1375. ¡Donde Yo no estoy, allí está Mi adversario! — 31.08.2022

Mi hija. Tiempos difíciles le esperan a su mundo (tierra), pero él que está conmigo no tiene nada que temer.

Yo, su Jesús, lo llevaré a través de estos tiempos que se avecinan y el maligno no podrá apoderarse de él si es verdadera, sincera y honestamente entregado a Mí, su Jesús, es siempre fiel a Mí, su Redentor, y Me defiende a Mí, su Salvador, ¡ante TODOS!

¡No permitan que Yo, su Jesús, Salvador, El Quien Soy, sea despreciado, blasfemado, acosado y profanado y deshonrado!

Todo esto está sucediendo en sus iglesias hoy. ¡Tantos de Mis siervos consagrados no lo son (Mis siervos)! No Me honran, se adaptan al mundo y lo mundano. ¡Son defensores de Mi Palabra en lugar de transmitirla sin adulterala!

No alimentan a Mis ovejas, sino que las llevan al matadero.

Hijos, ¡despierten y dense cuenta!

¡Su tiempo está completamente contaminado por el maligno!

¡Los que deberían amarme de verdad no lo hacen!

¡Todos ellos TENDRÁN QUE RESPONDER ante Mí y ante Mi Santísimo Padre en el Cielo, Dios, su y vuestro Creador!

Sin embargo, están arrastrando a tantos de Mis amados hijos por el camino equivocado y hacia la desesperanza, pues: Donde Yo no estoy, allí está Mi adversario, y él los arrastrará a su perdición.

Así que estén vigilantes, amados hijos, y es eso lo que son, porque hay muchos lobos con piel de oveja que se han extendido en Mi Santa Iglesia.

¡Estén vigilantes y siempre fieles a Mí, su Jesús!

No crean a los advenedizos, porque les traerán la perdición y la perdición cosecharán si no son fieles a Mí, su Jesús.

¡Esto vale para TODOS Mis hijos, ya sean consagrados a Mí en el servicio o no!

Estén vigilantes, porque el demonio se ha extendido en Mi Iglesia, y bienaventurado el que sabe discernir, bienaventurado el que Me ama a Mí, su Jesús, con todo su ser, bienaventurado el que es fiel a Mí, bienaventurado el que es verdaderamente entregado a Mí. Amén.

Los amo mucho, amados sacerdotes, y es eso lo que son, pero deben decidirse. Amén.

Su Jesús, El Quien Soy y Seré. Siempre. Amén.

1374. ¡Es un tiempo difícil, ¡pero aguántenlo! ¡Cada uno de ustedes debe ser probado! — 26.08.2022

Mi hija. Mi querida hija. El tiempo ahora (pronto) se volverá oscuro, pero no temas, no teman. El que está con el Padre no tiene nada que temer, porque ÉL que los ha creado a cada uno de ustedes cuida, y el que es fiel y devoto y entregado a Jesús, Mi Hijo que tanto los ama, no tiene nada que temer, porque será levantado, y ese momento está cerca, ¡está tan cerca!

Mis hijos tan amados, y es eso lo que son, Yo, su Madre en el Cielo quien los ama, Me preocupo mucho: tantos de ustedes no tienen paciencia. ¡Les falta fuerza, les falta perseverancia, les falta confianza en que todo pasará realmente como Nosotros, el Cielo Unido, lo decimos! Temen que todo aún dure mucho tiempo, que todo se alargue y ¡no ven cómo así se están alejando de Mi Hijo!

¡Deben permanecer fuertes y perseverantes, amados hijos, y es eso lo que son! Nosotros, el Padre, Jesús, sus santos y ángeles y Yo, su Madre en Cielo quien los ama y protege, sabemos que es una prueba dura, pero tengan siempre valor y perseverancia y la firme confianza de que todo es como debe ser, pues:

Antes de que Mi Hijo, su Jesús, envíe Su Aviso, cada uno de ustedes debe ser probado en cuanto a la confianza, la esperanza y la fidelidad, y sólo el que sea fuerte y perseverante pasará esta prueba.

