336. ¡Nuestro Señor está siendo expulsado y ustedes lo permiten! — 06.11.2013

Todo el mundo está muy triste hoy: «Jesús está siendo expulsado cada vez más».

Vengan a Mis brazos y sean reconfortados en estos tiempos.

Mi hija. Si supieran lo mal que ya está su mundo, no harían más que llorar, aquellos que tienen un corazón amoroso.

Por lo tanto, devuélvanse todos ustedes y vengan al Señor, porque sólo quien vive con ÉL se salvará.

El diablo se está apoderando de cada vez más almas, y muchos hijos ni siquiera se dan cuenta de aquello. Su única salvación es el Señor, por lo tanto, devuélvanse y denle su SÍ a Jesús, para que su alma se salve del infierno y puedan entrar en la Nueva Gloria del Señor.

Los amo. Su Bonaventura. Amén.

«Nuestro Señor está siendo expulsado y ustedes lo permiten. Por eso nos ves tristes y llenos de pena y preocupación por ustedes, Mis hijos, porque los amamos mucho. ¡Devuélvanse! Vengan al Señor y todo va a ser bien (para ustedes y su alma). Gracias.

Mi hija. Diles a Nuestros hijos que deben guardar a Jesús en sus corazones. Diles esto, por favor. Gracias, Mi hija. Sant Josep de Calassenç.»

«El Señor se les está siendo arrebatado y ustedes no haces nada al respecto. Diles a Nuestros sacerdotes que ésta no es la manera de seguir. Están pecando contra el Señor si no se levantan y lo tratan de impedir. Díselo, Mi hija. Te lo agradezco. Tu San Bonaventura.»