a Mi Hijo y conságrense a Mi Corazón Inmaculado.

Usen el Sello del Dios Vivo.

¡Oren por la paz!

¡El arma más fuerte para conseguir la paz es Mi Rosario! Así que récenlo a diario y supliquen al Padre por mitigación, aligeramiento, alivio, protección y el acortamiento de este tiempo que ahora amanece. Amén.

Su Madre en el Cielo.

Madre de todos los hijos de Dios y Madre de la Salvación. Amén.

Mi hija. Estoy sufriendo mucho. Si supieran lo cerca que está todo, estarían en ferviente y persistente oración a Mí, a la Madre y al Padre en el Cielo.

Así que no dejen que su oración expire/cese jamás. Su ángel de la guarda sigue orando por ustedes y con ustedes cuando se lo piden. Amén.

Sufro por los abusos, atrocidades y vilezas que ustedes, los hijos de la tierra, se están infligiendo mutuamente.

¡Arrepiéntanse! ¡Sólo a través del arrepentimiento obtendrán el perdón! ¡Sólo mediante el arrepentimiento su alma – (¡) ustedes (!)- se salvarán! Amén.

Su Jesús desde la Cruz. Amén.

1351. ¡Él viene directamente del reino del infierno de Satanás! — 02.04.2022

Mi hija. Tomen el Aviso en serio, porque es el último momento que se les regala antes de que se desate el mayor mal, los mayores males.

Tan pronto como el anticristo muestre su rostro, bienaventurado el que esté firmemente anclado en Mi Hijo, su Jesús, porque él (anticristo) engañará a tantos hijos y los arrastrará a la ruina. Así que estén vigilantes, porque el que viene NO ES MI HIJO, ¡pero se les será presentado como tal!

No se dejen engañar, amados hijos, y es eso lo que son, y guarden Nuestra Palabra, Mi Palabra y la de Mi Hijo, en su corazón, en su espíritu, porque: Jesús vendrá recién al final de este tiempo, pero el que viene ahora no es ÉL. Mi Hijo, su Jesús, no habitará entre ustedes por segunda vez.

Así que tomen a pecho lo que Yo, su Madre en el Cielo Quien tanto los ama, les digo hoy, ¡pues quien toma a pecho Mi Palabra sabrá discernir! No se dejará engañar por el adversario de Mi Hijo y no se tragará las mentiras del Falso Profeta y no las aceptará como verdaderas. Sabrá lo que es, dónde está parado y lo que viene, y perseverará hasta el final si haya tomado a pecho Mi y Nuestra Palabra y se haya preparado.

Así que ve ahora y comparte este mensaje con todos los hijos de la tierra:

Mi Hijo vendrá, ¡pero NO habitará entre ustedes!

Estén vigilantes, ¡porque el que viene no es Mi Hijo!

Aléjense de las mentiras e hipocresías del falso profeta, pues astuta y engañosamente engaña a muchos hijos, y cada vez más de ustedes se caen, es decir, se dejan confundir por el propio confundidor, que actúa a través de él (falso profeta) y de los advenedizos, con el fin de que TODOS ustedes se pierdan y ya no sepan discernir.

Así que estén vigilantes, porque Jesús vendrá recién al final de los tiempos. Amén.

Divulga esto. Tantos hijos que están confundidos y ellos deben orar al Espíritu Santo del Padre que les de claridad.

Prepárense, porque el Aviso está cerca. El fin se acerca rápidamente, pero el tiempo para llegar allí es difícil para muchos de ustedes.

Supliquen al Padre que EL conceda respiro, mitigación y acortamiento, para que puedan sobrevivir a este último tiempo, que es insuperable en horrores, males, vilezas y sufrimientos.

Todavía tienen la oportunidad de convertirse. ¡Quien esté completamente con Jesús será guiado a través de este tiempo!

Manténganse firmes y estén muy vigilantes, porque el que viene ha sido lavado con todas las aguas de la hipocresía y la traición. Se mostrará como el bueno, ¡pero viene directamente del reino del infierno de Satanás! Es su hijo y es tan astuto que apenas lo puedan distinguir de Jesús.