Así que díselo a los hijos, porque el Aviso está cerca. El Nuevo Reino vendrá, y ese tiempo también está cerca.

Mucho mal caerá aún sobre su mundo, pero ustedes tienen a Jesús y a Dios Padre, su Creador, y Ambos cuidan de cada uno de ustedes quienes Los aman de verdad. Su Espíritu Santo está entre ustedes, enviado para regalarles claridad, fuerza y perseverancia y muchos dones más, así que pídanlos y ¡ÚSENLOS!

¡Deben orar, deben mantenerse firmes, deben esperar y confiar en Jesús! Quien se acobarda ahora, quien no permanece fiel, no alcanzará el Nuevo Reino.

Así que perseveren y supliquen a Nosotros, a Mí, su Madre en el Cielo, a Jesús, su Salvador quien los ama y los espera, al Espíritu Santo por claridad y fidelidad y al Padre por mitigación y cuido. ¡Pidan por mitigación y un acortamiento del tiempo y se les será concedido!

Tantos de ustedes conocen este misterio, tantos de ustedes experimentan este amor infinito, la bondad y el cuidado del Padre, y sin embargo para tantos de ustedes es tan difícil [en] este tiempo.

Hijos, perseveren, porque el tiempo se hará aún mucho más difícil, y ¡bienaventurado el que esté completamente afirmado en Mi Hijo, bienaventurado el que ponga toda su esperanza y su amor en Mi Hijo, bienaventurado el que permanezca fiel a ÉL, su Redentor, hasta el final!

Amados hijos, y es eso lo que son: ¡permanezcan fieles, perseveren y ¡no cedan jamás al maligno!

Hay tantas tentaciones dispersas en su mundo. Pidan ayuda al Padre, recen e imploren el Padre Nuestro. Esta oración es tan preciosa, así que récenla con fervor, Mis amados hijos, porque los salvará de las tentaciones.

Los amo mucho. Oren mucho, oren con fervor y permanezcan siempre fieles a Mi y su Jesús, y confíen en Él, esperen en Él y ámenlo con todo su ser. Amén.

Su Madre en el Cielo.

Madre de todos los hijos de Dios y Madre de la Salvación. Amén.

Jesús, María y Dios Padre: Es un tiempo difícil, ¡pero aguántenlo. Amén.

1373. ¡No se hagan cómplices! — 18.08.2022

Mi hija. Cuando el sol desaparezca, hará frío en la tierra. Así que ahora están intentando «cubrir» el sol, es decir, poner una capa artificial entre él, el sol, y su tierra. Tu lo sabes porque este «intento» se supone que debería haberse realizado hace tiempo. Así que cuando el sol desaparezca, sepan que un gran frío caerá sobre su tierra.

No tienen nada que temer, porque el Padre cuida de ustedes. Sepa y sepan que el intento fallido se hará realidad [ahora]. Así que recen mucho, porque donde no haya sol, no será posible ni calor ni vida. No crecerá nada fructífero, porque sus plantas necesitan la luz del sol. Sus animales no pueden vivir sin el sol (luz solar), USTEDES no pueden vivir sin él.

¡Así que oren mucho y detengan todos los intentos, planes e implementaciones que respectan esto! Ustedes deben enfrentarse a ello, porque sin el sol se enfermarán, sin él sequía y infertilidad llegarán a sus campos, bosques y jardines, sin él, el sol y su radiante luz, ustedes se volverán cansados, tristes e incapaces de vivir.

Así que oren mucho, porque el maligno ha planeado lo peor. No permitan que se «tape» su sol, ¡no importa las mentiras que les presentarán para ello! Sepan que el cambio climático es una de las mayores manipulaciones para ganar dinero y arrinconar a ustedes por parte de aquellos que NO LOS AMAN, y ¡tantos de ustedes están cayendo en esta mentira! ¡Tantos «luchan» por esta mentira en la profunda convicción de que estuvieran haciendo el bien y no ven cuánto están [en realidad] haciendo el juego al diablo y a su élite, concediéndoles y PERMITIÉNDOLES cada vez más poder para todas sus vilezas!

Hijos, ¡despierten y detengan el juego malvado! ¡El Señor, su Creador, creó esta tierra en perfecta armonía y en perfecto amor por ustedes, sus hijos! (¡) No jueguen con fuego (!), porque se quemarán, y lo que es peor, se quitarán su hábitat tan perfectamente creado por el Padre al permitir todo el mal que está haciendo el maligno para destruir su hábitat -y por lo tanto USTEDES-, e incluso lo aclaman y le ayudan sin estar siquiera conscientes de ello.

¡Despierten y detengan esta destrucción de su mundo!

¡Oren al Espíritu Santo para que puedan ver con claridad! Sólo ÉL les dará claridad, sólo ÉL.

¡No escuchen a todas las mentiras que les están siendo presentadas día tras día! ¡Miren hacia afuera y vean lo que realmente está sucediendo! ¡Sus medios de comunicación están llenos de mentiras, atizadas por el quien ESTÁ EN CONTRA DE USTEDES! Pero también hay los buenos que les cuentan la verdad, pero ustedes no los escuchan, y aún peor: los descartan como tontos, mentirosos y con calificaciones aún peores, ¡sin siquiera mirar un poco más allá y profundizar y escuchar de verdad! Porque si lo hicieran, amados hijos, y es eso lo que son, ¡reconocerían la verdad!

Así que oren al Espíritu Santo para que EL les permita reconocer la verdad, y ¡dejen de hacerle el juego al maligno y a su élite constantemente y con buenas ganas y con alegría! ¡Se están llevando a ustedes mismos y a sus hijos al matadero y no lo ven! ¡Despierten, dense la vuelta y vuelvan a encontrar a la verdadera senda!

Jesús es el camino hacia el Reino de los Cielos. Quien esté con Jesús sobrevivirá este tiempo. Así que dense una sacudida y digan SÍ a ÉL, a su Salvador, ¡porque sólo ÉL los librará de toda miseria, sólo ÉL, su Jesús!

¡No esperen más y den el primer paso! Quien siga haciéndele el juego al diablo cavará su propia tumba y se llevará consigo a muchos hijos inocentes.

¡No se hagan cómplices al seguir durmiendo y despierten, dense la vuelta y empiecen a rezar!

¡Su oración es fuerte y provoca tanto bien!

¡Dense la vuelta y no sigan abogando por las intenciones del maligno!

Yo, su Madre en el Cielo quien los ama, los advierto: quien no se convierta, quien lleve a los inocentes a la perdición, Mi Hijo no lo defenderá. El castigo justo le caerá en el Día del Juicio.

¡Así que conviértanse ahora y miren la verdad a la cara!

Terribles males se han planeado y se están siendo llevados a cabo, sin embargo, ¡su oración los combate!

Así que oren y conviértanse, los que aún no hayan encontrado a Mi Hijo.

El tiempo es corto. Conviértanse ahora. Amén.

Con amor,

Su Madre en el Cielo.

Madre de todos los hijos de Dios y Madre de la Salvación. Amén.

Las cosas están mal en su tierra (mundo). Amén.

Extracto de San Bonaventura: «Los hombres deben, querida hija, convertirse ahora, pues de lo contrario soplará un viento que les traerá destrucción, mal, necesidad, así que oren mucho, queridos hijos.»

1372. ¡Mi agradecimiento sea para los hijos! — 15.08.2022

Asunción de María

Mi hija. Mi rebaño de niños tan querido por Mí. Les agradezco mucho que celebran Mi fiesta y Me alegro de todos sus homenajes, oraciones, peregrinaciones y procesiones en honor a Mí, su tan querida Madre en el Cielo.

Mi hija. Diles a los hijos que oren a Mí, porque donde se ora a Mí, llegará la ayuda y la salvación. La paz llega cuando se recen Mis Rosarios con amor y una firme y profunda confianza en Mí, en Mi Hijo.