¡Sólo un alma (hombre) anclado en Jesús no caerá en él, por eso es tan importante su preparación, amados hijos, y es eso lo que son!

Quien caiga por el Anticristo, y será difícil resistirse a él tanto encanto y carisma tendrá, se perderá y Mi Hijo, su Jesús, no podrá hacer nada por él.

Así que estén preparados, porque la batalla por las almas se librará, y sólo el que esté preparado para Jesús encontrará la salvación.

Les digo esto porque los amo y ni un alma queremos ver perdida, ni Yo, su Madre en el Cielo Quien los ama, ni Jesús, Mi Hijo Quien tanto los ama, ni Dios Padre, su Padre en el Cielo.

¡Conviértanse! ¡Estén preparados! Porque cuando se libre la última batalla, bienaventurado el que se haya entregado completamente a Jesús, confía en ÉL, cree en ÉL y LE permanece fiel a ÉL hasta el fin. Amén.

El que espera se perderá, por eso oren, oren, oren. El cielo unido está a su lado, pero deben pedirnos que acudamos en su ayuda. Amén.

Ustedes son libres de elegir, ¡por eso su oración de súplica es tan importante! Quien suplique al Padre, quien pida Su ayuda y la Nuestra, ¡a él nos apresuraremos a socorrerlo! Pero quien siga el camino solo sin pedirnos [ayuda], ¡respetaremos su decisión!

Como ven, ustedes son libres de elegir, pues Dios Padre les ha dado a cada uno de ustedes el libre albedrío, pero recuerden que, si eligen en contra de Jesús, AUTOMÁTICAMENTE ELIGEN AL DIABLO, INCLUSO SI MUCHOS DE USTEDES NO SON CONSCIENTES DE ELLO.

¡Así que elijan bien, queridos hijos, y es eso lo que son, y prepárense!

Todo está muy cerca, y el adversario no duerme. Quien no esté preparado para Jesús se perderá al adversario. Tomen a pecho Mis palabras, porque se las doy para que encuentren a Jesús y la salvación. Amén.

Con el amor profundo y maternal,

su Madre en el Cielo Quien los ama.

Madre de todos los hijos de Dios y Madre de la Salvación. Amén.

¡Estén preparados! ¡Manténganse preparados! El tiempo es muy corto.

1350. ¡No ven el peligro en el que se están metiendo! — 31.03.2022

Mi hija. Prepárense, porque lo que se ha dicho se está cumpliendo ahora. El maligno hace estragos como nunca antes y le resulta fácil ganarse a los hijos de la tierra, dividirlos entre sí y llevarlos a la perdición.

Muchas personas ya se han quitado la vida porque ya no veían ninguna perspectiva. Les faltaba la fe en Jesús, su y nuestro Señor.

Muchos viven en la ruina, es decir, apenas tienen algo para vivir, pero a los «ricos» no les importa, y más aún detestan a estos pobres. No tienen compasión. Son fríos. Sin embargo, creen que son buenos.

A ellos les falta fe en Jesús, su Señor y el nuestro.

Mi hija. Esta lista es infinitamente larga, porque la apostasía es mayor que nunca. Sus escuelas, su política, sus guarderías infantiles, sus lugares de trabajo,…. todos están orientados a hacer que la gente se aleje cada vez más de la verdadera fe. Los valores ya no se enseñan, su moral está a cero, es decir, la han doblado tanto que ya es inexistente. Todo, en todas partes gira solamente en torno a sus necesidades, y sin embargo, si miran bien todo solamente gira en torno a las necesidades de los poderosos, de los superricos, de los que les dictan como vivir la vida, y todos ustedes se están fijando sólo en cómo pueden también ustedes salir mejor parados, en cómo también ustedes pueden conseguir dinero, en cómo también ustedes pueden poner sus necesidades en primer lugar -también aquí la lista es larga- y no ven el peligro en el que se están metiendo y no ven que sin Jesús nunca estarán plenos y sanos.

Hijos, ¡despierten! Se han puesto en el hielo [los han engañandos] y ¡miren dónde están! El hielo se romperá, ustedes se hundirán, y bienaventurado el que haya encontrado a Jesús a tiempo, porque sólo ÉL podrá salvarlo del hundimiento.