Por lo tanto, oren mucho, amados hijos, y es eso lo que son, y ¡no dejen nunca cesar sus oraciones! Pídanle a su Santo Ángel de la Guarda que (¡) termine y siga rezando (!) todas sus oraciones con ustedes y por ustedes, ¡para que su oración dé frutos incluso cuando estén distraídos u ocupados!

Mis hijos. ¡Rezar el Rosario a Mí, a su Madre del Cielo, es tan importante en su tiempo actual y para cada uno de ustedes! ¡Si solo supieran todos los milagros que se obtienen al rezarme el Rosario, estarían rezando, rezando, rezando!

Me alegro tanto de la celebración de Mi fiesta y agradezco desde lo más profundo de Mi Sagrado Corazón de Madre a todos Mis hijos tan amados. ¡Mi hijo hará suceder milagros donde se rece Mi Rosario y se Me venere a Mí, su Madre en el Cielo!

Los amo mucho. Mi Hijo los amo mucho. Sus oraciones son importantes para ustedes, para sus seres queridos, para la humanidad y para el mundo entero.

Oren por la paz y la conversión de los pecadores.

Los amo mucho.

Su Madre en el Cielo.

Madre de todos los hijos de Dios y Madre de la Salvación. Amén.

Mi hija. Divulga esto. Mi agradecimiento sea para los hijos. Amén.

1371. ¡Se vería privado de su poder…! — 11.08.2022

Madre de Dios: Mi hija. Tiempos difíciles vienen (ahora) sobre ustedes, pero quien permanece profundamente escondido en Mi Hijo no tiene nada que temer. Estará protegido, pero es indispensable mantener siempre la oración, SU oración.

Jesús: Mi hija. Les esperan días difíciles, pero no temen. Mis hijos están protegidos, pero deben orar y permanecer fieles, devotos y entregados a Mí, su Jesús que tanto los ama y cuida.

Madre de Dios: Fuertes son las tentaciones en sus tiempos actuales, pero quien permanece en oración, en constante comunicación conmigo, con Mi Hijo, tampoco tiene nada que temer aquí.

Jesús: Es su oración la que los guiará en estos tiempos y en los venideros. Así pues, permanezcan en oración, a solas y en grupos de oración, como sea posible para cada uno de ustedes, y no dejen que su oración cese. Mi Espíritu Santo los protege de la confusión y de la aberración, pero deben orar a ÉL siempre y con fervor y pedirle a ÉL, al Espíritu Santo que surgió y surge de Mí y del Padre, diariamente.

Mi hija. Diles a los hijos que sólo a través de su oración se puede soportar este último tiempo.

Si la humanidad solo se diera cuenta de la fuerza y del poder de la oración, ustedes y el mundo estarían mucho mejor. El diablo se vería privado de su poder, pues donde la gente ora devota, profusa y fervientemente él, Mi adversario, es IMPOTENTE.

Así que, ¡usen la oración y crean en su poder! ¡Yo permito que Mis milagros tengan lugar donde la gente reza!

Muchos no lo ven, porque están ciegos a Mis milagros. Pero aquellos de ustedes que son fieles a la oración y a Mí, los que tienen la verdadera fe y la verdadera confianza y la verdadera esperanza dentro de ustedes, reconocen Mis milagros, sean grandes o pequeños.

Así que entréguense completamente a Mí, porque Yo, su Jesús, hago que Mis milagros les sucedan a ustedes también, pero deben convertirse y esperar y confiar en Mí, su Jesús, y darme a Mí, su Jesús, su irrevocable SÍ.

Conviértanse, amados hijos de la tierra, ¡y renuncien a este mundo tan pecador! Éste pasará y un Nuevo, Glorioso [mundo] vendrá para aquellos que verdaderamente creen en Mí y que verdaderamente están conmigo, con su Jesús.

No se dejen engañar, porque el diablo es un y EL engañador. ¡No caigan en sus trampas, que son cada vez más grandes, cada ves más en número y cada vez más ocultas!

Es fácil evitar los grandes, pero son los pequeños pecados los que los llevan más y más hacia él hasta que haya ganado poder sobre ustedes y ya no puedan encontrar el camino hacia Mí, hacia su Jesús y por tanto hacia el Padre, Dios, el Altísimo.

Renuncien al diablo y presten atención a todos los pequeños pecados.

¡El que miente no está conmigo!

¡El que golpea no está conmigo!

¡El que grita no está conmigo!

No se alejen de Mí y ¡no le den una oportunidad al diablo! Sé que muchos de ustedes viven en situaciones malas y provocativas, sin embargo, mantengan la calma y superen cualquier ataque que TODOS Y CADA UNO vienen del diablo.

¡Con una sonrisa y con amor en el corazón!

Yo habito en cada uno de ustedes, ¡ténganlo siempre presente!

Así que oren ahora y pidan por fuerza y perseverancia, porque los tiempos serán difíciles.

Los amo mucho,

Su Jesús.

Redentor de todos los hijos de Dios y Redentor del mundo con María, su Madre en el Cielo y Corredentora, y Dios Padre presentes. Amén.

1370. ¡Siempre estamos con ustedes! — 30.07.2022

Mi hija. Diles a los hijos que los amamos y que siempre estamos con ellos. Por favor, díselo. Amén.

San Bonaventura

1369. ¡Es una prueba dura! — 29.07.2022

Mi hija. Mis hijos del Ejército Remanente tan amados por Mí: ¡No teman y en TODO EL TIEMPO permanezcan fieles a Mí, su Jesús que tanto los ama, que Soy su Salvador y Redentor!

Mi hija. Diles a los hijos de la tierra ahora lo siguiente: Mis hijos. Mis hijos tan amados por Mí. El fin vendrá sobre ustedes como un ladrón en la noche, que nadie esperaba.

Ustedes creen que están seguros, sin embargo, su seguridad sólo está en Mí, en su Jesús.

Su seguridad es terrenal, ¡pero TODO lo terrenal ES transitorio! Así que vuélvanse a Mí y no acumulen ni bienes ni otras riquezas, porque: Cuando llegue el fin, tendrán la esperanza de haber encontrado el camino hacia Mí, hacia su Jesús, pues: Todo les será arrebatado y NADA podrán llevar con ustedes tan pronto como la mano reprendedora del Padre, QUE CASTIGARÁ A TODOS USTEDES los que no están conmigo, con su Jesús, Salvador de ustedes y del mundo, se abalance, y ese momento está cerca, ¡está tan cerca!

¡Ahora se desatarán muchas calamidades, pero Mis hijos fieles no tienen por qué temer!

Cuando las guerras (focos de guerra) se extiendan, el hambre caiga sobre su mundo, las pestes serán sembradas y los venenos desparramados sobre ustedes y sus suelos, no caigan nunca en el miedo, sino lleven la esperanza en sus corazones y oren. Su oración mantendrá alejado tanta desgracia, y los hará caminar fuertes y firmes a través de este tiempo que ahora se avecina.

No tengan miedo nunca y permanezcan siempre fieles a Mí, ¡ENTONCES NO TIENEN NADA QUE TEMER!

Ahora deberían tener preparadas las provisiones en sus casas, ¡pero su fe también debe crecer! ¡Donde la fe es grande y la confianza en Mí y en el Padre, su Creador, es sincera y verdadera, ¡allí el Padre multiplicará!

¡No sufrirán hambre si tienen una fe profunda! Es una prueba dura, amados hijos, y es eso lo que son, pero su fe debe ser fuerte y perseverante. Amén.

Mi hija. Mis hijos tan amados por Mí. Cuando la guerra se extienda, cuando lleguen las pestes, cuando la necesidad de comida y bebida sea grande, entonces sepan que Yo, su Jesús, estoy con ustedes. ¡Deben orar y deben permanecer conmigo!

Cuando las plagas aumenten, cuando el clima y las condiciones de la tierra se conviertan en catástrofes, entonces sepan que el maligno pronto llegará a su fin.

¡Deben permanecer fuertes, queridos hijos, y es eso lo que son, y deben permanecer preparados!

El maligno envía a su Anticristo, ¡y este tiempo será feo para ustedes!