Yo, su Ángel del Señor con San Bonaventura, les advierto hoy: conviértanse y encuentren el camino hacia Jesús, porque si no están preparados para Él se perderán, y ese momento está cerca, está tan cerca.

¡Conviértanse, queridos hijos, conviértanse! Sólo su conversión puede sacarlos de esta oscuridad, sea cual sea su situación en la que se encuentren.

Ustedes deben encontrar a Jesús, porque de lo contrario estarán perdidos y no habrá redención, no habrá salvación para ustedes.

Jesús está preparado para ustedes.

Digan Sí a Él.

Su Aviso llega.

Estén preparados para Él.

El fin los alcanzará a cada uno de ustedes.

Estén preparados y encuentren a Jesús.

Amén.

Los am mucho, queridos hijos, y es eso lo que son. Si solo supieran lo cerca que está todo, ya estarían todos con el Señor. Amén.

Con profundo y sincero amor.

Su Ángel del Señor y San Bonaventura. Amén.

1349. ¡Mi Aviso llegará a ustedes! — 23.03.2022

Oh, Mi hija, estoy sufriendo mucho. Si solo supieran lo grande que es Mi sufrimiento por ustedes, Mis amados hijos de la tierra, Me aliviarían con sus oraciones de todos ustedes, con su reverencia hacia Mí, su Jesús, y hacia Mi Padre, su Padre del Cielo, y se alejarían del pecado, pues con cada pecado que cometen ustedes / sus hermanos y hermanas perforarán Mi corazón que tanto los ama, y con cada pecado que cometen Me están crucificando de nuevo, tanto sangran Mis heridas por sus pecados, tanto Me duele cuando ustedes, Mis amados hijos, pecan.

Mi hija. Por favor, diles a los hijos del mundo que se preparen, pues sólo un alma preparada podrá recibirme a Mí, su Jesús, Redentor Quien Soy, debida y dignamente, ¡sólo el que se haya lavado y vestido de nuevo, con vestiduras purísimas (=alma pura) podrá recibirme a Mí, su Jesús, como Quien Soy!

¡Hijos, estén preparados para Mí, porque Mi Aviso llegará a ustedes cuando menos lo esperan!

Mi Padre, Dios Todopoderoso, ha fijado la fecha y ay de aquel que no se haya preparado. Sufrirá cuando vea sus pecados, y muchos no podrán soportar Mi Luz y sus pecados y las consecuencias de estos, les golpeará tanto (tan fuerte) que morirán al instante.

Así pues, estén preparados, amados hijos, y es eso lo que son, porque cuando llegue Mi Aviso, bienaventurado quien se haya purificado, ¡pues sólo el que se haya purificado, el que se haya preparado de buena fe, honestamente y con un corazón sincero para este acontecimiento tan misericordioso, lo reconocerá y lo experimentará como tal!

Pero el que no está preparado tiene, si su pecaminosidad, su culpa de pecado se lo permite -y esto depende de ustedes, amados hijos, y es esto lo que son- la posibilidad de convertirse en ese momento, de caer de rodillas y de implorar el perdón de Mí, su Jesús. Esta alma no se perderá. Yo, su Jesús, seré misericordioso con ella, porque Mi Misericordia y la del Padre es grande, es infinita.

Así que estén preparados, amados hijos de la tierra, porque este evento ahora es inminente. No conocen la fecha, pero sepan que está cerca. Amén.

Yo, su Jesús desde la Cruz, sufro mucho por sus pecados. Así que tráiganlos ante Mí en la santa confesión y con un corazón contrito y hagan penitencia. No me reciban impuramente, porque quien lo hace no Me respeta, no tiene amor por Mi, su Jesús que tanto lo ama y lo espera. Por lo tanto, les pido:

Confiésense antes de recibir el Santo Sacramento de la Eucaristía, porque sólo un alma pura es digna de recibirme a Mí, su Jesús, en este Sacramento. Amén.

Tu y su Jesús desde la Santa Cruz. Amén.