Sólo los paganos superficiales lo celebrarán como una estrella, un héroe sin precedentes, y ¡muchos de ustedes también lo harán, porque no tienen una fe profunda en Mí y en el Padre!

¡Estén advertidos, porque el que viene no soy Yo!

¡Estén advertidos, porque el que viene les traerá sufrimiento y perdición!

Estén advertidos, porque él se hará pasar por Mí, y quien crea esto estará condenado a la perdición. Se perderá porque ha caído en la trampa del diablo. ¡Sólo a través de Mi Espíritu Santo permanecerán a salvo de esta aberración tan terrible!

¡Así que recen a ÉL diariamente y en todo momento, para que puedan mantenerse fuertes y firmes y siempre fieles a Mí, su Jesús!

Los amo mucho. Deben perseverar, aunque en este momento esto sea difícil para tantos hijos.

No crean que después del verano europeo todo seguirá «normal», ¡oh NO! Tendrán un duro despertar, pues la peor de las penurias quieren traer a ustedes.

Tengan cuidado con sus planes de viaje, porque les irá mal. ¡Cuando se vuelvan a cerrar las fronteras y las pestes se extiendan sobre ustedes, sepan que es el maligno quien busca vencerlos una vez más con este sufrimiento!

Sepan que el hambre es sólo para PONERLOS A TODOS USTEDES DE RODILLAS para que acepten todo -¡de libre albedrío!- lo que el maligno les tiene reservado.

¡Sepan que, si aceptan su marca, estarán condenados!

¡Así que permanezcan completamente escondidos en Mí, en su Jesús, y oren especialmente también por sus sacerdotes! A ellos les espera un tiempo terrible, y también tendrán lugar muchos martirios en Europa. A Mis hijos los quieren exterminar o reeducar. Estos planes malignos ya los encuentran en sus tiempos. Cada vez ganan más popularidad y aclamación de una población que vive en la más absoluta oscuridad y aberración.

Por eso es importante que oren y que sus hijos serán educados con la verdadera fe, porque el diablo se ha colado en sus escuelas y se les enseñan tantas mentiras a sus hijos. Los quieren desarraigar en su fe en Mí, en su Jesús, y los quieren desarraigar de las tradiciones, la historia y las costumbres de su patria. Todo quieren convertir en UNO, ¡pero esto NO ES POSIBLE!

Yo, su Jesús, estoy listo para ayudarles, sepan que cuando todo parezca totalmente desesperado, Mi Aviso les llegará y el Padre ya intervendrá poco después. Al Anticristo se le concede sólo un corto tiempo, así que manténgase fuertes y perseveren y oren por la mitigación y el acortamiento del tiempo. Amén.

Con profundo amor.

Su Jesús desde la Cruz. Amén.

Divulga esto, Mi hija. El fin está cerca, pero todavía tienen que soportar mucho sufrimiento y penurias y desgracia.

1368. ¡Diles a los hijos… ! — 27.07.2022

Mi hija. Diles a los hijos que les están esperando tiempos malos, pero diles también que Yo, su Jesús, los amo con todo Mi corazón.

Diles que Mi Padre y Yo escuchamos todas las oraciones y diles que es su oración la que mitiga y frena lo peor.

Diles cuánto Nos agradan sus oraciones, a Mi Padre y a Mí, pero diles también que las dirijan fervientemente a Nosotros.

Diles que Nuestro amor es infinito, y diles que a través de su oración muchas calamidades serán aún alejadas.

Diles que a través de su oración están cambiando tantas cosas y diles que a través de su oración aún se convertirán muchos hijos más.

Diles que Mi Espíritu Santo está esperando que se dirijan a ÉL y diles que ÉL es enviado para tocar los corazones de los que todavía son apóstatas.

Diles que es a través de su oración que también sus seres queridos pueden ser salvados, pero diles que sus oraciones deben ser realizadas con corazón y fe.

Diles que aún no es demasiado tarde para convertirse y diles que permanezcan siempre fieles y entregados a Mí, su Jesús.

Su mundo está vacilando, es decir, mucha desgracia quieren hacer caer y [efectivamente] caerá sobre ustedes, sin embargo, (¡) el alcance de ello depende de SU ORACIÓN (!), amados hijos, y es eso lo que son.

El diablo está enfurecido, la mano castigadora del Padre golpeará y ¡bienaventurado el que presta atención a Mi y Nuestra Palabra en estos mensajes, bienaventurado el que es fiel a Mí, su Jesús, Salvador y Redentor, bienaventurado el que ora con fervor y con corazón!

Cuanto más oren, ¡más suave será el final!

Cuanto más oren, ¡más hijos encontrarán el camino hacia Mí, hacia su Jesús!

Cuanto más oren, ¡más fácil les resultará para ustedes!

Cuanto más oren, ¡más suave será el juicio del Padre!

Oren, amados hijos, y es eso lo que son, oren, porque un corazón que ora está en el amor. Está en paz y se alegra. Cree y conserva la esperanza.

Así que oren, amados hijos, y es eso lo que son, porque con su oración se mantendrán fuertes y firmes y mitigarán las peores calamidades.

Oren, Mis hijos, oren, ¡porque si no oran, pronto habrán esperado no haber interrumpido jamás la oración!

Yo, su Jesús, los amo mucho. ¡Su oración mitiga y su oración hace que se produzcan muchos milagros de este tiempo!

Así que oren con fervor y con un corazón piadoso y creyente a Mí, al Padre y al Espíritu Santo. Amén.

Oren a Mi Madre, porque ¡son sus rosarios los que producen tanto bien!

Oren y pidan también a sus santos, porque es a través de Ellos que hago que ocurran muchos milagros. Amén.

Tu y su Jesús desde la cruz. Amén.

Mi hija. Su mundo está llegando a su fin, pero la gente vive (sigue viviendo) como si esto no fuera cierto. Pero Yo les digo: Conviértanse para que no se pierdan y oren.

Oren, Mis hijos, oren. Amén.

Su Jesús en agonía. Amén.

1367. ¡No escuchen a su entorno! ¡No teman en ningún momento! — 20.07.2022

Jesús: Mi hija. No teman. Lo que se ha dicho se está llevando a cabo y pronto, muy pronto, se les presentarán nuevas abominaciones y ultrajes.

Dios Padre: No tengan miedo nunca, amados hijos del Ejército Remanente, y no teman en ningún momento. Su fe será puesta a prueba en este tiempo que se avecina. Así que manténganse fieles a Mi Hijo y estén preparados en todo momento. El fin está cerca, sin embargo, muchas calamidades están aún por caer sobre su mundo tan vergonzoso.

Madre de Dios: ustedes deben permanecer fuertes y firmes y siempre fieles a Mi Hijo. Deben rezar, amados hijos, y es eso lo que son, ¡deben rezar! Su oración mitiga tanto y mantiene a raya la ira del Padre. Deben ser fuertes y muy valientes, y deben ser firmes y siempre fieles a Jesús. Sólo aquel que sea fiel a ÉL, Jesús, su Salvador y Redentor, será elevado y el Nuevo Reino será su hogar. Pero el que ceda y se deje vencer, que se lo digan:

¡Reza más, amado hijo, reza más! ¡Suplica por ayuda y firmeza al Padre y al Hijo y pide el poder del Espíritu Santo! EL que es todopoderoso escuchará tu oración, y EL que es todopoderoso no dejará que ninguno de Sus hijos perezca. Por lo tanto, ¡ora y suplica al Padre en el Cielo y mantente fuerte! Sólo Jesús es el camino al Reino de los Cielos, sólo ÉL te elevará y guiará el camino hacia el Padre.

Quien se pone débil, quien se siente débil, que rece más. ¡El Padre escucha sus oraciones, pero deben ser dirigidas a ÉL!

Jesús: ¡No escuchen a su entorno, porque tanta gente cree que lo sabe todo mejor!

Escuchen a Mi y Nuestra Palabra en estos mensajes, porque sólo a través de Mí, a través de su Jesús, alcanzarán el Nuevo Reino. Amén.

Los amo mucho, queridos hijos, y es eso lo que son. Manténganse fuertes y fieles a Mí. Siempre. Amén.

Madre de Dios: Recen mucho, amados hijos, y es eso lo que son. Sólo a través de su oración se mantendrán fuertes, sólo a través de su oración podrán mitigar lo peor, ¡porque el Padre cumple lo que promete y mitiga donde haya oración!

Dios Padre: Yo, su Padre en el Cielo, los amo mucho.

Recen mucho, amados hijos, y perseveren en este tiempo que ahora llega.

Yo, su Padre en el Cielo, escucho sus oraciones y Yo, su Padre en el Cielo, intervengo. Permanezcan fieles a Jesús y no se dejen tentar.

El diablo es un engañador y mediante el engaño y la astucia tratará de tentarlos a ustedes, pero no tengan nunca miedo, porque quien permanezca en la oración y fiel a Jesús no tiene nada que temer.

Los amo mucho.

Su Padre en el Cielo, Jesús, su Redentor, y su Madre María quien los ama, Corredentora. Amén.

1366. ¡No deben ceder nunca! ¡Su confianza será puesta a prueba severamente! — 05.07.2022

Mi hija. Se avecinan días difíciles, pero no teman. Los hijos de Mi Hijo están siendo cuidados. No deben ceder nunca (a la desesperanza u otras cosas). Permanezcan fuertes y preparados en todo momento, pues la fecha de su redención se acerca con cada día que pasa. Serán elevados y el Nuevo Reino será su hogar, pero no deben acobardarse.

Permanezcan fuertes, amados hijos del Ejército Remanente, permanezcan fuertes, preparados y fieles. Jesús cuida. El Padre cuida. Su mano castigadora y justa sólo golpeará a los que están lejos de Mi Hijo. El que permanezca fiel y entregado no tiene nada que temer.

Tengan preparadas provisiones. También aquí el Padre proveerá y aumentará, si fuese necesario. Crean y confíen. Su confianza será puesta a prueba severamente en estos días y en los días venideros.

Por lo tanto, permanezcan siempre fieles a Jesús y no LO confundan. El que viene no es Mi Hijo. El que dice que fuese ÉL no lo es. ¡Mi Hijo, su Jesús, no habitará entre ustedes por 2da vez!

Así que tengan esto firmemente ante sus ojos e impreso en su espíritu: El que viene y se les presenta como el Salvador ¡NO LO ES!

Así que permanezcan fuertes y perseveren. Vendrá un tiempo muy feo, ¡y los hijos que se han entregado al diablo celebrarán al que no es Mi Hijo!

Pero ustedes, amados hijos del Ejército Remanente deben permanecer fuertes en la fe y la confianza, porque muchos se acobardarán que no están firmemente anclados en Mi Hijo y tratarán de convencerlos de que el anticristo es el Mesías.

No caigan en su trampa. Sepan que Jesús recién vendrá después de este tiempo, pero nunca morará entre ustedes, como ellos, los advenedizos y perdidos, quieren hacerles creer.

¡No crean las mentiras! Mi Hijo está con los que son verdaderamente entregados a Él. ¡Su Espíritu Santo les ayuda a discernir y a reconocer la verdad!

Así que oren y supliquen por claridad y reconocimiento diariamente al Espíritu Santo, ¡de esta manera se preservarán de la confusión y la aberración y reconocerán al maligno! Pidan por constancia y perseverancia, ¡utilicen las oraciones, novenas y letanías al Espíritu Santo!

Oren, amados hijos, ¡oren e imploren que no sean presa de las mentiras y que sean capaces de discernirlas! ¡Este don de discernimiento se lo da el Espíritu Santo cuando le rezan y le imploran! Amén.

Pidan al Padre por la mitigación y el acortamiento del tiempo. Mucho ya se han evitado y/o mitigado.

¡Su oración es importante! ¡A través de su oración ocurren numerosos milagros! Por lo tanto, ¡utilicen la oración y no dejen de rezar!

Los amo mucho.

Su Madre en el Cielo.

Madre de todos los hijos de Dios y Madre de la Salvación. Amén.